LA VO­LUP­TUO­SA IRI­NA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - PARTY TIME - POR TE­RE­SA BA­RRIOS

Me­nu­do fies­tón. Na­da nue­vo ba­jo el sol, tra­tán­do­se de Pro­no­vias. Y ob­vian­do, cla­ro es­tá, los di­se­ños que pro­po­ne pa­ra la nue­va tem­po­ra­da, que esos sí eran nue­vos. Pe­ro que Al­ber­to Pa­lat­chi or­ga­ni­ce un des­fi le con ce­na y co­pas pos­te­rio­res ‘ni­vel apo­teó­si­co’ es ya un clá­si­co. Y que se lle­ne Bar­ce­lo­na de nom­bres co­no­ci­dos gra­cias a él, tam­bién. Unos más co­no­ci­dos que otros, en ver­dad. Los nom­bres, de­ci­mos. Por­que en esa mar­ca tie­nen cier­ta ten­den­cia a apos­tar por blo­gue­ras e ins­ta­gra­mers que en el mun­do de la mo­da son lo más, pe­ro pa­ra el co­mún de los mor­ta­les es co­mo si pu­bli­ca­mos una fo­to de la doc­to­ra Su­pe­ri­na, ex­per­ta en el co­no­ci­mien­to y con­ser­va­ción de los ar­ma­di­llos en Su­ra­mé­ri­ca. Y eso que son los ma­mí­fe­ros más an­ti­guos del pla­ne­ta. Des­pués ahon­da­mos en ese asun­to. Me­jor em­pe­zar pri­me­ro por los nom­bres fá­cil­men­te iden­ti­fi­ca­bles. Iri­na Shayk. Mo­de­lo ru­sa, ex­no­via de Cris­tiano Ro­nal­do y ac­tual pa­re­ja del ca­ñón de Brad­ley Coo­per. Co­no­ci­da en el mun­do en­te­ro por be­lla, por re­ser­va­da con sus co­sas amo­ro­sas y por sol­tar in­di­rec­tas de no­via des­pe­cha­da en las re­des so­cia­les. Lo hi­zo con Cris­tiano. A ver qué pa­sa con Brad­ley. Co­mo era de es­pe­rar, no ha­bló del te­ma, pe­ro arran­có mu­chos aplau­sos en la pa­sa­re­la. De he­cho, so­lo aplau­dían cuan­do apa­re­cía ella. No sa­be­mos si por­que era Iri­na o por­que sus ves­ti­dos eran los más es­pec­ta­cu­la­res, pe­ro re­sul­tó ra­ro en to­do ca­so. Fi­na­li­za­do el des­fi le, en más de un co­rri­llo se co­men­tó su vo­lup­tuo­si­dad cre­cien­te. Siem­pre ha si­do una mu­jer de fí­si­co ro­tun­do, pe­ro hu­bo quien fue a más y le de­tec­tó cier­ta hin­cha­zón. Lo mis­mo re­tie­ne lí­qui­dos, la po­bre, y te­nía un mal día, pe­ro los más so­ña­do­res le in­tuían em­ba­ra­zo. Qué bo­ni­to se­ría. Mi­ren, si no, la ca­ra de fe­li­ci­dad de Ma­le­na Cos­ta y As­trid Kli­sans con res­pec­ti­vos tri­po­nes. Son to­do ale­gría. Ya po­día ser ver­dad tam­bién lo de Iri­na y así a lo me­jor le cam­bia­ba el ric­tus. Que el su­yo es co­mo de ha­ber na­ci­do in­có­mo­da en ge­ne­ral y no ha­ber sa­bi­do adap­tar­se. Amaia Sa­la­man­ca tam­bién es de ric­tus se­rio. No le gus­ta la

Iz­da., Al­ber­to y Su­sa­na Pa­lat­chi con Amaia Sa­la­man­ca y Kat­he­ri­ne Sch­war­ze­neg­ger. Aba­jo, iz­da., Gabriela Pa­lat­chi, he­re­de­ra del im­pe­rio, y su pro­me­ti­do, Ediz El­ha­def. Aba­jo, Her­vè Mo­reau, di­rec­tor crea­ti­vo de Pro­no­vias.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.