Po­dio lu­cen­se

Con más de 50 años si­gue en ac­ti­vo y no se po­ne fe­cha pa­ra de­jar el de­por­te de éli­te

La Voz de Galicia (Lugo) - - La Voz De Lugo - X. R. PENOUCOS

J.M. Abe­lai­ras: «No sé cuán­do voy a ju­bi­lar­me, pe­ro com­pe­ti­ré en 2019 en tenis de me­sa en Chi­na»

Jo­sé Ma­nuel Abe­lai­ras lle­va to­da una vi­da de­di­ca­do al tenis de me­sa, un de­por­te que co­men­zó a prac­ti­car ha­ce ca­si 40 años y en el que ha lo­gra­do no­ta­bles éxi­tos a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal. En su tra­yec­to­ria ha par­ti­ci­pa­do en la crea­ción de va­rios clu­bes en Lu­go, ade­más de en­se­ñar a ju­gar a cen­te­na­res de lu­cen­ses. Con más de 50 años to­da­vía no ha pues­to fe­cha de ca­du­ci­dad a su ca­rre­ra co­mo de­por­tis­ta de éli­te. —¿Cuán­do co­men­zó en el tenis de me­sa? —Con 14 años en el ins­ti­tu­to mix­to. Ha­bía 2 me­sas y en el re­creo po­día­mos ju­gar, pe­ro el que per­día sa­lía y al prin­ci­pio ape­nas ju­ga­ba unos mi­nu­tos al per­der siem­pre con los ma­yo­res. El or­gu­llo me lle­vó a en­tre­nar muy du­ro en un lo­cal que ha­bía en San Mar­cos en el an­ti­guo pa­be­llón de la OJE y el se­gun­do año ya na­die me echa­ba de la me­sa. —¿Cuá­les fue­ron sus pri­me­ras ex­pe­rien­cias en com­pe­ti­ción? —En el Club Olím­pi­co, del pro­pio ins­ti­tu­to mix­to con el que ju­gá­ba­mos en es­co­la­res con­tra equi­pos de Mon­do­ñe­do o Mon­for­te, ade­más del Se­mi­na­rio de Lu­go. —¿Re­cuer­da las pri­me­ras com­pe­ti­cio­nes en Lu­go? —Fue­ron en el año 1981 cuan­do el mi­li­tar Ma­no­lo Ra­mos fun­dó la li­ga fe­de­ra­da. Ga­na­ba siem­pre el equi­po de mi­li­ta­res del San Fer­nan­do, que dis­po­nían de me­sas y tiem­po pa­ra en­tre­nar, to­do lo con­tra­rio que el res­to de clu­bes. Po­co a po­co les fui­mos ga­nan­do en al­gu­na oca­sión, pe­ro era muy com­pli­ca­do. Al año si­guien­te la li­ga lo­cal se con­vir­tió en pro­vin­cial. —¿En qué club co­men­zó? —Los pri­me­ros par­ti­dos con el Tré­bol, pe­ro pa­ra en­tre­nar te­nía­mos que pa­gar por la me­sa y la reali­dad es que nos arrui­na­ba y tu­vi­mos que bus­car una al­ter­na­ti­va. la so­lu­ción fue crear en 1984 el CTM Mi­la­gro­sa con un gru­po de ami­gos. Nos pa­sá­ba­mos to­do el día ju­gan­do y lo-

gra­mos ha­cer un equi­po de cin­co ju­ga­do­res con un buen ni­vel. —¿En qué lu­ga­res en­tre­na­ban al prin­ci­pio? —Re­cuer­do es­pe­cial­men­te los

te­le­clu­bes de las igle­sias de San An­to­nio y La Mi­la­gro­sa, así co­mo en Frig­sa don­de aho­ra es­ta el MIHL. Nos ayu­da­ba mu­cho el pá­rro­co, don Jo­sé Es­pa­ña, y no­so­tros no po­día­mos me­nos que ayu­dar en las ac­ti­vi­da­des de la pa­rro­quia co­mo la Ope­ra­ción Ki­lo. Or­ga­ni­zá­ba­mos un tor­neo en La Mi­la­gro­sa de un buen ni­vel.

—¿Có­mo evo­lu­cio­nó el CTM Mi­la­gro­sa?

—En 1989 crea­mos los es­ta­tu­tos y co­men­za­mos a re­ci­bir ayu­das pú­bli­cas, lo que nos per­mi­tió as­cen­der has­ta Se­gun­da Na­cio­nal y dispu­tar dos pro­mo­cio­nes de as­cen­so a Pri­me­ra. Des­pués fi­ché por el Flu­vial don­de pa­sé dos años muy bue­nos en los que dis­fru­té mu­cho sin más res­pon­sa­bi­li­dad que ju­gar.

—¿Por­qué de­jó de ju­gar diez años?

—En 1993 por mo­ti­vos pro­fe­sio­na­les no ha­bía gen­te pa­ra for­mar un equi­po y en ese mo­men­to a mi no me ape­te­cía fi­char por al­gún club de fue­ra, por lo que de­ci­dí de­jar­lo du­ran­te una dé­ca­da. Du­ran­te ese tiem­po de­ci­dí pro­bar suer­te en otro de los de­por­tes que real­men­te me apa­sio­na, el fút­bol, tan­to co­mo jugador co­mo des­de el ban­qui­llo co­mo en­tre­na­dor.

«La ma­yor sa­tis­fac­ción del de­por­te son los ami­gos que hi­ce en mi ca­rre­ra»

«La pérdida de dos gran­des ami­gos fue lo más du­ro que me su­ce­dió en to­da mi tra­yec­to­ria»

«El tenis de me­sa es muy téc­ni­co y por eso lo pue­de ju­gar gen­te de más edad que otros de­por­tes»

«An­tes so­lo con una pe­lo­ta pa­sá­ba­mos 4 ho­ras y hoy la gen­te jo­ven no sa­be di­ver­tir­se»

AL­BER­TO LÓ­PEZ

Jo­sé Ma­nuel Abe­lai­ras con las ca­mi­se­tas y pa­las que uti­li­za asi­dua­men­te en com­pe­ti­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.