El úni­co li­cor de vino con cas­ta­ñas de Es­pa­ña es ga­lle­go

La Voz de Galicia (A Coruña) - de Vinos - - A LA ÚLTIMA - POR J. M. ORRIOLS

Noes un li­cor de los tiem­pos de María Cas­ta­ña, per­so­na­je lu­gués del si­glo XIV, al que nos re­fe­ri­mos pa­ra ha­blar de al­go que tie­ne mu­chos años de an­ti­güe­dad. Ni mu­cho me­nos. Al con­tra­rio, es­te es un li­cor de vino úni­co en Es­pa­ña que en el 2007 lan­zó al mer­ca­do la firma ga­lle­ga Vi­ni­ga­li­cia, con se­de en Chan­ta­da y que, des­de el pri­mer mo­men­to, con­quis­tó a los más go­lo­sos y a los aman­tes de los vi­nos dul­ces de to­da Eu­ro­pa y, de una ma­ne­ra muy es­pe­cial, a es­pa­ño­les y fran­ce­ses.

El nom­bre nos ha­bla ya de su ga­lle­gui­dad, por­que María Cas­ta­ña fue una au­tén­ti­ca he­roí­na ga­lle­ga que lu­chó con­tra los abu­si­vos im­pues­tos de la igle­sia de Lu­go en el año 1.386, y por­que las uvas de Men­cía y las cas­ta­ñas po­nen el res­to, pa­ra con­se­guir un vino real­men­te ori­gi­nal, que lle­va el dul­ce sa­bor de Ga­li­cia por to­do el mun­do.

Una re­ce­ta cen­te­na­ria

«La re­ce­ta —ex­pli­ca Juan Luís Mén­dez, ge­ren­te y res­pon­sa­ble de Vi­ni­ga­li­cia— tie­ne más de un si­glo y la guar­da­ban mis pa­dres en ca­sa. An­tes es­te ti­po de be­bi­das se con­su­mían mu­cho, pa­ra ce­le­brar fies­tas o pa­ra ob­se­quiar a las vi­si­tas. Los lla­ma­ban tos­ta­dos, por­que se en­ca­be­za­ban con al­cohol y se les aña­día ca­ra­me­lo. Lo mis­mo que ha­ce­mos no­so­tros aho­ra, con una ca­rac­te­rís­ti­ca di­fe­ren­cia­do­ra, co­mo es aña­dir al­go tan nues­tro co­mo la cas­ta­ña, con lo que ha­ce­mos un vino ori­gi­nal y que ade­más es ex­clu­si­vo de Chan­ta­da» El vino dul­ce tos­ta­do con cas­ta­ñas, ela­bo­ra­do con uvas tin­tas de Men­cía y Gar­na­cha, re­po­sa cua­tro me­ses en de­pó­si­to y un mí­ni­mo de tres me­ses más en bo­te­lla, lo cual le apor­ta ma­yor ca­li­dad y lo con­vier­te en re­fe­ren­cia en el res­trin­gi­do mun­do de los vi­nos dul­ces es­pa­ño­les.

Go­lo­so y ele­gan­te

María Cas­ta­ña pre­sen­ta un co­lor ro­jo fram­bue­sa con li­ge­ros ma­ti­ces te­ja. En bo­ca apor­ta sa­bor a fru­tas del bos­que en li­cor, acom­pa­ña­do por pre­do­mi­nan­tes no­tas de tos­ta­das y cre­mo­sas cas­ta­ñas. «Es un vino equi­li­bra­do —aña­de el bo­de­gue­ro— go­lo­so, ele­gan­te y na­da em­pa­la­go­so, cua­li­da­des sin du­da sig­ni­fi­ca­ti­vas a la ho­ra de com­pa­rar­se con otros mu­chos otros si­mi­la­res. Otra par­ti­cu­la­ri­dad es que tie­ne un cor­cho na­tu­ral y un sis­te­ma de cie­rre que per­mi­te abrir­lo, to­mar unas co­pas y guar­dar­lo, ya que va a aguan­tar años sin que su­fra al­te­ra­cio­nes or­ga­no­lép­ti­cas. Los ex­per­tos lo re­co­mien­dan pa­ra ape­ri­ti­vo o pos­tres dul­ces, co­mo, por ejem­plo, la tar­ta de Santiago o el ma­rrón gla­cé. La pro­duc­ción ac­tual es de 70.000 bo­te­llas y su pre­cio no lle­ga a los 10 eu­ros.

La re­ce­ta tie­ne más de un si­glo y la guar­da­ban en ca­sa los pa­dres del bo­de­gue­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.