UN HÉ­ROE DE GUE­RRA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - INFORME -

El prín­ci­pe Saad Bin Ab­du­la­ziz mu­rió con 78 años de­jan­do atrás una di­la­ta­da bio­gra­fía. Na­ció en 1915 y fue el sép­ti­mo hi­jo del rey Ab­du­la­ziz bin Saud, el pri­me­ro de Ara­bia Sau­di­ta, que mu­rió en tiem­pos del fa­mo­so rey Fahd, be­ne­fac­tor de Mar­be­lla. Des­de jo­ven tu­vo un pa­pel ac­ti­vo en las gue­rras que desem­bo­ca­ron en la uni­fi­ca­ción de Ara­bia –fue he­ri­do en ba­ta­lla– pa­ra con­for­mar el es­ta­do que co­no­ce­mos hoy, lle­gan­do a co­man­dan­te ad­jun­to en la ba­ta­lla fi­nal de Ji­zan, en 1932. Reuni­fi­ca­do el reino, fue nom­bra­do, con so­lo 18 años, go­ber­na­dor de la pro­vin­cia Kha­mis Mus­hait. Tres años des­pués con­si­guió re­cha­zar los ata­ques del ve­cino reino de Ye­men. Su ca­rre­ra as­cen­den­te lo lle­vó a ser nom­bra­do go­ber­na­dor del emi­ra­to de Asir, en 1941, y con­si­guió desa­rro­llar enor­me­men­te la re­gión me­dian­te pre­sas flu­via­les, mer­ca­dos y po­zos, amén de de­fen­sas aé­reas has­ta 1960, año en el que fue nom­bra­do vi­ce­mi­nis­tro de In­te­rior pa­ra asun­tos de se­gu­ri­dad. En 1987 tra­ba­jó en Es­pa­ña como agre­ga­do de la em­ba­ja­da de su país en Ma­drid, cuan­do Ara­bia Sau­dí era ya un ri­quí­si­mo es­ta­do por la ex­plo­ta­ción del pe­tró­leo. El prín­ci­pe Saad al­can­zó el car­go de je­fe del con­se­jo de la Ca­sa de Saud –la fa­mi­lia rei­nan­te–, se des­po­só con seis mu­je­res y en­tre sus hi­jos des­ta­can dos vi­ce­go­ber­na­do­res, uno de Riad y otro de Ha’il. Saad Bin Ab­du­la­ziz en­fer­mó de cán­cer y falleció en la ciu­dad de Jed­dah el 23 de ju­lio de 1993. Fue en­te­rra­do en la Me­ca.

Em­ba­ja­da de Ara­bia Sau­dí en Ma­drid, don­de tra­ba­jó como agre­ga­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.