El juez da­rá prio­ri­dad pa­ra des­alo­jar a los oku­pas

Fal­tan diez días pa­ra que la sen­ten­cia de eje­cu­ción de desahu­cio sea fir­me y se des­alo­je a los in­tru­sos que ate­mo­ri­zan a to­do el edi­fi­cio

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - E. V. PITA

Em­pie­za la cuen­ta atrás pa­ra ex­pul­sar en sep­tiem­bre a los oku­pas de un dú­plex de un edi­fi­cio de la Travesía de Vigo, en el ba­rrio de Teis, que ate­mo­ri­zan a 96 ho­ga­res des­de oc­tu­bre. Se­gún los 280 ve­ci­nos, cau­san des­per­fec­tos, ha­cen rui­do noc­turno, dan pa­li­zas o ame­na­zan a ve­ci­nos y ven­den dro­gas por la ven­ta­na. El pi­so in­va­di­do es pro­pie­dad del ban­co Santander y su in­mo­bi­lia­ria Al­ta­mi­ra lo­gró que un juz­ga­do de pri­me­ra ins­tan­cia de Vigo dic­ta­se en ju­nio una sen­ten­cia que or­de­na eje­cu­tar el desahu­cio de los in­tru­sos, de­nun­cia­dos por la co­mu­ni­dad de pro­pie­ta­rios por su agre­si­vi­dad tras in­ten­tar apu­ña­lar a un ve­cino.

Sin em­bar­go, el des­alo­jo no es in­me­dia­to por­que la sen­ten­cia pue­de ser re­cu­rri­da y no se­rá fir­me has­ta el 8 de sep­tiem­bre. To­do apun­ta a que la pro­cu­ra­do­ra pre­sen­ta­rá ese mis­mo día un es­cri­to so­li­ci­tan­do la eje­cu­ción del des­alo­jo y tra­ta­rá de dar­le prio­ri­dad. A par­tir de ahí em­pie­za a co­rrer el pla­zo pa­ra que el juez dic­te el des­alo­jo.

Du­ran­te diez días más co­mo mí­ni­mo, los ve­ci­nos ten­drán que con­vi­vir con sus pre­sun­tos agre­so­res. Co­mo me­di­da de pro­tec­ción, la Po­li­cía Na­cio­nal y la Lo­cal en­via­ron más pa­tru­llas al ba­rrio y agen­tes ca­mu­fla­dos me­ro­dean por los pa­si­llos del in­mue­ble pa­ra im­pe­dir más ri­ñas.

Los ve­ci­nos que fue­ron a con­sul­tar el ex­pe­dien­te del ca­so ob­tu­vie­ron la pro­me­sa del juz­ga­do de que da­rá má­xi­ma prio­ri­dad a es­te ca­so. «Si lo lle­van a ca­bo o no ya que­da po­co pa­ra des­cu­brir­lo», di­ce Eva, una ve­ci­na que es ju­ris­ta y co­la­bo­ra con su co­mu­ni­dad de pro­pie­ta­rios en to­do el pa­pe­leo con­tra los oku­pas.

En el dú­plex lle­ga­ron a mo­rar cin­co in­tru­sos pe­ro, se­gún cons­ta­tan los ve­ci­nos, aho­ra so­lo que­dan dos. Uno de los que per­ma­ne­ce den­tro es­tu­vo im­pli­ca­do en el in­ten­to de apu­ña­la­mien­to a un ve­cino y al otro na­die lo ve por­que nun­ca sa­le.

El conflicto se agra­vó a pri­me­ros de agos­to cuan­do tres oku­pas in­ten­ta­ron apu­ña­lar al ve­cino Gui­ller­mo Martínez. «Es­ta­ban pa­sa­dí­si­mos, iban a por él», re­la­ta su es­po­sa Ola­lla Vi­lla­nue­va, a la que días des­pués ame­na­za­ron con un des­tor­ni­lla­dor. Te­me por su vi­da y la de sus dos hi­jas pe­que­ñas.

Tras es­tos ac­tos vio­len­tos, la co­mu­ni­dad de pro­pie­ta­rios pre­sen­tó una de­nun­cia co­lec­ti­va pa­ra pe­dir el des­alo­jo. Re­cla­man 5.000 eu­ros por des­per­fec­tos en el edi­fi­cio. La pa­re­ja aco­sa­da pi­dió una or­den de ale­ja­mien­to pe­ro fue de­ne­ga­da.

ÓS­CAR VÁZ­QUEZ

Ola­lla Vi­lla­nue­va fue ame­na­za­da por los oku­pas de la travesía de Vigo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.