Más de 8.000 per­so­nas acu­die­ron en 1987 a par­ti­ci­par de una ci­ta his­tó­ri­ca

El mi­nis­tro Sáenz de Cons­cu­llue­lla inau­gu­ró el puen­te, en una ce­re­mo­nia a la que no acu­die­ron los pre­si­den­tes de Xun­ta y Prin­ci­pa­do, y sí es­tu­vo el ex­pre­si­den­te del Go­bierno Leo­pol­do Cal­vo-Sotelo

La Voz de Galicia (Monforte) - Especial1 - - News -

Las pi­las­tras ori­gi­na­les del puen­te fue­ron re­for­za­das vein­te años des­pués, apro­ve­chan­do su des­do­bla­mien­to en au­to­vía

29 de ju­lio de 1987. El mi­nis­tro de Obras Pú­bli­cas y Ur­ba­nis­mo, Sáenz de Cos­cu­llue­la, inau­gu­ra­ba ofi­cial­men­te el puen­te de los San­tos. “Se ha­cía reali­dad una cen­te­na­ria ilu­sión de los ha­bi­tan­tes de to­da la zo­na as­tur-ga­lai­ca, que ve­rán in­ten­si­fi­car­se en los pró­xi­mos años las li­mi­ta­das re­la­cio­nes hu­ma­nas, co­mer­cia­les y cul­tu­ra­les que im­po­nía el obs­tácu­lo na­tu­ral que sig­ni­fi­ca­ba la ría de Ri­ba­deo. Cons­cien­tes de lo que sig­ni­fi­ca el puen­te pa­ra el fu­tu­ro desa­rro­llo de las dos co­mar­cas, que que­dan uni­das aho­ra por po­co más de 600 me­tros, más de ocho mil per­so­nas pro­ce­den­tes de am­bas már­ge­nes de la ría y de otras zo­nas más dis­tan­tes, se die­ron ci­ta po­co des­pués de las do­ce de la ma­ña­na so­bre el puen­te pa­ra asis­tir a la inau­gu­ra­ción”. Así re­za­ba la crónica pe­rio­dís­ti­ca que pu­bli­có La Voz de Ga­li­cia de aquel his­tó­ri­co.

Y con­ti­nua­ba: “La prác­ti­ca to­ta­li­dad de la su­per­fi­cie del puen­te se vio ocu­pa­da por mi­les de per­so­nas que, en al­gu­na for­ma, se vie­ron huér­fa­nas de sus re­pre­sen­tan­tes au­to­nó­mi­cos. Co­mo se vino anun­cian­do du­ran­te los úl­ti­mos días, fal­ta­ron a la ci­ta -qui­zá no fue­ron in­vi­ta­dos de­bi­da­men­te, o con la su­fi­cien­te an­te­la­ción- los pre­si­den­tes de los dos go­bier­nos au­to­nó­mi­cos o au­to­ri­da­des en las que de­le­ga­sen su pre­sen­cia. Al­bor es­ta­ba en Su­da­mé­ri­ca y Pe­dro de Silva pre­si­día la to­ma de po­se­sión del con­se­jo del go­bierno del Prin­ci­pa­do”.

Sí es­tu­vie­ron ese día el mi­nis­tro Sáenz de Cons­cu­llue­la, que lle­gó en un he­li­cóp­te­ro del Ejér­ci­to del Ai­re, acom­pa­ña­do por los de­le­ga­dos del Go­bierno de As­tu­rias y Ga­li­cia; go­ber­na­do­res ci­vi­les de Lu­go y de Ovie­do; el di­rec­tor ge­ne­ral de Ca­rre­te­ras; el pre­si­den­te de la Dipu­tación de Lu­go, y los al­cal­des de Cas­tro­pol y Ri­ba­deo. No fal­tó el ex­pre­si­den­te del Go­bierno, Leo­pol­do Cal­vo Sotelo, in­vi­ta­do a úl­ti­ma ho­ra por el pro­pio mi­nis­tro. No asis­tió la en­ton­ces al­cal­de­sa de Ve­ga­deo, Ser­van­da Gar­cía, que se su­po­nía iba a ser la lo­ca­li­dad más agra­via­da por la aper­tu­ra del puen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.