MIS DÍAS Y MIS NO­CHES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - ESPÍA V.I.P. - POR JOSEMI RO­DRÍ­GUEZ-SIEIRO

HHas­ta Por­tu­gal me fui pa­ra asis­tir a la fies­ta de cum­plea­ños sor­pre­sa que Ol­ga M. Ri­va or­ga­ni­zó a su ma­ri­do, Cho­lo Oce­jo, en el Pen­ha Lon­ga Re­sort de Sin­tra. El se­cre­to se con­si­guió guar­dar has­ta el fi­nal, cuan­do en­tró en el Sa­lón No­ble y los asis­ten­tes le re­ci­bi­mos con unas ca­re­tas con la ca­ra del sor­pren­di­do y fes­te­ja­do an­fi­trión que, ade­más de los mu­chos ami­gos que nos tras­la­da­mos des­de Ma­drid, es­ta­ba acom­pa­ña­do por sus hi­jos, Adria­na y Ed­mun­do, y por sus her­ma­nos, Con­chi­ta, Pa­lo­ma, Mon­te y Javier, y sus fa­mi­lias. En una me­sa im­pe­rial, ador­na­da con can­de­la­bros y ro­sas ro­jas, se sir­vió la ce­na y, a con­ti­nua­ción, se ce­le­bró un bai­le has­ta que es­tu­vo bien en­tra­da la no­che.

Zé Cos­ta Duar­te me in­vi­tó a su ca­sa de la Quin­ta Pa­ti­ño, don­de pu­de con­tem­plar unas co­lec­cio­nes muy in­tere­san­tes y re­fi­na­das. La fin­ca, que for­ma­ba par­te de la im­por­tan­te pro­pie­dad de An­te­nor Pa­ti­ño, co­no­ci­do co­mo ‘rey del es­ta­ño’, con­ser­va to­do su es­plen­dor y su im­pre­sio­nan­te ve­ge­ta­ción.

Con Ma­ri­bel Boul­ho­sa Suá­rez de Con­tre­ras y su ac­tual ma­ri­do, el pres­ti­gio­so abo­ga­do Luis Bal­ta­zar de Bri­to, ce­né en el En­glish Bar, que si­gue en ma­nos de los Ci­ma, la fa­mi­lia es­pa­ño­la fun­da­do­ra del es­ta­ble­ci­mien­to. Con­ti­núa sien­do un si­tio de re­fe­ren­cia y el re­cuer­do de los con­des

de Bar­ce­lo­na per­ma­ne­ce inal­te­ra­ble en el lo­cal. El li­bro que ha edi­ta­do la fa­mi­lia Ci­ma da bue­na cuen­ta de ello. Mu­chas fa­mi­lias reales se exi­lia­ron a Es­to­ril y Cas­cais, pe­ro por la que hay una de­vo­ción y un re­cuer­do es­pe­cial es por la es­pa­ño­la. In­clu­so la Mi­sa de los sá­ba­dos a las seis de la tar­de, en la igle­sia de San An­to­nio de Es­to­ril, es co­no­ci­da co­mo ‘la Mi­sa de don Juan’. Por cier­to, el ca­nó­ni­go, un ga­lle­go en­can­ta­dor de la lo­ca­li­dad de Gin­zo de Li­mia, in­vier­te, con ho­mi­lía in­clui­da, exac­ta­men­te me­dia ho­ra, ade­más de con­tar con un co­ro de jó­ve­nes. Ha­bla lo jus­to y con mu­chí­si­ma in­te­li­gen­cia. Co­mo de­be ser.

Ama­lia Pe­mar­tín abrió los sa­lo­nes de su re­si­den­cia pa­ra re­ci­bir a un gru­po de ami­gos. La ca­sa, muy bien de­co­ra­da por Ma­ría Vic­to­ria Dal­man, es­ta­ba ador­na­da con ja­cin­tos de co­lor blan­co.

Yvon­ne Sou­ci ha pa­sa­do unos días en Ma­drid y siem­pre que vie­ne se or­ga­ni­zan al­muer­zos y ce­nas en su ho­nor. La úl­ti­ma fue en ca­sa de Li­lian y Javier Car­bo­nell. Or­quí­deas y va­ji­lla de Hee­ren. 17 in­vi­ta­dos nos sen­ta­mos en la me­sa del co­me­dor con un me­nú bue­ní­si­mo.

UN VIA­JE A POR­TU­GAL Y EL CA­RI­ÑO AL CON­DE DE BAR­CE­LO­NA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.