Pa­ro en mí­ni­mos, re­pun­te sa­la­rial y más con­su­mo

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía - M. S. D.

La re­cu­pe­ra­ción que ha pro­ta­go­ni­za­do la eco­no­mía por­tu­gue­sa des­de que en el año 2011 pi­dió el res­ca­te a la UE —78.000 mi­llo­nes de eu­ros—, a cam­bio de rea­li­zar no po­cos re­cor­tes que han si­do du­ra­men­te cri­ti­ca­dos y su­fri­dos a partes igua­les por su po­bla­ción, han lle­va­do a mu­chos paí­ses del en­torno co­mu­ni­ta­rio a ha­blar de «mi­la­gro eco­nó­mi­co por­tu­gués».

No en vano, Por­tu­gal pue­de sa­car pe­cho y pre­su­mir de con­tar con una ta­sa de pa­ro del 10 %. Al cie­rre de ju­nio, es­ta­ban ins­cri­tas 432.274 per­so­nas en los cen­tros de em­pleo lu­sos, una ci­fra que es la más ba­ja re­gis­tra­da des­de di­ciem­bre del 2008. Y es­te in­cre­men­to de la po­bla­ción ac­ti­va es con­se­cuen­cia de unas ci­fras eco­nó­mi­cas que no ha­cen otra co­sa que ir en as­cen­so.

En el pri­mer tri­mes­tre del año su PIB des­pun­tó un 2,8 %, la ma­yor ta­sa in­ter­anual des­de el año 2007 y las pre­vi­sio­nes de su Go­bierno apun­tan a que ce­rra­rá el año con un cre­ci­mien­to del 1,8 %, en lí­nea con los cálcu­los que ma­ne­ja el Fondo Mo­ne­ta­rio In­ter­na­cio­nal.

Es­tas bue­nas ci­fras han ido acom­pa­ña­das, ade­más, de un fuer­te re­cor­te de su dé­fi­cit pú­bli­co. En el 2016 se si­tuó en el 2 % y Bru­se­las pre­vé que si­ga con­tra­yén­do­se has­ta el 1,8 %, lo que la ha lle­va­do a sa­car al país de su «lis­ta ne­gra de in­cum­pli­do­res del dé­fi­cit», en la que aún fi­gu­ra Es­pa­ña.

En es­te con­tex­to, el país ve­cino cuen­ta con un fuer­te ele­men­to de com­pe­ti­ti­vi­dad: su mano de obra más ba­ra­ta, a pe­sar de que el cos­te se es­tá in­cre­men­tan­do.

El sa­la­rio me­dio en Por­tu­gal en el 2016 fue de 17.521 eu­ros al año, es de­cir 1.460 eu­ros al mes, si se ha­ce el cálcu­lo a par­tir de un su­pues­to de 12 pa­gas anua­les.

Es­to sig­ni­fi­ca que el sa­la­rio me­dio ha subido un 1,39 % res­pec­to al año an­te­rior, es de­cir, 241 eu­ros. Es­te in­cre­men­to es ma­yor que el del IPC re­gis­tra­do en el 2015 que fue del 0,4 %. Por lo tan­to, los tra­ba­ja­do­res han ga­na­do po­der ad­qui­si­ti­vo, y eso tam­bién re­per­cu­te en el con­su­mo y el au­men­to de la de­man­da in­ter­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.