JAY­NE MANS­FIELD ECLIP­SA A SOP­HIA LO­REN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - LO ÚLTIMO -

La fo­to se­gu­ro que la co­no­cen, lo que tal vez ig­no­ren es la his­to­ria que hay de­trás, por­que esa era la gran no­che de Sop­hia Lo­ren, su pre­sen­ta­ción en Holly­wood. Sin em­bar­go, al­go ocu­rrió, una es­pe­cie de te­rre­mo­to lla­ma­do Jay­ne Mans­field que le ro­bó la aten­ción por com­ple­to. Lle­gó la última y fue di­rec­ta ha­cia ella. De­jó a to­dos sin ha­bla, es­pe­cial­men­te a la que iba a ser la pro­ta­go­nis­ta de la ve­la­da. «Mi­ra la fo­to­gra­fía. ¿Dón­de es­tán mis ojos? Es­toy mi­ran­do fi­ja­men­te sus pe­zo­nes por­que ten­go mie­do de que va­yan a caer en mi pla­to. En mi ros­tro pue­des ver el mie­do. Ten­go mu­cho mie­do de que to­do en aquel vestido va­ya a caer -¡boom!y de­rra­mar­se so­bre la me­sa», con­tó Lo­ren ha­ce dos años en una en­tre­vis­ta. Ade­más co­men­tó que nun­ca fir­ma­ba esa fo­to, a pe­sar de lo mu­cho que se lo pe­dían: «No me gus­ta ver­la, fue un mo­men­to muy des­agra­da­ble pa­ra mí», di­jo. Aun­que lo cier­to es que una si­tua­ción así no po­día sor­pren­der a na­die. La es­pe­cia­li­dad de Mans­field eran esos su­pues­tos ac­ci­den­tes que de­ja­ban su ana­to­mía al ai­re. En 1955, por ejem­plo, sal­tó a la fa­ma gra­cias a que per­dió la par­te de arri­ba del bi­qui­ni en la pre­sen­ta­ción de una pe­lí­cu­la. Su pa­pel era tan in­sig­ni­fi­can­te que ni si­quie­ra apa­re­cía en los cré­di­tos pe­ro se lle­vó to­das las mi­ra­das. A par­tir de ahí, fue un no pa­rar. Has­ta dos ve­ces se le lle­gó a caer el vestido en un mis­mo día y su es­ti­lis­ta, Ri­chard Black­well, de­jó de tra­ba­jar con ella por mie­do a per­der su buen nom­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.