¿Quién pa­ga los pla­tos ro­tos?

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - RO­BER­TO GAR­CÍA Se­cre­ta­rio xe­ral de Unións Agra­rias

La en­tra­da en vi­gor el 1 de enero de la nor­ma­ti­va co­mu­ni­ta­ria que prohí­be el abo­na­do con pu­ri­nes me­dian­te el uso de cis­ter­nas con sis­te­mas de aba­ni­co o ca­ño­nes tie­ne el se­llo de la im­pro­vi­sa­ción y la ce­gue­ra bu­ro­crá­ti­ca de la que tan­tas ve­ces ha­cen ga­la cier­tos téc­ni­cos de la Co­mi­sión que le­gis­lan so­bre el cam­po sin sa­lir de la mo­que­ta de su des­pa­cho. No pue­de en­ten­der­se de otra ma­ne­ra que se ha­ga re­caer so­bre los ga­na­de­ros de va­cuno el pe­so de una re­con­ver­sión de equi­pa­mien­tos ca­ra —adap­tar en las ac­tua­les cis­ter­nas los me­ca­nis­mos pa­ra in­yec­tar el pu­rín pue­de su­pe­ra los 20.000 eu­ros— y, so­bre to­do, in­jus­ta por­que los re­si­duos de va­cuno son los me­nos con­ta­mi­nan­tes y los que me­nos compu­tan en el glo­bal, pues­to que ape­nas su­po­nen un ter­cio de sec­to­res co­mo el por­cino o el aví­co­la.

Ade­más, a na­die se le es­ca­pa que ni la es­truc­tu­ra de la pro­pie­dad de la tie­rra, (pe­que­ñas par­ce­las) ni la mor­fo­lo­gía es­pa­cial de las mis­mas (fuer­tes pen­dien­tes) son las más ade­cua­das pa­ra el tra­ba­jo con unos equi­pos más apa­ra­to­sos y pe­sa­dos que, ade­más, van a re­que­rir la com­pra de trac­to­res más po­ten­tes, de ma­yor con­su­mo, y por lo tan­to con ma­yor apor­te de CO2.

Des­de Unións Agra­rias he­mos im­pul­sa­do di­ver­sas ini­cia­ti­vas pa­ra que las ad­mi­nis­tra­cio­nes apli­quen una exen­ción a las ex­plo­ta­cio­nes de Ga­li­cia por la im­po­si­bi­li­dad fi­nan­cie­ra y téc­ni­ca de es­tas pa­ra adap­tar­se a es­tas di­rec­tri­ces. Cree­mos que el cómpu­to y re­par­to de la emi­sión de dió­xi­do de ni­tró­geno a la at­mós­fe­ra de­be ha­cer­se de modo glo­bal y no le­gis­lan­do con­tra los per­cep­to­res de la PAC —apro­ve­chan­do que el co­bro de san­cio­nes es sen­ci­llo— pa­ra evi­tar la fri­vo­li­dad de con­ver­tir­los en rehe­nes de un ba­lan­ce am­bien­tal en el que son el sec­tor que me­nos con­tri­bu­ye a su des­equi­li­brio.

Tam­bién cree­mos que el des­man­te­la­mien­to por par­te del Go­bierno del apro­ve­cha­mien­to ener­gé­ti­co del bio­gás que su­pu­so la re­vi­sión a la ba­ja de las sub­ven­cio­nes en to­do ti­po de plan­tas de re­no­va­bles ha con­tri­bui­do a la acu­mu­la­ción de la car­ga de pu­ri­nes de ori­gen por­cino que, por otro la­do, son los que po­seen ma­yor po­der de con­ta­mi­na­ción. A ella hay que su­mar la po­lu­ción de des­con­cier­to po­lí­ti­co que pro­vo­ca la con­se­llei­ra de Me­dio Ru­ral, que in­di­ca­ba en un ac­to con jó­ve­nes ga­na­de­ros que, gra­cias a la Xun­ta, no se­rá ne­ce­sa­rio com­prar ma­qui­na­ría pa­ra en­te­rrar pu­ri­nes; y la mi­nis­tra de Agri­cul­tu­ra, que dio a en­ten­der que la UE se­rá in­fle­xi­ble en la apli­ca­ción de la norma.

Pa­ra fi­na­li­zar, so­lo una re­fle­xión, des­de ha­ce si­glos la ex­plo­ta­ción ani­mal ha es­ta­do siem­pre in­te­gra­da den­tro de la ex­plo­ta­ción agrí­co­la y en esa re­la­ción el es­tiér­col se re­va­lo­ri­za­ba di­rec­ta­men­te y cum­plía su mi­sión de me­jo­rar la for­ma­ción y el man­te­ni­mien­to del hu­mus fér­til pa­ra ga­ran­ti­zar las co­se­chas. Hoy igual que ayer, la tie­rra ne­ce­si­ta nu­trien­tes or­gá­ni­cos o in­dus­tria­les pa­ra man­te­ner una pro­duc­ción via­ble pa­ra ga­ran­ti­zar el ac­ce­so a los ali­men­tos. Ca­be pues pre­gun­tar­se si por par­te de otros sec­to­res de ac­ti­vi­dad in­dus­trial se ha mos­tra­do la mis­ma sen­si­bi­li­dad ha­cia el en­torno y si tal vez a los gran­je­ros les van ha­cer pa­gar los pla­tos que otros han ro­to ba­jo el chan­ta­je de re­ti­rar unas ayu­das que co­mo las de la PAC fue­ron crea­das pa­ra ga­ran­ti­zar pro­duc­tos ali­men­ta­rios de pro­xi­mi­dad, sa­nos y a pre­cios ase­qui­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.