Des­mon­tan­do los mitos de la lu­na

Se le atri­bu­yen po­de­res co­mo in­fluir en los par­tos. Has­ta unos es­tu­dian­tes des­mien­ten la le­yen­da

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - MILA MÉN­DEZ

Es una cues­tión de es­té­ti­ca. «A lúa ve­se tan po­ten­te e bri­llan­te que pa­re­ce a xe­fa da noi­te», di­ce el pro­fe­sor de Fí­si­ca de la USC Jor­ge Mi­ra. El sa­té­li­te que hoy ha­ce tri­ple­te (hay eclip­se, al­can­za su pe­ri­geo y es la se­gun­da lu­na lle­na del mes) go­za de un pro­ta­go­nis­mo en la cul­tu­ra po­pu­lar que lle­ga has­ta nues­tros días. Des­de su in­fluen­cia en la agri­cul­tu­ra a su de­ci­si­vo pa­pel en los par­tos. Dos creen­cias di­fí­ci­les de des­te­rrar a pe­sar de los es­tu­dios cien­tí­fi­cos que las con­tra­di­cen.

Uno de ellos va­le la pe­na re­cu­pe­rar­lo: lo han rea­li­za­do unos alum­nos de 1.º de la ESO del IES Dio­ni­sio Ga­ma­llo, de Ri­ba­deo. Ana­li­za­ron los na­ci­mien­tos de to­dos los alum­nos del centro. Com­pro­ba­ron en qué fa­se es­ta­ba la lu­na cuan­do na­cie­ron. El re­sul­ta­do, que pre­sen­ta­ron en la fe­ria Ga­li­cien­cia, fue con­tun­den­te: no hu­bo más na­ci­mien­tos en lu­na lle­na. «Un gru­po de ra­pa­ces foi quen de de­rru­bar o mi­to. Coa lúa pa­sa co­mo coa Te­rra. To­dos sa­be­mos que é es­fé­ri­ca pe­ro no no­so día a día ac­tua­mos co­mo se fo­se chá», di­ce An­to­nio Gre­go­rio, pro­fe­sor de Fí­si­ca en el ins­ti­tu­to y su­per­vi­sor del tra­ba­jo. «En el hos­pi­tal ma­terno te­ne­mos unos seis o sie­te par­tos al día. El pa­sa­do vier­nes tu­vi­mos 14 y no ha­bía lu­na lle­na», apun­ta la gi­ne­có­lo­ga del Chuac Cla­ra Ga­jino. La doc- to­ra aña­de que to­das las in­ves­ti­ga­cio­nes desechan la idea de que el po­der de atrac­ción de la lu­na ac­túe so­bre el lí­qui­do am­nió­ti­co au­men­tan­do la pre­sión. «Oja­lá pu­dié­ra­mos pro­nos­ti­car los par­tos del mes». Una vi­sión que com­par­te Mar­ta Ber­nár­dez, de la Aso­cia­ción Ga­le­ga de Ma­tro­nas. «As em­ba­ra­za­das sem­pre nos pre­gun­tan po­la lúa, é al­go que es­tá moi es­ten­di­do, pe­ro é men­ti­ra».

El dis­co lu­nar en­ga­ña. Es si­mi­lar al del sol a nues­tro ojo. Pe­ro, en reali­dad, el sa­té­li­te es unas 400 ve­ces más pe­que­ño. Su in­flu­jo se li­mi­ta a las su­per­fi­cies ma­si­vas: los océa­nos. «A lúa es­tá máis cer­ca e con­cen­tra a súa atrac­ción na ca­ra da Te­rra que ten dian­te. A des­com­pen­sa­ción co ou­tro la­do é o que crea as ma­reas», ex­pli­ca el fí­si­co Jor­ge Mi­ra. Una «mi­se­ria», in­sis­te, fren­te al do­mi­nio de la es­tre­lla.

JO­SÉ ALON­SO

Los par­tos. Com­pro­ba­ron la fa­se lu­nar del día en que na­cie­ron 300 com­pa­ñe­ros. No hu­bo nin­gún re­pun­te en las fa­ses de lu­na lle­na. En el grá­fi­co se ve una ten­den­cia li­neal en el ci­clo lu­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.