LA NUE­VA VI­DA DE LAS CHI­CAS PREYS­LER

LA EN­TRA­DA DEL NO­BEL EN LA VI­DA DE ISA­BEL HA RE­VO­LU­CIO­NA­DO TAM­BIÉN LA DE SUS HI­JAS. ASÍ HA SI­DO ‘EL TSU­NA­MI VAR­GAS LLO­SA’.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - PORTADA -

Cuan­do Ma­rio Var­gas Llo­sa en­tró en la vi­da de Isa­bel Preys­ler ni ella ni sus hi­jas se ima­gi­na­ban el au­tén­ti­co tsu­na­mi que es­ta­ba a pun­to de azo­tar sus vi­das. Sí, por­que la rei­na de co­ra­zo­nes es la que arras­tra a sus hi­jas y, por lo tan­to, el cam­bio que ha ex­pe­ri­men­ta­do en los úl­ti­mos me­ses, de ma­ne­ra inevi­ta­ble, ha in­flui­do en lo que les es­tá pa­san­do. A Ta­ma­ra Fal­có pa­re­ce no ha­ber­le cos­ta­do adap­tar­se y, de vi­vir con el ‘ti­to’ Mi­guel, ha pa­sa­do a com­par­tir te­cho con el ‘ti­to’ Ma­rio. El Pre­mio No­bel, ya de vuel­ta en Ma­drid, se ha ins­ta­la­do jun­to a Isa­bel en su ca­sa de Puer­ta de Hie­rro.

Es­ta cir­cuns­tan­cia po­dría ser la que ha pre­ci­pi­ta­do que Ana Bo­yer se ha­ya in­de­pen­di­za­do jun­to a Fernando Ver­das­co. Aun­que ella lo nie­ga, eso se des­pren­de de las pa­la­bras de su her­ma­na Chá­be­li en la en­tre­vis­ta que les ofre­ce­mos en es­te nú­me­ro. Pre­gun­ta­da por si Ana ha­bía lle­va­do mal la re­la­ción de su ma­dre con Var­gas Llo­sa, su res­pues­ta es de com­pren­sión, pe­ro bas­tan­te cla­ri­fi­ca­do­ra: «Son pe­que­ñas co­sas que pa­san nor­mal­men­te. Ella es jo­ven­ci­ta, ha es­ta­do siem­pre con su pa­dre y su ma­dre, y es un gran cam­bio pa­ra ella».

YA CO­NO­CE A TO­DOS Tan­to es así que, ha­ce unos días, la pa­re­ja que mue­ve a to­das las chi­cas Preys­ler, Isa­bel y Ma­rio, vo­ló a Mia­mi pa­ra ce­le­brar Ac­ción de Gra­cias en ca­sa de Chá­be­li y, así, que el pe­ruano pu­die­ra co­no­cer a la úni­ca hi­ja de su ac­tual pa­re­ja que le fal­ta­ba. La ce­na la com­par­tie­ron, ade­más, con Ju­lio José y su mu­jer, Charisse Ver­haert. En­ri­que no pu­do acu­dir por com­pro­mi­sos la­bo­ra­les, con­cre­ta­men­te un con­cier­to en Du­bai, que pro­vo­có que no pu­die­ra re­unir­se con su ma­dre y el no­vio de es­ta has­ta días des­pués, cuan­do An­na Kur­ni­ko­va les aco­gió en la ca­sa que com­par­ten. Pe­ro, al mar­gen de es­ta re­vo­lu­ción, lo esen­cial en la re­la­ción que di­na­mi­tó las in­for­ma­cio­nes ro­sas es­te

ve­rano, es có­mo Isa­bel ha pa­sa­do de ser una mu­jer do­lien­te, de­di­ca­da a los cui­da­dos de su en­ton­ces ma­ri­do, Mi­guel Bo­yer, a otra re­no­va­da que ha sa­li­do de su en­cie­rro. Jun­to a Ma­rio se ha re­co­rri­do me­dio mun­do en es­tos me­ses y, co­mo se ob­ser­va en es­tas imá­ge­nes ex­clu­si­vas to­ma­das en el ae­ro­puer­to, es­tá en­tre­ga­da has­ta el pun­to de lle­var­le las ca­mi­sas ella mis­ma. La es­ta­bi­li­dad en­tre ellos es tal, que con el di­vor­cio de Ma­rio de Pa­tri­cia Llo­sa en mar­cha, to­do apun­ta a que es so­lo cues­tión de tiem­po que Isa­bel se con­vier­ta en la pró­xi­ma mar­que­sa de Var­gas Llo­sa. Sin em­bar­go, hay que acla­rar que, si se ha­bía di­cho que Pa­tri­cia se ha­bía en­te­ra­do de la no­ti­fi­ca­ción de di­vor­cio a tra­vés de los me­dios, el li­te­ra­to in­ci­día en Ba­ra­jas, a su vuel­ta ya pa­ra ins­ta­lar­se en la ca­pi­tal con Isa­bel, que su re­la­ción con su ex es bue­na. Sea o no ver­dad ese buen ro­llo en­tre el No­bel y la ma­dre de sus hi­jos, lo que es in­ne­ga­ble y se re­fuer­za con es­tas fo­tos lle­nas de ges­tos de ca­ri­ño y com­pli­ci­dad es la re­vo­lu­ción que Ma­rio ha pro­vo­ca­do en la vi­da de las chi­cas Preys­ler.

La in­de­pen­den­cia de Ana Bo­yer (iz­da.) pu­die­ra ha­ber­se ace­le­ra­do por la en­tra­da de Ma­rio en la ca­sa de Puer­ta de Hie­rro. Chá­be­li (dcha.) jus­ti­fi­ca a su her­ma­na.

Preys­ler, en­tre­ga­da a la re­la­ción, co­lo­ca las ca­mi­sas de Ma­rio den­tro la ma­le­ta en el ae­ro­puer­to.

Ta­ma­ra vo­ló con su ma­dre y Ma­rio has­ta Mia­mi, don­de ce­le­bra­ron Ac­ción de Gra­cias en ca­sa de Chá­be­li. En la ve­la­da coin­ci­die­ron, ade­más, con Ju­lio José y su es­po­sa, Charisse Ver­haert. El es­cri­tor ha he­cho bue­nas mi­gas con los hi­jos de Isa­bel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.