La CSU lan­za su cam­pa­ña con du­ros ata­ques a AFD

La Voz de Galicia (Lugo) - - INTERNACIONAL -

La Unión So­cial­cris­tia­na (CSU) di­se­ñó una es­tra­te­gia en dos tiempos pa­ra in­ten­tar fre­nar la pér­di­da de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta que le pro­nos­ti­can las en­cues­tas y que le ase­gu­ró el poder en Ba­vie­ra los úl­ti­mos se­ten­ta años. El pri­me­ro, a car­go de su je­fe de fi­las, el mi­nis­tro del In­te­rior Horst Seeho­fer, con­sis­tió en es­ce­ni­fi­car por las bra­vas las di­fe­ren­cias con el par­ti­do her­mano de la can­ci­ller Mer­kel en ma­te­ria de in­mi­gra­ción. El se­gun­do se plas­mó en el con­gre­so que el par­ti­do cele- bró ayer en Mú­nich pa­ra lan­zar la cam­pa­ña de las elecciones, que ten­drán lu­gar el pró­xi­mo oc­tu­bre . Con­sis­te en mar­car el te­rri­to­rio fren­te a la ul­tra­de­re­cha que, su­pues­ta­men­te, se­rá la prin­ci­pal des­ti­na­ta­ria del des­gas­te cris­tia­no­de­mó­cra­ta.

«Siem­pre nos he­mos dis­tan­cia­do cla­ra­men­te, en el len­gua­je y en la política, de los ex­tre­mis­mos de de­re­chas. En nues­tro par­ti­do hay to­le­ran­cia ce­ro ha­cia el ra­di­ca­lis­mo de­re­chis­ta, el an­ti­se­mi­tis­mo, la xe­no­fo­bia y la in­ci­ta­ción a la vio­len­cia», afir­mó Seeho­fer. «Em­pe­za­ron co­mo un par­ti­do de pro­tes­ta. Pe­ro mi­ren con aten­ción có­mo des­fi­lan jun­to a neo­na­zis, al la­do de Pe­gi­da o con hoo­li­gans», le se­cun­dó su prin­ci­pal ri­val den­tro de la for­ma­ción, el pri­mer mi­nis­tro bá­va­ro, Mar­kus Sö­der,

El panorama es dra­má­ti­co pa­ra la CSU, a la que se pro­nos­ti­ca un 35 % de in­ten­ción de­vo­to, un des­cen­so his­tó­ri­co pa­ra un par­ti­do que en el pa­sa­do su­peró el 50 % y que lle­gó al 60 % en 2003, pe­ro que en las regionales de 2008 y 2013 ba­jó ya al 43 y el 47 %, res­pec­ti­va­men­te. Los son­deos apuntan a un des­pe­gue de los Ver­des, que que­da­rían co­mo se­gun­da fuer­za con un 17 %, mien­tras que so­cial­de­mó­cra­tas, la ul­tra­de­re­chis­ta AfD y los lla­ma­dos Elec­to­res Li­bres [una es­ci­sión de la CSU] que­da­rían em­pa­ta­dos en un 11 %. Que la AfD es­té por de­ba­jo de su me­dia na­cio­nal [en las elecciones ge­ne­ra­les de ha­ce un año ob­tu­vo so­lo un 12,6 %] y muy le­jos de sus por­cen­ta­jes en el es­te del país se de­be a que ca­re­ce de es­truc­tu­ra lo­cal y lí­de­res en Ba­vie­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.