La ONU acu­sa al Go­bierno de Ma­du­ro de ma­tar a 81 opo­si­to­res en las pro­tes­tas

El informe ofi­cial de­nun­cia que la de­mo­cra­cia en Ve­ne­zue­la «es­tá ca­si aca­ba­da»

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

En un duro informe, la Ofi­ci­na del Alto Co­mi­sio­na­do pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos de la Or­ga­ni­za­ción de Na­cio­nes Uni­das ha puesto en blan­co y ne­gro las acu­sa­cio­nes pre­vias del di­rec­tor de es­ta ofi­ci­na, Zeid Ra’ad al Hus­sein, y acu­sa al Go­bierno ve­ne­zo­lano de «te­ner una po­lí­ti­ca des­ti­na­da a re­pri­mir e in­fun­dir te­mor en­tre quie­nes ma­ni­fies­tan», y a ser res­pon­sa­ble de al me­nos 81 de los 156 ase­si­na­tos que se re­gis­tra­ron en las pro­tes­tas con­tra Ni­co­lás Ma­du­ro en­tre abril y ju­lio.

La ONU de­ta­lla el uso de fuer­za ex­ce­si­va y le­tal, po­si­bles eje­cu­cio­nes ex­tra­ju­di­cia­les, ma­los tra­tos e in­clu­so tor­tu­ras, de­ten­cio­nes ar­bi­tra­rias y de­sa­pa­ri­cio­nes for­za­das tem­po­ra­les, alla­na­mien­tos ile­ga­les y vio­len­tos de vi­vien­das par­ti­cu­la­res, jui­cios mi­li­ta­res con­tra ci­vi­les y ata­ques con­tra pe­rio­dis­tas y ata­ques y res­tric­cio­nes con­tra opo­si­to­res.

Al Hus­sein se­ña­ló que «la de­mo­cra­cia ve­ne­zo­la­na ape­nas es­tá vi­va, si es que aca­so es­tá vi­va», y que «las es­tra­te­gias em­plea­das por las au­to­ri­da­des con­tra las pro­tes­tas se apli­ca­ron al mar­gen de los de­re­chos y las li­ber­ta­des de los ve­ne­zo­la­nos. El de­re­cho a la ma­ni­fes­ta­ción pa­cí­fi­ca fue vio­la­do sis­te­má­ti­ca­men­te y los opo­si­to­res po­lí­ti­cos fue­ron de­te­ni­dos en gran nú­me­ro», in­di­có el re­la­tor de la ONU, quien agre­gó que de­be eva­luar­se si el Go­bierno ve­ne­zo­lano de­be se­guir for­man­do par­te del Con­se­jo de De­re­chos Hu­ma­nos, don­de tie­ne un puesto ro­ta­to­rio.

El informe con­si­de­ra vá­li­das las ci­fras di­vul­ga­das por el Mi- nis­te­rio Pú­bli­co ve­ne­zo­lano, cu­ya ti­tu­lar, Lui­sa Or­te­ga Díaz, se en­cuen­tra en el exi­lio tras ser des­ti­tui­da por la Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te elec­ta en ju­lio y con­si­de­ra­da ile­gí­ti­ma por más de 50 paí­ses. Se­ña­la que, de las muer­tes vio­len­tas acae­ci­das du­ran­te las pro­tes­tas, al me­nos 46 son di­rec­ta­men­te impu­tables a las fuer­zas del or­den y otras 27 a la ac­tua­ción de co­lec­ti­vos pa­ra­mi­li­ta­res afi­nes a Ma­du­ro.

Des­de Costa Ri­ca, don­de se en­cuen­tra de­nun­cian­do an­te la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos la co­rrup­ción en su país, Lui­sa Or­te­ga se­ña­ló que el informe de la ONU «con­tie­ne las de­nun­cias que he for­mu­la­do so­bre vio­la­cio­nes a de­re­chos hu­ma­nos y re­co­no­ce que en Ve­ne­zue­la exis­te una po­lí­ti­ca de re­pre­sión».

AN­DRÉS MARTÍNEZ CA­SA­RES REUTERS

Dos con­duc­to­res de au­to­bús re­pos­tan en una ga­so­li­ne­ra tras ho­ras de co­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.