Los al­qui­le­res suben en Ga­li­cia has­ta cin­co ve­ces más que los suel­dos

Las in­mo­bi­lia­rias anun­cian un ve­rano ca­lien­te, con pre­cios al al­za Una de ca­da seis vi­vien­das se arrien­da en me­nos de 48 ho­ras

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - GABRIEL LE­MOS

Se re­sis­ten a pro­nun­ciar la pa­la­bra, que en el sec­tor se ha con­ver­ti­do en ta­bú. Pe­ro lo que es­tá pa­san­do en el mer­ca­do del al­qui­ler de vi­vien­da es una bur­bu­ja de ma­nual. Que se lo di­gan a quien ha te­ni­do que bus­car un pi­so en los úl­ti­mos me­ses. No so­lo se ha­brá en­con­tra­do con unos pre­cios dis­pa­ra­dos: tam­bién ha­brá com­pro­ba­do que ca­da vez hay me­nos stock de in­mue­bles dis­po­ni­bles pa­ra arren­dar. Por­que, ade­más de la al­ta de­man­da, una bue­na par­te del par­que de vi­vien­das que ma­ne­ja­ban las in­mo­bi­lia­rias se ha de­ri­va­do a otro mer­ca­do: el de los pi­sos va­ca­cio­na­les. Y es que a los pro­pie­ta­rios, al me­nos en las gran­des ciu­da­des y los prin­ci­pa­les mu­ni­ci­pios cos­te­ros, les sa­le más a cuen­ta al­qui­lar­los por se­ma­nas a los tu­ris­tas que atar­se a con­tra­tos de lar­ga du­ra­ción, y me­nor cuan­tía, con in­qui­li­nos lo­ca­les.

De he­cho, se­gún los cálcu­los ac­tua­li­za­dos de la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga de Em­pre­sas In­mo­bi­lia­rias (Fe­gein), en la ac­tua­li­dad hay so­lo 3.500 vi­vien­das pa­ra al­qui­lar en los mu­ni­ci­pios ga­lle­gos más po­bla­dos, la mi­tad de las que es­ta­ban dis­po­ni­bles en agos­to. Aun­que el stock se ha es­ta­bi­li­za­do en los úl­ti­mos me­ses, y el rit­mo de des­cen­so ya no es tan acu­sa­do, la ca­da vez me­nor ofer­ta de in­mue­bles ha pro­vo­ca­do que los pre­cios se ha­yan dis­pa­ra­do. Así, en el úl­ti­mo año, los al­qui­le­res han subido una me­dia del 7,8 % en Ga­li­cia, se­gún el úl­ti­mo es­tu­dio del por­tal in­mo­bi­lia­rio Idealista, que cal­cu­la que un arren­da­mien­to me­dio en la co­mu­ni­dad se pa­ga­ba en mar­zo a 5,7 eu­ros por me­tro cua­dra­do, 40 cén­ti­mos más que en el mis­mo mes del año an­te­rior.

Una subida muy su­pe­rior a la que han ex­pe­ri­men­ta­do los sa­la­rios. In­clu­so to­man­do co­mo re­fe­ren­cia la úl­ti­ma en­cues­ta de cos­te la­bo­ral del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca, que ofre­cía unos da­tos cuan­do me­nos sor­pren­den­tes (ase­gu­ra­ba que el suel­do ba­se en Ga­li­cia ha­bía cre­ci­do un 2,8 % en los úl­ti­mos do­ce me­ses, fren­te a un in­cre­men­to del 0,5 % en el con­jun­to de Es­pa­ña, al­go que no cua­dra con la reali­dad del mer­ca­do la­bo­ral), la subida de los al­qui­le­res tri­pli­ca­ría la de las nó­mi­nas.

Cla­ro que el mis­mo es­tu­dio de Idealista mues­tra que el cas­ti­go al bol­si­llo de los in­qui­li­nos no es igual en to­da la co­mu­ni­dad. En las gran­des ciu­da­des la subida es de dos dí­gi­tos y su­pera el 13 % en A Co­ru­ña y el 14 % en Vi­go. En es­tas gran­des ur­bes, los al­qui­le­res se in­cre­men­tan ca­si cin­co ve­ces más que los sa­la­rios.

Y es un cálcu­lo con­ser­va­dor, por­que en el con­jun­to de Es­pa­ña, don­de los pre­cios que se pi­den por los pi­sos arren­da­dos cre­cen un 18 %, se­gún Idealista, y los sa­la­rios un 0,5 %, se­gún el cálcu­lo más rea­lis­ta del INE, la di­fe­ren­cia se­ría de ca­si 36 ve­ces.

¿Dón­de es­tá el lí­mi­te?

La res­pues­ta no es sen­ci­lla, aun­que tras me­ses de lo­cu­ra al­cis­ta los ex­per­tos em­pie­zan a lan­zar men­sa­jes po­si­ti­vos. Así, Fernando En­ci­nar, je­fe de estudios de Idealista, ase­gu­ra­ba en la pre­sen­ta­ción del in­for­me que en los gran­des mer­ca­dos, co­mo Bar­ce­lo­na, Má­la­ga o Ali­can­te, «los pro­pie­ta­rios ya han em­pe­za­do a ba­jar las ren­tas», lo que de­mos­tra­ría que «el te­cho natural de los al­qui­le­res es­tá en las po­si­bi­li­da­des rea­les de los po­ten­cia­les in­qui­li­nos». Un pun­to al que no se ha lle­ga­do en Ga­li­cia, don­de las subidas aún pue­den te­ner re­co­rri­do.

Así lo pien­sa al me­nos el pre­si­den­te de Fe­gein, Be­ni­to Igle­sias, que sub­ra­ya que fac­to­res co­mo «la mo­vi­li­dad la­bo­ral, el cam­bio de men­ta­li­dad ge­ne­ra­cio­nal y la me­nor ca­pa­ci­dad de los jó­ve­nes pa­ra ac­ce­der a una vi­vien­da en propiedad» se­gui­rán pre­sio­nan­do los pre­cios al al­za. De he­cho, en las in­mo­bi­lia­rias ga­lle­gas te­men un ve­rano ca­lien­te, ya que en ju­nio ven­ce­rán los úl­ti­mos con­tra­tos fir­ma­dos al am­pa­ro de la an­te­rior ley del al­qui­ler, lo que per­mi­ti­rá a los pro­pie­ta­rios re­ne­go­ciar al al­za las ren­tas o bus­car nue­vos in­qui­li­nos en las ac­tua­les con­di­cio­nes de mer­ca­do. A es­to hay que aña­dir, ex­pli­ca Igle­sias, el tras­va­se con­ti­nuo de vi­vien­das a la bol­sa de pi­sos tu­rís­ti­cos de la Xun­ta y la lle­ga­da de los es­tu­dian­tes, que, co­mo ca­da ve­rano, em­pe­za­rán a bus­car ca­sa de ca­ra al nue­vo cur­so. Cla­ro que es­te año lo ten­drán más di­fí­cil, por­que ha­brá me­nos pi­sos y los que en­cuen­tren se­rán sen­si­ble­men­te más ca­ros.

Ofer­tas que vue­lan

Tal es la es­ca­sez in­mo­bi­lia­ria pa­ra al­qui­lar que, se­gún un es­tu­dio re­cien­te de Idealista, una de ca­da seis vi­vien­das que se anun­cian en su web des­apa­re­cen en me­nos de 48 ho­ras. De las ciu­da­des ana­li­za­das en Ga­li­cia, so­lo A Co­ru­ña es­tá en la me­dia na­cio­nal de «al­qui­le­res ul­tra­rrá­pi­dos», co­mo los han bau­ti­za­do en el por­tal, con un 15 % del to­tal de las ope­ra­cio­nes (fren­te al 7 % de Ourense o el 8 % de Pon­te­ve­dra). Muy le­jos aún de lo que ocu­rre en Pamplona, don­de más de un ter­cio de las vi­vien­das (un 36 %) en­cuen­tran arren­da­ta­rio en los pri­me­ros dos días.

Vi­go es don­de más suben las ren­tas, un 14 %, mien­tras los sa­la­rios cre­cen un 3 %, se­gún el INE

Las in­mo­bi­lia­rias anun­cian un ve­rano ca­lien­te, con pre­cios aún más al­tos y me­nos ofer­ta

R. LEIRO

El fin de los úl­ti­mos con­tra­tos fir­ma­dos ba­jo la an­te­rior ley po­dría en­ca­re­cer aún más los al­qui­le­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.