EL MUN­DO SE­GÚN CAR­LA BRU­NI

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - PORTADA - Por Ale­xan­dra Fer­nán­dez

Una en­tre­vis­ta, ta­cha­da de de­ma­sia­do frívola, ha abier­to la ca­ja de los true­nos en Fran­cia en pleno pe­rio­do elec­to­ral

LA MU­JER DE SAR­KOZY HA CON­CE­DI­DO UNA EN­TRE­VIS­TA EN LA PREN­SA FRAN­CE­SA QUE NO TIE­NE DES­PER­DI­CIO. «MI CHI­CO ES DEL TI­PO CO­LEC­CIO­NIS­TA», ASE­GU­RA. LAS CRÍ­TI­CAS NO HAN TAR­DA­DO EN CAER SO­BRE EL MA­TRI­MO­NIO

Ados días de las elec­cio­nes re­gio­na­les en Fran­cia, Car­la Bru­ni Sar­kozy re­ci­bió en su man­sión de Vi­lla Mont­mo­rency, al oes­te de Pa­rís, al pe­rio­dis­ta y es­cri­tor Si­mon Li­be­ra­ti pa­ra rea­li­zar una en­tre­vis­ta pos­te­rior­men­te pu­bli­ca­da en Le Fi­ga­ro Ma­da­me. El re­la­to so­bre la ex pri­me­ra da­ma na­rra de for­ma poé­ti­ca el en­cuen­tro, des­cri­bien­do la voz de su sue­gra ju­gan­do al brid­ge en el sa­lón del pa­la­ce­te, sus ci­ga­rri­llos fi­nos y el per­fu­me a cue­ro de Ru­sia que inun­da la sa­la. El aná­li­sis de la de­co­ra­ción de la ca­sa del ma­tri­mo­nio es ca­si tan ex­haus­ti­vo co­mo el de las pa­la­bras de la can­tan­te. «Mi chi­co es del ti­po co­lec­cio­nis­ta», afir­ma Bru­ni so­bre su ma­ri­do, Ni­co­las Sar­kozy, ex pre­si­den­te de Fran­cia y lí­der del par­ti­do con­ser­va­dor Los Re­pu­bli­ca­nos (LR). En las pa­re­des cuel­gan fo­to­gra­fías, au­tó­gra­fos y has­ta un ma­nus­cri­to ori­gi­nal de Ver­lai­ne. Un am­bien­te de ta­ller ar­tís­ti­co pa­ra el que Bru­ni con­fie­sa sen­tir­se de­ma­sia­do ma­yor. En la en­tre­vis­ta, ti­tu­la­da «El mun­do se­gún Car­la», la mu­jer en­tre­abre las puer­tas de su vi­da, aun­que, en pa­la­bras de Li­ber­ti, no va más allá de un osa­do flir­teo con la sin­ce­ri­dad. Tra­ba­ja por las no­ches, a par­tir de las diez, es­cri­be y com­po­ne con una cer­ve­za en la mano, y fu­ma de­ma­sia­do. So­bre su familia evi­ta en­trar en de­ta­lles. «En fin, no siem­pre sé de qué ha­blar­les a mis hi­jos...», co­men­ta.

CA­LI­DAD DE VI­DA

De su re­la­ción con Rap­haël Ent­ho­ven na­ció Au­ré­lien, de 14 años, y de su ma­tri­mo­nio con Sar­kozy tie­ne a Giu­lia, de cua­tro. In­sis­te en que ado­ra la vi­da en familia y que pa­ra ella es una suer­te ha­ber­la co­no­ci­do. Con me­lan­co­lía y a me­dia voz re­cuer­da a sus pa­dres: «Te­nían una vi­da de ma­yor ca­li­dad que la nues­tra, es­ta­ban en­tu­sias­ma­dos por los des­cu­bri­mien­tos me­di­ci­na­les o es­pa­cia­les y se arre­gla­ban por las no­ches pa­ra ce­nar... Aho­ra to­dos los si­tios a los que iban se han vuel­to feos».

Tras com­ple­tar su gi­ra mun­dial, de Barcelona a Nue­va York pa­san­do por Su­da­mé­ri­ca, Car­la Bru­ni des­apa­re­ció dis­cre­ta­men­te de la es­ce­na ar­tís­ti­ca. En oc­tu­bre asis­tió al pro­gra­ma de te­le­vi­sión Vi­ve­ment Di­man­che, in­vi­ta­da por el can­tan­te Ch­ris­top­he Wi­llem, pa­ra quién es­cri­bió al­gu­nas le­tras pa­ra su nue­vo tra­ba­jo dis­co­grá­fi­co. Y des­de en­ton­ces so­lo se de­jó fo­to­gra­fiar en el co­le­gio elec­to­ral de su ba­rrio parisino, po­san­do jun­to a su es­po­so.

La pu­bli­ca­ción de la en­tre­vis­ta, a po­cas ho­ras de las elec­cio­nes re­gio­na­les y en un pe­rió­di­co que sim­pa­ti­za con el par­ti­do LR, no ha es­ta­do exen­ta de po­lé­mi­ca. La pe­rio­dis­ta de L’Obs Ca­ro­li­ne Par­lan­ti ata­có al au­tor, a la en­tre­vis­ta­da y a Le Fi­ga­ro tan­to por el mo­men­to de su sa­li­da co­mo por su con­te­ni­do. «Me pre­gun­to có­mo tal tex­to, tan lleno de su­fi­cien­cia por par­te de su au­tor, tan hue­co en tér­mi­nos de in­for­ma­ción y tan vul­gar en la ex­hi­bi­ción de la ri­que­za de Ma­da­me Sar­kozy, ha po­di­do ser pu­bli­ca­do» es­cri­bió Par­lan­ti, que apro­ve­chó la oca­sión pa­ra des­li­zar la de­ten­ción de Li­be­ra­ti por con­su­mo de co­caí­na en la vía pú­bli­ca. Y tam­po­co ol­vi­dó men­cio­nar las fo­to­gra­fías que acom­pa­ñan la en­tre­vis­ta, en las que una Car­la Bru­ni sin ras­tro de arru­gas lu­ce la nue­va co­lec­ción de jo­yas Bul­ga­ri, ca­sa de la que es mu­sa. «¿El mun­do se­gún Car­la? Jo­yas, fra­ses pres­ta­das y pre­ten­cio­sas, piel y fo­tos gro­se­ra­men­te re­to­ca­das», con­clu­ye.

Los Re­pu­bli­ca­nos se han si­tua­do a la ca­be­za de la ca­rre­ra po­lí­ti­ca por la pre­si­den­cia fran­ce­sa tras las elec­cio­nes re­gio­na­les. Bru­ni cuen­ta con gran­des po­si­bi­li­da­des de recuperar su tí­tu­lo de pri­me­ra da­ma si Sar­kozy su­pera al al­cal­de de Bur­deos Alain Jup­pé en las pri­ma­rias que se ce­le­bra­rán en no­viem­bre de 2016.

ACU­SA­DA DE FRI­VO­LI­DAD. Car­la Bru­ni, en el so­fá de su man­sión en Vi­lla Mont­mo­rency, una zo­na re­si­den­cial pri­va­da en el oes­te de Pa­rís. Los co­men­ta­rios que ha he­cho en su úl­ti­ma en­tre­vis­ta, ca­li­fi­ca­da de frívola por una par­te de la opi­nión pú­bli­ca, ha vuel­to a co­lo­car­la en el cen­tro de las crí­ti­cas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.