Las fir­mas co­ti­za­das que se han ido de Ca­ta­lu­ña ga­nan 3.000 mi­llo­nes en bol­sa en una se­ma­na

Stan­dard & Poor’s no des­car­ta ba­jar­le la no­ta a la co­mu­ni­dad y ad­vier­te del ries­go de re­ce­sión si con­ti­núa la in­cer­ti­dum­bre

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - ANA BALSEIRO

El des­cen­so a los in­fier­nos que las em­pre­sas ca­ta­la­nas co­ti­za­das vi­vie­ron a prin­ci­pios de la pa­sa­da se­ma­na, des­pués de que la ten­sión in­de­pen­den­tis­ta les pa­sa­ra fac­tu­ra tras el re­fe­ren­do ile­gal del 1 de octubre, se que­dó fi­nal­men­te en un sus­to. Y es que, tras su­frir apa­ra­to­sas pér­di­das en­tre el lu­nes y el miér­co­les, la vein­te­na de so­cie­da­des que, de for­ma pro­gre­si­va, fue­ron anun­cian­do el cam­bio de su se­de so­cial fue­ra de Ca­ta­lu­ña, vie­ron có­mo el mer­ca­do ben­de­cía su de­ci­sión, de­vol­vién­do­las al ver­de. Así, una se­ma­na des­pués de que la crisis so­be­ra­nis­ta al­can­za­ra su apo­geo, las co­ti­za­das que han sa­li­do ad­mi­nis­tra­ti­va­men­te de la co­mu­ni­dad han ga­na­do en bol­sa más de 3.000 mi­llo­nes de eu­ros.

La ca­pi­ta­li­za­ción to­tal de la vein­te­na de em­pre­sas que acor­da­ron tras­la­dar su do­mi­ci­lio so­cial, bus­can­do se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca con la que con­ju­rar el mie­do de los in­ver­so­res, era el pa­sa­do 4 de octubre (tres días des­pués del con­vul­so 1-O) de 92.872 mi­llo­nes de eu­ros. En esa jor­na­da el se­lec­ti­vo es­pa­ñol, el Ibex 35, se hun­dió ca­si un 3 %, su ma­yor re­tro­ce­so des­de la re­sa­ca del bre­xit, más de un año atrás.

La san­gría bur­sá­til —su­ma­da a la fu­ga de de­pó­si­tos por el mie­do de la clien­te­la a per­der su di­ne­ro si fi­nal­men­te se de­cla­ra­ba una in­de­pen­den­cia uni­la­te­ral— fue el re­vul­si­vo pa­ra que el Sa­ba­dell anun­cia­ra al día si­guien­te que su con­se­jo ha­bía acor­da­do cam­biar su se­de so­cial a Ali­can­te. Y la de­ci­sión tu­vo un efec­to arras­tre in­me­dia­to, que de­vol­vió la con­fian­za a los in­ver­so­res, a la vez que un nú­me­ro cre­cien­te de em­pre­sas le se­guían en su hui­da, bus­can­do re­fu­gio.

Tan­to es así, que la ca­pi­ta­li­za­ción con­jun­ta de las so­cie­da­des que anun­cia­ron o cam­bia­ron su se­de (19 en­tre las que co­ti­zan en el Ibex, en el mer­ca­do con­ti­nuo y en el MAB) era ayer 3.141 mi­llo­nes su­pe­rior (un 3,38 % más) a la de una se­ma­na an­tes, re­ba­san­do los 96.000 mi­llo­nes fren­te a los 92.872 del día 4, su mí­ni­mo en la crisis in­de­pen­den­tis­ta.

La me­jo­ra de la con­fian­za ha he­cho que Blac­kRock, el ma­yor ges­tor mun­dial de fon­dos, ha­ya ele­va­do su par­ti­ci­pa­ción en la in­mo­bi­lia­ria Co­lo­nial por en­ci­ma del 3 % coin­ci­dien­do con el tras­la­do a Ma­drid de su se­de so­cial.

Por con­tra, las ten­sio­nes se­ce­sio­nis­tas han pro­vo­ca­do que la agen­cia de ca­li­fi­ca­ción Stan- dard & Poor’s no des­car­te ba­jar­le la no­ta a Ca­ta­lu­ña, a la que ad­vier­te de «ries­go de re­ce­sión».

Avi­sa, ade­más, de que si las ten­sio­nes con­ti­núan y no se re­con­du­ce la si­tua­ción «es­tas pue­den lle­var a una caí­da con­ti­nua­da de la con­fian­za de las em­pre­sas y los ho­ga­res y a una per­tur­ba­ción de los ne­go­cios».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.