La bio­ma­sa se abre pa­so

Los lu­cen­ses son cons­cien­tes de la im­por­tan­cia que tie­nen las ener­gías re­no­va­bles

La Voz de Galicia (Monforte) - Especial2 - - Gasóleos Y Calefacción - LUIS CON­DE

La bio­ma­sa es la fuen­te de ener­gía re­no­va­ble que cuen­ta con ma­yor po­ten­cial de cre­ci­mien­to y uno de los re­cur­sos re­no­va­bles más uti­li­za­dos. El en­ca­re­ci­mien­to de otros com­bus­ti­bles en los úl­ti­mos años y la cre­cien­te preo­cu­pa­ción por el cam­bio cli­má­ti­co han con­tri­bui­do a su rá­pi­do de­sa­rro­llo, con­vir­tién­do­se en una fuen­te de ener­gía al­ter­na­ti­va no con­ta­mi­nan­te y muy competitiva.

To­do es­to se tra­du­jo en la ins­ta­la­ción de un ma­yor nú­me­ro de es­tu­fas y cal­de­ras de ma­de­ra pe­le­ti­za­das. To­das son ven­ta­jas con es­te sis­te­ma, ya que al­can­za tem­pe­ra­tu­ras si­mi­la­res a las del gas y del ga­só­leo. Cues­ta has­ta cua­tro ve­ces me­nos que otros com­bus­ti­bles co­mo son pe­tró­leo o el car­bón, y ade­más su pre­cio es mu­cho más es­ta­ble, ya que no de­pen­de de cues­tio­nes geo­po­lí­ti­cas. «El aho­rro es­tá en­tre el 20 y el 30%», co­men­ta un ins­ta­la­dor.

Es­te ti­po de cal­de­ras son mu­cho más efi­cien­tes me­dioam­bien­tal­men­te, se­gu­ras y eco­nó­mi­cas. Ade­más, tie­nen to­das las ven­ta­jas de otras cal­de­ras: fun­cio­na­mien­to au­to­má­ti­co, au­to­lim­pie­za, tem­po­ri­za­ción, car­ga anual de com­bus­ti­ble y ali­men- ta­ción des­de un si­lo o de­pó­si­to sub­te­rrá­neo

Ma­yor in­ver­sión

Es ver­dad que la in­ver­sión en bio­ma­sa es un 15% ma­yor que la con­ven­cio­nal, pe­ro, se­gún los es­pe­cia­lis­tas en es­te ti­po de ener­gías re­no­va­bles, es­te cos­te se amor­ti­za en tres o cua­tro años.

Se tra­ta de una fuen­te de ener­gía re­no­va­ble que se ob­tie­ne de fuen­tes na­tu­ra­les inago­ta­bles, de­bi­do a la gran can­ti­dad de ener­gía que con­tie­nen o por su ca­pa­ci­dad de re­ge­ne­ra­ción de ma­ne­ra na­tu­ral.

Con­vier­te re­si­duos en re­cur­sos. Gra­cias a la bio­ma­sa, el sec- tor agrí­co­la y otras in­dus­trias pue­den re­ci­clar sus ex­ce­den­tes. Ade­más, el pro­pio re­si­duo pro­du­ci­do por la bio­ma­sa, co­mo las ce­ni­zas, pue­de re­uti­li­zar­se co­mo abono.

Es una fuen­te de ener­gía no con­ta­mi­nan­te y res­pe­tuo­sa con el me­dio am­bien­te. A pe­sar de que pa­ra su apro­ve­cha­mien­to ener­gé­ti­co es ne­ce­sa­rio rea­li­zar una com­bus­tión, las plan­tas al ser que­ma­das ex­pul­sa­rán la mis­ma can­ti­dad de CO2 que ab­sor­bie­ron du­ran­te su ci­clo de vi­da, por lo que no su­pon­drá un au­men­to de es­te gas pa­ra la at­mós­fe­ra. Ade­más, co­la­bo­ra con la lim­pie­za fo­res­tal, evi­tan­do in­cen­dios, la ero­sión y de­gra­da­ción del sue­lo.

Los pre­cios

Por lo que res­pec­ta a los pre­cios, si se com­pa­ran con las con­ven­cio­na­les, el usua­rio sa­le ga­nan­do. El cos­te de los pe­llets se si­túa en torno 0,25 eu­ros, mien­tras que el li­tro de ga­só­leo as­cien­de a 0,68 eu­ros.

En al­gu­nas vi­vien­das que tie­nen ca­le­fac­ción de ga­só­leo tam­bién in­cor­po­ran cal­de­ras de pe­llets. A su la­do se ubi­ca una tol­va, que es don­de se de­po­si­ta lo que se que­ma. Des­de ahí se co­nec­ta a los ra­dia­do­res. En lo to­can­te al con­su­mo, hay que se­ña­lar que ca­da dos días se vie­ne con­su­mien­do un sa­co de quin­ce ki­los.

La bio­ma­sa con­vi­ve con la ae­ro­ter­mia y la geo­ter­mia, dos fuen­tes de ener­gía que con el pa­so de los años han ido ga­nan­do te­rreno en las vi­vien­das de los lu­cen­ses.

Mu­chos son los lu­cen­ses que han op­ta­do es­tos años por ins­ta­lar cal­de­ras de bio­ma­sa

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.