LOS BRONFMAN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - ENTREVISTA EXCLUSIVA -

En tres ge­ne­ra­cio­nes, los Bronfman pa­sa­ron de ser gran­je­ros a con­ver­tir­se en al­tos eje­cu­ti­vos de Nue­va York. El ori­gen de la fa­mi­lia se re­mon­ta a Ca­na­dá, en 1889, a don­de lle­gó Ei­chel Bronfman, re­fu­gia­do ru­so, jun­to con su mu­jer y sus cua­tro hi­jos. Po­co a po­co fue­ron de­jan­do las la­bo­res pro­pias del cam­po pa­ra in­ver­tir en ho­te­les y en el ne­go­cio del al­cohol. En 1919, tras la muer­te del pa­triar­ca, su hi­jo Sam to­mó las rien­das del fruc­tí­fe­ro ne­go­cio: en 1922 los Bronfman ya eran mi­llo­na­rios. Seis años más tar­de, Sam fun­dó Sea­gram, crean­do un gran im­pe­rio li­co­re­ro que am­plió con in­ver­sio­nes en cam­pos co­mo el pe­tró­leo. El em­pre­sa­rio se ca­só con Said­ye Ros­ner, hi­ja de una fa­mi­lia adi­ne­ra­da de in­mi­gran­tes ju­díos ru­sos, con quien tu­vo cua­tro hi­jos. En 1957, uno de sus vásta­gos, Ed­gar, se hi­zo car­go de la fi­lial de Sea­gram en Es­ta­dos Uni­dos, pa­ra en 1971 asu­mir la di­rec­ción de la com­pa­ñía, tras fa­lle­cer su pa­dre de cán­cer de prós­ta­ta, a los 82 años. Ed­gar su­mó a la em­pre­sa la mul­ti­na­cio­nal de pro­duc­tos quí­mi­cos Du­pont y, al igual que su pa­dre, fue pre­si­den­te del Con­gre­so Mun­dial Ju­dío, don­de lle­vó a ca­bo una im­por­tan­te la­bor so­li­da­ria. En 1973, Ed­gar se di­vor­ció de su mu­jer, Ann Loeb, ma­dre de sus cin­co hi­jos, el se­gun­do de los cua­les, Ed­gar Jr., se con­ver­ti­ría en su su­ce­sor. El jo­ven Bronfman tu­vo des­de ni­ño una cla­ra in­cli­na­ción ar­tís­ti­ca y crea­ti­va, vo­ca­ción que com­pa­gi­nó con su tra­ba­jo den­tro de la em­pre­sa fa­mi­liar de li­co­res. Cuan­do Ed­gar Jr. asu­mió el car­go de con­se­je­ro de­le­ga­do de Sea­gram, de­ci­dió ex­pan­dir la em­pre­sa a la in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to, y ad­qui­rió la dis­co­grá­fi­ca Poly­gram y los es­tu­dios de ci­ne Uni­ver­sal. En el año 2000, el em­pre­sa­rio ven­dió Sea­gram al con­glo­me­ra­do fran­cés de co­mu­ni­ca­ción Vi­ven­di, en la que ejer­ció de vi­ce­pre­si­den­te. Sin em­bar­go, el ne­go­cio no fun­cio­nó, por­que coin­ci­dió con el boom de las em­pre­sas pun­to.com y las ac­cio­nes ca­ye­ron en pi­ca­do. Más tar­de, Ed­gar se pa­só al ám­bi­to mu­si­cal li­ga­do a War­ner Mu­sic Group, co­mo di­rec­tor eje­cu­ti­vo (2004-2011) y co­mo pre­si­den­te (2011-2012). Un mun­do que de­jó atrás, ya que en la ac­tua­li­dad, tra­ba­ja en ma­te­rias de desa­rro­llo sos­te­ni­ble. Ed­gar tie­ne tres hi­jos con su pri­me­ra mu­jer, la ac­triz afro­ame­ri­ca­na Sherry Bre­wer, y com­par­te cua­tro hi­jos con Clarissa Al­cock, con quien se ca­só en 1993.

ED­GAR JR. Y CLARISSA BRONFMAN.

SAM Y ED­GAR SR. BRONFMAN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.