Un in­for­me de su Go­bierno so­bre el «bre­xit» de­bi­li­ta más a May

Pre­vé un desen­la­ce ne­ga­ti­vo sea cual sea la sa­li­da que se ne­go­cie

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - RI­TA ÁL­VA­REZ TU­DE­LA

Da igual có­mo sal­ga el Reino Uni­do de la Unión Eu­ro­pea. Sea cual sea el escenario re­sul­tan­te de la ne­go­cia­ción con Bru­se­las, se­rá ma­lo se­gún ase­gu­ra un in­for­me se­cre­to del Go­bierno bri­tá­ni­co fil­tra­do al por­tal de no­ti­cias Buz­zFeed News del que se de­du­cen dos co­sas: el im­pac­to del bre­xit afec­ta­rá ad­ver­sa­men­te a ca­si to­dos los sec­to­res eco­nó­mi­cos y re­gio­nes de la is­la; el Eje­cu­ti­vo de May no es­tá re­ve­lan­do al pú­bli­co la in­for­ma­ción que ma­ne­ja in­ter­na­men­te.

Londres es­ta­ría peor fue­ra de la UE en los tres po­si­bles es­ce­na­rios que se ana­li­zan de acuer­do con la nue­va eva­lua­ción fe­cha­da es­te mis­mo mes de enero y que lle­va por ti­tu­lo «Aná­li­sis de la sa­li­da de la UE». Lo más lla­ma­ti­vo es que, aún op­tan­do por un acuer­do de li­bre co­mer­cio pac­ta­do con Eu­ro­pa, el cre­ci­mien­to del Reino Uni­do se­ría un 5 % más ba­jo en los pró­xi­mos 15 años en com­pa­ra­ción con las pre­vi­sio­nes ac­tua­les.

Si la pri­me­ra mi­nis­tra op­ta­se por sa­lir «sin un acuer­do», co­mo ame­na­za con bo­ca pe­que­ña cuan­do los par­ti­da­rios del bre­xit la po­nen con­tra las cuer­das, las co­sas se­rían peor. Si el Reino Uni­do vol­vie­ra a las re­glas de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial del Co­mer­cio (OMC) ve­ría re­du­ci­do el cre­ci­mien­to en un 8 %. Por úl­ti­mo, aun­que May hi­cie­se fi­nal­men­te ca­so a su mi­nis­tro de Eco­no­mía y Ha­cien­da, Phi­lip Ham­mond, el más mo­de­ra­do de su ga­bi­ne­te y par­ti­da­rio de op­tar por la op­ción más prác­ti­ca y fle­xi­ble del bre­xit, que ga­ran­ti­ce a Londres ac­ce­so con­ti­nuo al mer­ca­do úni­co a lar­go pla­zo, el cre­ci­mien­to cae­ría un 2 %.

Ca­si to­dos los sec­to­res de la eco­no­mía in­clui­dos en el aná­li­sis se ve­rán afec­ta­dos ne­ga­ti­va­men­te en cual­quie­ra de los tres es­ce­na­rios, sien­do los más per­ju­di­ca­dos los pro­duc­tos quí­mi­cos, el tex­til, las ma­nu­fac­tu­ras, la co­mi­da y la be­bi­da, los au­to­mó­vi­les y la ven­ta al por me­nor. El sec­tor agrí­co­la se­ría de los po­cos que con­se­gui­ría sal­var­se.

En el la­do po­si­ti­vo, el aná­li­sis se afe­rra a que May con­se­gui­rá un acuer­do co­mer­cial con Es­ta­dos Uni­dos sin im­por­tar las ti­ran­te­ces de su re­la­ción con Do­nald Trump, ni las di­fi­cul­ta­des que es­tá en­con­tran­do pa­ra aco­mo­dar una vi­si­ta ofi­cial del man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se a la is­la. Londres ten­dría que apos­tar por acuer­dos co­mer­cia­les con otros paí­ses y blo­ques no per­te­ne­cien­tes a la UE, co­mo Chi­na, In­dia, Aus­tra­lia, los paí­ses del Gol­fo y las na­cio­nes del sud­es­te asiá­ti­co, que re­pre­sen­ta­rían del 0,1% al 0,4% del PIB a lar­go pla­zo.

El in­for­me de­ja cla­ro el ries­go de que el es­ta­tus de Londres co­mo centro fi­nan­cie­ro pue­da ver­se se­ria­men­te afec­ta­do, una ame­na­za con­tra la que lu­cha a ca­pa y es­pa­da el al­cal­de de la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca, Sa­diq Khan, pi­dién­do­le a May un lu­gar des­ta­ca­do en la me­sa de ne­go­cia­ción.

La fil­tra­ción ca­yó co­mo un ja­rro de agua fría en el en­torno de la pri­me­ra mi­nis­tra, cu­ya ca­pa­ci­dad pa­ra ges­tio­nar la uni­dad de su ga­bi­ne­te se ha vuel­to a ver cues­tio­na­da por la pre­sión cen­trí­fu­ga que ejer­cen so­bre ella las dos alas de su par­ti­do y que, ade­más, se en­fren­ta a un de­ba­te in­có­mo­do so­bre las con­di­cio­nes del bre­xit en los Lo­res, don­de los to­ries ca­re­cen de ma­yo­ría. Sin em­bar­go, no ha si­do la úni­ca que ha te­ni­do una jor­na­da ne­gra. El mi­nis­tro de Ex­te­rio­res Bo­ris John­son que­dó re­tra­ta­do por un co­mi­té con­ser­va­dor, que lo acu­só de en­viar men­sa­jes con­tra­dic­to­rios so­bre el pa­pel de Whi­tehall en las ne­go­cia­cio­nes y le exi­gió que acla­re có­mo quie­re que se re­la­cio­nen el Reino Uni­do y la UE tan­to en se­gu­ri­dad co­mo en po­lí­ti­ca ex­te­rior a par­tir de aho­ra.

NEIL HALL EFE

Pre­sio­nes cen­trí­fu­gas. La fil­tra­ción del in­for­me se­cre­to so­bre el «bre­xit» con el que tra­ba­ja el Go­bierno bri­tá­ni­co de­ja ver la fal­ta de au­to­ri­dad de la pri­me­ra mi­nis­tra fren­te al pul­so des­car­na­do que li­bran las fac­cio­nes de la fa­mi­lia con­ser­va­do­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.