Por­tu­gal pre­mia la vuel­ta de los jó­ve­nes que emi­gra­ron con em­pleo e in­cen­ti­vos

Ofre­ce re­co­lo­ca­ción a los per­fi­les cua­li­fi­ca­dos y fi­nan­cia­ción a los emprendedores

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía - M. SÍO DO­PE­SO

Po­dría pa­sar en Ga­li­cia, don­de, des­de el ini­cio de la cri­sis, han aban­do­na­do la co­mu­ni­dad 103.092 re­si­den­tes de 16 a 35 años. Pe­ro, de mo­men­to, so­lo es­tá ocu­rrien­do en Por­tu­gal.

Bruno Ser­dou­ra, de 33 años, un ges­tor fi­nan­cie­ro que tra­ba­ja en Zú­rich des­de ha­ce dos años; y Ri­car­do Pin­to, in­ge­nie­ro de 29 años es­ta­ble­ci­do en Lon­dres al ser­vi­cio de una mul­ti­na­cio­nal fran­ce­sa, son dos ob­je­ti­vos cla­ros del plan de re­torno de jó­ve­nes emi­gra­dos lan­za­do por la pa­tro­nal lusa AEP (Aso­cia­ción de Em­pre­sa­rios de Por­tu­gal), y al que se aca­ba de su­mar el Go­bierno con to­da la ar­ti­lle­ría (Mi­nis­te­rio dos Ne­go­cios Ex­tran­je­ros, Al­to Co­mi­sa­ria­do pa­ra as Mi­grações y el AICEP, la agen­cia pa­ra la in­ver­sión y el co­mer­cio ex­terno).

De en­tra­da, la idea es po­ner a dis­po­si­ción de los emi­gra­dos el ser­vi­cio de to­da la red di­plo­má­ti­ca lusa, y el apo­yo fi­nan­cie­ro ne­ce­sa­rio pa­ra mo­vi­li­zar el re­gre­so de la ge­ne­ra­ción per­di­da de en­tre 30.000 y 40.000 jó­ve­nes cua­li­fi­ca­dos que aban­do­na­ron el país du­ran­te los años del res­ca­te, de­bi­do a las du­ras po­lí­ti­cas de aus­te­ri­dad, el in­cre­men­to del pa­ro y la fal­ta de opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les.

A cam­bio de la vuel­ta a ca­sa, Por­tu­gal ofre­ce a sus jó­ve­nes un es­ce­na­rio com­ple­ta­men­te dis­tin­to al que de­ja­ron en su mar­ca. El PIB lle­va tres años se­gui­dos cre­cien­do. La in­ver­sión ex­tran­je­ra (900 mi­llo­nes de eu­ros en el 2016) se ha con­ver­ti­do en uno de los gran­des ele­men­tos di­na­mi­za­do­res de la eco­no­mía lusa, con la im­plan­ta­ción de gran­des em­pre­sas mul­ti­na­cio­na­les (Em­braer, Sam­sung...) y otras me­nos gran­des, que es­tán dis­pa­ran­do la de­man­da de mano de obra es­pe­cia­li­za­da.

«Es un des­per­di­cio no apro­ve­char la ca­pa­ci­dad de es­ta ge­ne­ra­ción lle­na de mun­do y de ta­len­to», afir­ma Pau­lo Nu­nes de Al­mei­da, pre­si­den­te de la pa­tro­nal por­tu­gue­sa AEP.

Red co­la­bo­ra­ti­va de aco­gi­da

Al­mei­da re­co­no­ce que es utó­pi­co pen­sar en que se pue­da ge­ne­rar un re­gre­so ma­si­vo que dé lu­gar a una sa­tu­ra­ción de la de­man­da de em­pleo o a una ex­plo­sión de nue­vos ne­go­cios. «El pro­gra­ma tie­ne la vir­tud de re­for­zar la co­ne­xión de los jó­ve­nes al país e in­cor­po­rar mo­de­los de aco­gi­da ade­cua­dos, ya sea co­mo asa­la­ria­dos, o a tra­vés de ne­go­cios pro­pios. En los dos ca­sos, los jó­ve­nes se be­ne­fi­cia­rán del res­pal­do de la fun­da­ción y del Go­bierno», ex­pli­ca le pre­si­den­te de los em­pre­sa­rios por­tu­gue­ses.

Aña­de que, «quien se aven­tu­re a po­ner en mar­cha una ini­cia­ti­va em­pren­de­do­ra con­ta­rá con el fir­me apo­yo en la agi­li­za­ción de pro­ce­sos, co­ne­xio­nes a in­cu­ba­do­ras, ban­ca y so­cie­da­des de ca­pi­tal de ries­go». El pro­gra­ma ha si­do bau­ti­za­do con el nom­bre Em­preen­der 2020. Y ya tie­ne lo­ca­li­za­dos a 1.500 in­tere­sa­dos.

«Que­re­mos es­ta­ble­cer una red co­la­bo­ra­ti­va en­tre aque­llos jó­ve­nes que es­tán fue­ra y que po­ten­cial­men­te ma­ni­fies­ten su de­seo de re­gre­sar a Por­tu­gal y un con­jun­to de en­ti­da­des por­tu­gue­sas que los quie­ren aco­ger. La Fun­dação AEP va, na­tu­ral­men­te, a ca­pi­ta­near to­do es­te tra­ba­jo, y ade­mas va a im­pli­car tam­bién a los ayun­ta­mien­tos, co­mu­ni­da­des in­ter­mu­ni­ci­pa­les, cen­tros de in­ves­ti­ga­ción y, por su­pues­to, las em­pre­sas», ase­gu­ra Nu­nes de Al­mei­da.

Más de 100.000 por­tu­gue­ses de en­tre 16 y 32 años aban­do­na­ron el país con la cri­sis

M. MORALEJO

Dos jó­ve­nes por­tu­gue­sas, en el ae­ro­puer­to Sa Car­nei­ro de Opor­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.