Óxi­do ni­tro­so

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - MA­NUEL-LUIS CA­SAL­DE­RREY

El óxi­do ni­tro­so, co­no­ci­do co­mo gas de la ri­sa, es no­ti­cia (La Voz, 26-7) por­que se es­tá ven­dien­do co­mo dro­ga ba­ra­ta. La Po­li­cía Lo­cal de Mar­be­lla des­cu­brió en ju­nio pa­sa­do 2.400 do­sis de es­te gas en el ma­le­te­ro del co­che de un tu­ris­ta. El óxi­do ni­tro­so fue pre­pa­ra­do por pri­me­ra vez por Priestley en 1772. Com­pro­bó que no era tó­xi­co y que al ser in­ha­la­do pro­du­cía un es­ta­do de ex­ci­ta­ción his­té­ri­ca en las per­so­nas, que se po­nían a reír es­tre­pi­to­sa­men­te. El quí­mi­co in­glés H. Davy (1778-1829) des­cu­brió que la in­ha­la­ción pro­lon­ga­da de óxi­do ni­tro­so pro­du­cía in­cons­cien­cia tem­po­ral. Davy su­gi­rió que po­dría em­plear­se co­mo anes­té­si­co en ope­ra­cio­nes qui­rúr­gi­cas, pe­ro su pro­pues­ta no tu­vo eco y el gas se uti­li­za­ba co­mo en­tre­te­ni­mien­to. Has­ta que el den­tis­ta H. Wells lo usó en ex­trac­cio­nes den­ta­rias. Cir­cu­la en la Red un ví­deo en el cual tres jó­ve­nes in­ha­lan el óxi­do ni­tro­so con­te­ni­do en unos glo­bos y aca­ban rién­do­se de for­ma his­té­ri­ca, es­tre­pi­to­sa e in­con­tro­la­da, re­tor­cién­do­se y ti­rán­do­se por el sue­lo.

La in­ha­la­ción de óxi­do ni­tro­so tie­ne otros efec­tos se­cun­da­rios que pue­den pro­vo­car in­clu­so la muer­te. Ni se le ocu­rra con­su­mir­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.