Las ban­das, el asun­to pen­dien­te

As­pas y Beau­vue su­fren en la de­re­cha y el la­te­ral iz­quier­do pa­re­ce huér­fano sin Jonny

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - X. R. CAS­TRO

Dos amis­to­sos des­pués, apa­re­cen otros tan­tos asun­tos a so­lu­cio­nar en la cons­truc­ción del Cel­ta de Un­zué: el ex­tre­mo de­re­cho y la sa­li­da de ba­lón sin co­rrer ries­gos. En el pri­me­ro de los as­pec­tos, Ia­go As­pas y Beau­vue pue­den adap­tar­se pe­ro es­tán le­jos de su po­si­ción na­tu­ral de nue­ve. En el se­gun­do, la pre­sión del Brent­ford pue­de con­si­de­rar­se una pie­dra de to­que de ca­ra a la Li­ga. Lue­go es­tán las in­cóg­ni­tas de las pro­ba­tu­ras en po­si­cio­nes no ha­bi­tua­les.

Beau­vue y As­pas, le­jos de su lu­gar na­tu­ral

El gua­da­lu­pe­ño acu­mu­la 105 mi­nu­tos de pre­tem­po­ra­da en esa de­mar­ca­ción y su ré­di­to has­ta el mo­men­to fue un en­ve­ne­na­do dis­pa­ro a Mac­kay en el par­ti­do an­te el Ra­cing en Fe­rrol. An­te el Brent­ford ape­nas en­tró en jue­go y fue el la­te­ral Hu­go Ma­llo que más per­cu­tió por esa zo­na du­ran­te el pri­mer tiem­po. Ia­go ha mar­ca­do un gol con me­nos pre­sen­cia (75 mi­nu­tos), pe­ro no aca­ba de sa­car to­do su mues­tra­rio ba­lom­pé­di­co. An­te el Spor­ting de Gi­jón en­tró bas­tan­te en jue­go pe­ro en Lon­dres cen­tró su ba­ta­lla en las pro­tes­tas al ár­bi­tro y so­lo se de­jó ver cuan­do via­jó al cen­tro, aun­que sin crear nin­gu­na oca­sión cla­ra de pe­li­gro. En un sis­te­ma en don­de pri­man tan­to las ban­das, la po­si­ción de ex­tre­mo se an­to­ja pri­mor­dial.

As­fi­xia­dos por la pre­sión

Aun­que con Ma­xi Gó­mez en el cam­po se per­mi­te al­gu­na li­cen­cia en for­ma de ba­lón en lar­go, la idea pri­mor­dial del Cel­ta si­gue sien­do ju­gar el ba­lón de por­te­ría a por­te­ría, com­bi­nan­do pa­ra sal­tar­se las lí­neas del ri­val. El Brent­ford pu­so en aler­ta a Un­zué a ro­bar un buen pu­ña­do de ve­ces en cam­po con­tra­rio, algunas ve­ces in­clu­so cer­ca del área. Ade­más el gol lle­gó en una con­tra pro­pi­cia­da por una pérdida muy le­jos de la por­te­ría de Ru­bén que la za­ga ce­les­te no fue ca­paz de cor­tar.

El pi­vo­te de­fen­si­vo no pa­re­ce su lu­gar

Su­fre Pa­pe en la po­si­ción de an­cla, mo­vien­do el equi­po des­de atrás. El se­ne­ga­lés bus­ca el pa­se en ho­ri­zon­tal co­mo re­cur­so de se­gu­ri­dad, to­do lo con­tra­rio que ha­ce cuan­do se suel­ta 20 me­tros más arri­ba, su lu­gar más na­tu­ral. El eje del equi­po cam­bia de un mo­do sus­tan­cial cuan­do Ra­do­ja to­ma el man­do de las ope­ra­cio­nes. Fal­ta por sa­ber si Un­zué uti­li­za a Pa­pe en esa po­si­ción co­mo re­cur­so de emer­gen­cia has­ta que Her­nán­dez pue­da apor­tar des­de esa de­mar­ca­ción o si real­men­te con­tem­pla al can­te­rano co­mo al­ter­na­ti­va pa­ra ese lu­gar.

Una fór­mu­la de ries­go des­fen­si­vo

Aun man­te­nien­do el 4-3-3 co­mo ma­triz tác­ti­ca, el Cel­ta ha apos­ta­do has­ta el mo­men­to por un so­lo pi­vo­te de­fen­si­vo, co­lo­can­do a dos interiores por de­lan­te. La fór­mu­la arries­ga­da en de­fen­sa, tie­ne fá­cil so­lu­ción si en el cen­tro del cam­po ha­bi­tan ju­ga­do­res co­mo Wass que re­plie­gan de un mo­do ins­tin­ti­vo, pe­ro des­co­se al equi­po con otro ti­po de fut­bo­lis­tas.

Pam­pín, le­jos de su lu­gar

Aun­que el ver­bo del cuer­po téc­ni­co di­ga lo con­tra­rio, a día de hoy el Cel­ta so­lo cuen­ta con un la­te­ral iz­quier­do de­fi­ni­do: Jonny Cas­tro. Pam­pín, el ju­ve­nil, le po­ne to­do el em­pe­ño del mun­do, pe­ro su­fre en las mar­cas. Jo­ta Pe­le­tei­ro, muy mo­ti­va­do, le cau­só más de un pro­ble­ma al can­te­rano. Alen­de dis­pu­tó el pri­mer par­ti­do pe­ro en Lon­dres fue el úni­co que se que­dó sin ju­gar y hay que te­ner en cuen­ta que el com­pos­te­lano es cen­tral, no la­te­ral.

Da­vid Cos­tas co­mo la­te­ral de­re­cho y Hjul­sa­ger si­gue en el ex­tre­mo iz­quier­do

Si Ron­ca­glia fue la al­te­na­ti­va a Hu­go Ma­llo en Fe­rrol, en Lon­dres Un­zué de­ci­dió pro­bar a Da­vid Cos­tas en esa ubi­ca­ción, un lu­gar en el cam­po que no le es ex­tra­ño al cha­pe­lei­ro pe­ro en el que no ter­mi­na de sen­tir­se có­mo­do. En la iz­quier­da, cu­rio­sa­men­te, has­ta el mo­men­to se es­tá mos­tran­do más in­ci­si­vo Hjul­sa­ger que Pio­ne Sis­to, aun­que An­drew sea dies­tro y su cos­ta­do na­tu­ral es­té huér­fano de ex­tre­mo pu­ro por aho­ra.

Bue­nos mi­nu­tos pa­ra reivin­di­car­se an­te el Brent­ford

Lo tie­ne di­fí­cil Iván Vi­llar pa­ra ha­cer­se un hue­co en­tre la com­pe­ten­cia en­tre Ser­gio y Ru­bén. Has­ta el mo­men­to el can­gués es quien más ha ju­ga­do de los tres (90 mi­nu­tos) y si en A Ma­la­ta es­tu­vo co­rrec­to e in­clu­so des­ba­ra­tó una op­ción de pe­li­gro, an­te los in­gle­ses hi­zo dos pa­ra­das de mé­ri­to que impidieron el ter­cer gol lo­cal. La pri­me­ra en­men­da­do un pa­se atrás dia­bó­li­co de Jonny Cas­tro y en la se­gun­da aguan­tan­do al de­lan­te­ro muy cer­ca del área pe­que­ña.

BRENT­FORD FC

Los in­gle­ses es­tu­vie­ron más in­ten­sos que el Cel­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.