LA MÁS MO­DER­NA DE LAS CHI­CAS AL­MO­DÓ­VAR

DI­VER­TI­DA, SOR­PREN­DEN­TE, EN­TRA­ÑA­BLE, SU­RREA­LIS­TA Y DES­CON­CER­TAN­TE SON AL­GU­NOS DE LOS ADJETIVOS QUE LA HAN DES­CRI­TO. LA AC­TRIZ DE RE­PAR­TO POR EX­CE­LEN­CIA FA­LLE­CÍA EL PA­SA­DO 5 DE ABRIL DE­JÁN­DO­NOS GRAN­DES FRA­SES PA­RA LA POS­TE­RI­DAD. RE­PA­SA­MOS SU EX­TEN­SO LE­GA­DO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - REPORTAJE - POR LUIS NEMOLATO

Con unas enor­mes ga­fas de sol, un mo­ño ti­ran­te y una rebeca ca­si tras­lu­ci­da a la al­tu­ra del pe­cho, Chus Lam­prea­ve re­ci­ta­ba re­pan­chin­ga­da en el Mer­ce­des del «nue­vo no­vio» de su hi­ja una poe­sía de­di­ca­da a Al­ma­gro. Lo ha­cía mi­ran­do des­de la ven­ta­ni­lla el cam­po de gi­ra­so­les y cor­tan­do un po­co de que­so man­che­go. En reali­dad, era la ma­dre de Pe­dro Al­mo­dó­var la que ha­bla­ba. Aque­llos ver­sos que Chus re­ci­ta­ba le per­te­ne­cían. Sin em­bar­go, pa­ra la pos­te­ri­dad Lam­prea­ve se­rá siem­pre Pa­qui­ta Caballero, la pro­ge­ni­to­ra del ci­neas­ta, quien pre­ci­sa­men­te el mis­mo día en que mo­ría la ac­triz, a sus 85 años, la re­cor­da­ba con un es­cue­to y sen­ti­do adiós, sin ha­cer­se a la idea aun de que «no vol­ve­ré a tra­ba­jar con ella, que no vol­ve­ré a ver­la. Fue la ac­triz que me­jor in­ter­pre­tó los per­so­na­jes ins­pi­ra­dos en mi ma­dre. Per­te­ne­cía a la es­tir­pe de los gran­des ac­to­res de re­par­to, aque­llos sin los que el ci­ne es­pa­ñol no exis­ti­ría». Chus Lam­prea­ve era una de esas mu­je­res que to­dos no­so­tros tu­vi­mos o qui­si­mos te­ner, y que en­con­tra­mos o re­en­con­tra­mos mi­rán­do­la y rién­do­nos con ella como por ar­te de ma­gia en la pan­ta­lla de un ci­ne de ba­rrio. «An­tes de de­bu­tar como di­rec­tor, Chus ya me ha­bía fas­ci­na­do en las dos películas de Mar­co Fe­rre­ri –El pi­si­to y El co­che­ci­to–, en Mi que­ri­da se­ño­ri­ta y La es­co­pe­ta na­cio­nal», re­cuer­da el di­rec­tor man­che­go, a quien de­be­mos al­gu­nos de los mo­men­tos más em­ble­má­ti­cos de la ac­triz. Fra­ses que, sin re­cor­dar a qué pe­lí­cu­la per­te­ne­cen, ate­so­ra­mos gra­ba­dos como es­lo­ga­nes pu­bli­ci­ta­rios, como si for­ma­ran par­te –ya lo for­man– del era­rio sen­ti­men­tal co­lec­ti­vo.

‘FEE­LING’ ALMODOVARIANO «Yo so­ña­ba con tra­ba­jar con ella si al­gún día con­se­guía di­ri­gir una pe­lí­cu­la. La lla­mé pa­ra Pe­pi, Lu­ci, Bom... y muy ama­ble­men­te me di­jo que no se veía. Vol­ví a lla­mar­la dos años des­pués pa­ra Laberinto de pa­sio­nes y, a pe­sar de su ne­ga­ti­va, se­guí lla­mán­do­la pa­ra que in­ter­pre­ta­ra a una de las mon­jas de En­tre ti­nie­blas. Fue en­ton­ces cuan­do nos co­no­ci­mos per­so­nal­men­te (…) An­te mi in­sis­ten­cia y la quí­mi­ca in­me­dia­ta que se pro­du­jo en­tre no­so­tros, Chus acep­tó, des­pués de ex­pli­car­me que no era ac­triz y que pre­fe­ría un pa­pel cor­to. So­bre el guion, el su­yo no era muy ex­ten­so, pe­ro se agi­gan­tó en el mo­men­to que Chus en­tró en con­tac­to con él. La mi­tad del per­so­na­je es­tá im­pro­vi­sa­do en el úl­ti­mo mo­men­to; con po­cos ac­to­res he sen­ti­do tan­ta re­ci­pro­ci­dad y me he di­ver­ti­do tan­to. Des­de el pri­mer mo­men­to sen­ti­mos que per­te­ne­cía­mos a la mis­ma fa­mi­lia. Chus te­nía la ca­pa­ci­dad de con­ver­tir cual­quier ex­tra­va­gan­cia mía en al­go na­tu­ral, di­ver­ti­do, sen­ci­llo, pu­ro. Des­bor­da­ba hu­ma­ni­dad e inocen­cia». Qui­zá eso era lo que la ha­cía úni­ca. Esa ma­ne­ra tan pe­cu­liar de de­cir las gran­des ver­da­des de la vi­da con un tono tan naíf y di­ver­ti­do, tan inocen­te y des­car­na­do a la vez, que des­ar­ma­ba cual­quier tra­ge­dia por ti­tá­ni­ca que fue­ra pa­ra con­ver­tir­la en al­go tan real como co­ti­diano, has­ta el pun­to que, re­ba­sa­dos los 80 y sin ha­ber si­do ni gua­pa, ni fem­me fa­ta­le ni si­quie­ra ac­triz pro­ta­go­nis­ta, to­do el mun­do la ado­ra­ba. Chus Lam­prea­ve, la más ma­yor, pe­ro tam­bién la más jo­ven de las chi­cas Al­mo­dó­var, fa­lle­cía el pa­sa­do lu­nes 5 de abril, a los 85 años, en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.