LA MÁ­XI­MA DE RO­BERT CA­PA: «SI TU FO­TO NO ES LO BAS­TAN­TE BUE­NA ES POR­QUE NO ES­TÁS SU­FI­CIEN­TE­MEN­TE CER­CA»

La Voz de Galicia (A Coruña) - ExtraVoz - - ACTUALIDAD -

¿Es pe­li­gro­so o ne­ce­sa­rio in­vo­lu­crar­se sen­ti­men­tal­men­te en las his­to­rias? Ja­vier Bau­luz ase­gu­ra que siem­pre re­cuer­da la fra­se de Ro­bert Ca­pa: «si tu fo­to no es lo bas­tan­te bue­na es por­que no es­tás su­fi­cien­te­men­te cer­ca». Yo es­ta idea la en­tien­do como cer­ca emo­cio­nal­men­te. Tie­nes que po­ner­te en el lu­gar del otro. Así es como pue­des en­ten­der lo que le su­ce­de por­que cuan­do me­jor lo en­tien­das me­jor lo vas a po­der con­tar. En la ima­gen, Bau­luz du­ran­te su úl­ti­ma es­tan­cia en Les­bos pa­ra re­tra­tar la reali­dad de la lle­ga­da de re­fu­gia­dos

mundo y la so­cie­dad? —Via­jan­do, co­mien­do y dur­mien­do con los re­fu­gia­dos des­de Gre­cia has­ta Ale­ma­nia, me di cuen­ta de que el 95 % de la gen­te es ma­ra­vi­llo­sa, bue­na y que cuan­to me­nos tie­nen más te ayu­dan. Ese co­no­ci­mien­to te da fuer­zas pa­ra se­guir con­tan­do lo que pa­sa cuan­do se vio­lan sus de­re­chos, y te­ner la con­cien­cia tran­qui­la. —¿Una vez aban­do­na­do el con­flic­to, qué se que­da en uno mis­mo? ¿Hay se­cue­las? —Lo peor es la im­po­ten­cia de no te­ner una va­ri­ta má­gi­ca y po­der arre­glar cual­quie­ra de esos te­mas, te­ner­te que ir y de­jar en me­dio de Sa­ra­je­vo, ro­dea­da y bom­bar­dea­da a una ni­ña so­bre la cual has he­cho una his­to­ria. Y lue­go eso que aho­ra se de­no­mi­na síndrome de es­trés post-trau­má­ti­co. Re­cuer­do en Ruan­da que te­nías un mi­llón de per­so­nas que lo úni­co que

ha­cían era mo­rir­se de có­le­ra de­lan­te de tus na­ri­ces... des­pués pa­sé cua­tro me­ses fa­tal. — « ¿ Por qué ha­ces fo­tos? » le pre­gun­ta­ba ha­ce unas se­ma­nas una mu­jer mien­tras des­em­bar­ca­ba una bar­ca con cin­cuen­ta re­fu­gia­dos en Les­bos... ¿por qué ha­ce fo­tos? ¿Si­gue con­fian­do en el po­der de mo­vi­li­za­ción de las imá­ge­nes? —Si­go cre­yen­do en el po­der de una bue­na fo­to­gra­fía de trans­mi­tir no al es­tó­ma­go sino a la ca­be­za y al co­ra­zón lo que es­tá su­ce­dien­do. En Les­bos pa­sa­ba una co­sa muy cu­rio­sa. Es­ta­ban lle­gan­do mu­chos vo­lun­ta­rios pa­ra ayu­dar ya que las or­ga­ni­za­cio­nes in­ter­na­cio­na­les y los go­bier­nos no es­tán ha­cien­do na­da. Gen­te como los so­co­rris­tas vo­lun­ta­rios de Proac­ti­va de Bar­ce­lo­na es­tán re­ci­bien­do las lan­chas, sa­can­do a los ni­ños, ayu­dan­do a la gen­te... Era cu­rio­so que al­gu­na de

es­tas ma­ra­vi­llo­sas per­so­nas no eran ca­pa­ces de en­ten­der el tra­ba­jo de los fo­tó­gra­fos. Al­gu­nos se en­fa­da­ban con­ti­go y te que­da­bas mi­rán­do­les pre­gun­tán­do­te có­mo no se da­ban cuen­ta de que ellos no ha­brían sa­bi­do lo qué es­ta­ba pa­san­do allí si no fue­se por las fo­to­gra­fías. —En si­tua­cio­nes así, ¿cuán­do hay que de­jar la cá­ma­ra y echar una mano? — Es muy sen­ci­llo, es el sen­ti­do co­mún. Los pe­rio­dis­tas y fo­to­pe­rio­dis­tas so­mos per­so­nas an­tes que pe­rio­dis­tas. Si ves a un ni­ño que se es­tá aho­gan­do de­lan­te de tus na­ri­ces y tú eres el úni­co o el más ca­pa­ci­ta­do pa­ra que no mue­ra, ¿qué vas a ha­cer? —Ha es­ta­do años en las va­llas de Ceu­ta y Me­li­lla tes­ti­mo­nian­do la odi­sea que vi­ven las per­so­nas que in­ten­tan en­trar en nues­tro país, es­tu­vo con los re­fu­gia­dos

re­co­rrien­do vías de tre­nes ha­cia Eu­ro­pa cuan­do na­die ha­bla­ba de ellos... ¿Hay al­gún lu­gar en el que la­men­te no ha­ber es­ta­do? —He ido a los si­tios que en los dis­tin­tos mo­men­tos de la his­to­ria me han lla­ma­do, la ma­yo­ría de ve­ces con cua­tro eu­ros en el bol­si­llo y sin bi­lle­te de vuel­ta ni un tra­ba­jo en­car­ga­do. — ¿ Una fo­to­gra­fía con la que se que­de o que le ha­ya mar­ca­do per­so­nal­men­te? —Hay dos fo­tos sim­bó­li­cas: la de la pa­re­ja to­man­do el sol en la pla­ya con un in­mi­gran­te en la are­na un po­co más allá de ellos, que si­gue sien­do la ex­pli­ca­ción grá­fi­ca de lo que pa­sa en Eu­ro­pa con la in­mi­gra­ción, y otra de un jo­ven pa­les­tino dis­pa­ran­do con un ti­ra­chi­nas con­tra un he­li­cóp­te­ro mi­li­tar is­rae­lí. Esas fo­to­gra­fías re­fle­jan bas­tan­te lo que es mi tra­ba­jo de mu­chos años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.