Los cui­da­do­res de los bu­ses es­co­la­res com­par­ti­dos po­drán ve­tar a via­je­ros

La Xun­ta pre­pa­ra el ope­ra­ti­vo pa­ra abrir al pú­bli­co ge­ne­ral unas 600 lí­neas de co­le­gios

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - PA­BLO GONZÁLEZ

Los acom­pa­ñan­tes pue­den im­pe­dir el ac­ce­so a via­je­ros «que pui­de­ran ser un pe­ri­go ou ris­co»

La Con­se­lle­ría de In­fraes­tru­tu­ras se pre­pa­ra pa­ra una ex­pe­rien­cia no­ve­do­sa y de­li­ca­da que es la que en reali­dad pon­drá a prue­ba la pri­me­ra fa­se del nue­vo plan de trans­por­te: la pues­ta en mar­cha de los au­to­bu­ses es­co­la­res com­par­ti­dos, o lo que es lo mis­mo, la trans­for­ma­ción de las ru­tas a los co­le­gios en ser­vi­cios re­gu­la­res abier­tos al pú­bli­co ge­ne­ral, es­pe­cial­men­te en zo­nas ru­ra­les. En es­ta ini­cia­ti­va des­ti­na­da a ra­cio­na­li­zar los ser­vi­cios de trans­por­te y los re­cur­sos pú­bli­cos des­ti­na­dos a ellos se­rá cla­ve la fi­gu­ra del acom­pa­ñan­te o cui­da­dor, que a par­tir del día 11 de sep­tiem­bre, cuan­do se ini­cie el cur­so aca­dé­mi­co, se­rá obli­ga­to­rio en to­das las ru­tas de trans­por­te com­par­ti­do, lo que au­men­ta­rá en un 60 % la pre­sen­cia de es­tos pro­fe­sio­na­les, cir­cuns­cri­tos an­tes so­lo a de­ter­mi­na­das lí­neas.

Pa­ra con­ju­rar los te­mo­res de las aso­cia­cio­nes de pa­dres y ma­dres, que mos­tra­ron su pre­ven­ción an­te po­si­bles in­ci­den­cias du­ran­te los tra­yec­tos, el departamento que di­ri­ge Et­hel Váz­quez, en es­tre­cha co­la­bo­ra­ción con el de Edu­ca­ción, ha ela­bo­ra­do una ins­truc­ción de obli­ga­do cum­pli­mien­to pa­ra es­tos mo­ni­to­res, que son con­tra­ta­dos por las em­pre­sas ad­ju­di­ca­ta­rias del ser­vi­cio. En la cir­cu­lar a la que ha te­ni­do ac­ce­so La Voz des­ta­ca la au­to­ri­dad que la Ad­mi­nis­tra­ción otor­ga al acom­pa­ñan­te —tam­bién al con­duc­tor del au­to­bús— pa­ra ve­tar a los via­je­ros que con­si­de­ren que pue­den su­po­ner al­gún pe­li­gro pa­ra los me­no­res.

«Co­mo per­soal ads­cri­to ao ser­vi­zo —se ase­gu­ra en la ins­truc­ción—, tan­to o acom­pa­ñan­te co­mo o con­du­tor do au­to­bús dis­po­ñen da po­tes­ta­de de im­pe­dir o ac­ce­so ao au­to­bús de cal­que­ra via­xei­ro que pui­de­ra ser un pe­ri­go ou ris­co pa­ra os me­no­res». Es­te es qui­zás el as­pec­to más no­ve­do­so de las nue­vas fun­cio­nes que asu­mi­rán, pues bue­na par­te de sus co­me­ti­dos ya es­ta­ban re­gu­la­dos por un de­cre­to del 2001.

An­te cual­quier in­ci­den­cia o «si­tua­ción di­fí­cil» du­ran­te el tra­yec­to al cen­tro edu­ca­ti­vo, los acom­pa­ñan­tes de­be­rán «res­pon­der coa má­xi­ma cal­ma e se­gu­ri­da­de po­si­ble». En la cir­cu­lar no se acla­ran los cri­te­rios pa­ra im­pe­dir la en­tra­da a de­ter­mi­na­dos via­je­ros que pue­den ser pro­ble­má­ti­cos pa­ra los es­co­la­res. Por el mo­men­to, se de­ja al ar­bi­trio de los acom­pa­ñan­tes, aun­que es po­si­ble que con el ro­da­je de los nue­vos ser­vi­cios se re­dac­ten más ins­truc­cio­nes res­pon­dien­do a las com­pli­ca­cio­nes que pue­dan sur­gir. En cual­quier ca­so, la au­to­ri­dad que les otor­ga la Ad­mi­nis­tra­ción a los cui­da­do­res tie­ne su ori­gen en la res­pon­sa­bi­li­dad que afron­tan: «Coi­dar da se­gu­ri­da­de dos me­no­res du­ran­te o trans­por­te e pro­cu­rar que non se pro­du­zan al­ter­ca­dos».

Si las even­tua­les in­ci­den­cias es­tán re­la­cio­na­das con el pú­bli­co ge­ne­ral que aho­ra po­drá ac­ce­der a es­tos au­to­bu­ses, se de­be­rá de dar tras­la­do a la Con­se­lle­ría de In­fraes­tru­tu­ras, que es la que ges­tio­na los ser­vi­cios com­par­ti­dos, aun­que Edu­ca­ción man­ten­drá la ges­tión de los ex­clu­si­vos pa­ra es­co­la­res has­ta que en el 2020 se abran al res­to de los usua­rios. Tam­bién se plan­tea co­mu­ni­car el in­ci­den­te a los cuer­pos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do «no ca­so de ser ne­ce­sa­ria a súa in­ter­ven­ción». En cual­quier ca­so, los acom­pa­ñan­tes de­be­rán pre­sen­tar un par­te al fi­na­li­zar el tra­yec­to, «in­for­man­do das in­ci­den­cias acae­ci­das ao lon­go do mes­mo».

In­fraes­tru­tu­ras pre­vé in­ten­si­fi­car las ins­pec­cio­nes en es­tos nue­vos ser­vi­cios pa­ra ata­jar cual­quier pro­ble­ma en un ám­bi­to muy delicado. De ahí que en la ins­truc­ción que se va a re­par­tir en­tre los cui­da­do­res se in­clu­ya la obli­ga­ción de acep­tar «o con­trol» por par­te de la con­se­lle­ría que ges­tio­na el trans­por­te.

MI­GUEL SOUTO

El trans­por­te es­co­lar com­par­ti­do se re­du­cía has­ta aho­ra a la ex­pe­rien­cia pi­lo­to Tes + Bus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.