“ME QUE­DAN GA­NAS DE AM­PLIAR LA FA­MI­LIA”

LA PERIODISTA TOLEDANA NOS CON­TÓ CÓ­MO VA A PA­SAR EL VE­RANO AHO­RA QUE ES MA­DRE DE DOS HI­JOS Y QUE VUEL­VE A LA TE­LE­VI­SIÓN CON EL CON­CUR­SO ‘QUIE­RO SER’.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - ACTUALIDAD - POR MIRIAM RU­BIO

Al­go de­be de ha­ber en el ADN de las fa­mo­sas que siem­pre obra el mi­la­gro de la re­cu­pe­ra­ción in­me­dia­ta tras un par­to. Car­bo­ne­ro no es una ex­cep­ción. So­lo ha­ce un mes que na­ció su hi­jo Lu­cas y ella ya es­tá tan cam­pan­te. Ni una ma­la car­tu­che­ra ni un gra­mo de ce­lu­li­tis. Y con un mo­reno en­vi­dia­ble. Cla­ro que si uno se pre­sen­ta co­mo ima­gen de una fir­ma de pro­duc­tos so­la­res co­mo Piz Buin, es ló­gi­co. La periodista dio la bien­ve­ni­da en Ma­drid al ve­rano y se re­en­con­tró con sus com­pa­ñe­ros de la prensa pa­ra ha­blar de ni­ños, fa­mi­lia, ce­los in­fan­ti­les, el en­cuen­tro de Iker con Vi­cen­te del Bos­que y có­mo no, de su vuel­ta a la te­le­vi­sión con el pro­gra­ma Quie­ro ser, un ta­lent show que aun no tie­ne fe­cha cla­ra de emi­sión pe­ro que ya ha co­men­za­do a gra­bar. Co­ra­zón So­lo ha­ce un mes que dio a luz a Lu­cas y ya ha re­cu­pe­ra­do la fi­gu­ra. Sa­ra Car­bo­ne­ro Bueno, el ves­ti­do es am­plio, pe­ro es­toy bas­tan­te bien. De pe­so, no sé por­que no me he pe­sa­do. Sé que es­toy pa­re­ci­da a an­tes del em­ba­ra­zo, por­que con la lle­ga­da de Lu­cas y los dos en ca­sa, he te­ni­do un mo­men­to de caos. Se me cie­rra el es­tó­ma­go en­se­gui­da por el es­trés y esa es la cla­ve. No pue­do ha­blar de die­tas ni de na­da, sim­ple­men­te, he co­mi­do me­nos y tam­bién con el te­ma de dar el pe­cho… C. ¿Es­tá sien­do com­pli­ca­do ma­ne­jar a los dos ni­ños? S.C. Bueno, ya lo con­té en el blog. La reac­ción de Mar­tín era de mu­cha ale­gría, pe­ro tam­bién fue un po­co di­fí­cil. Pe­ro aho­ra es­ta­mos bien, por­que ade­más co­noz­co los ho­ra­rios de Lu­cas y me or­ga­ni­zo me­jor. C. En el blog ha­bla­ba de Mar­tín y de los ce­los... S.C. Ha te­ni­do bas­tan­tes, pe­ro aho­ra le veo muy bien. Tie­ne sus ra­tos aun, por­que que si vie­ne al­guien y sa­lu­da pri­me­ro al be­bé pues se po­ne un po­co ner­vio­so, pe­ro le quie­re mu­cho. C. ¿A quien cree que se pa­re­ce más Lu­cas? S.C. Se pa­re­ce a Mar­tín de be­bé, pe­ro co­mo cam­bian tan­to al cre­cer… Hay mu­cha gen­te que le ve un po­qui­to más de pa­re­ci­do a Iker. C. ¿Le echa al­guien una mano con los ni­ños? S.C. Pues me es­tá ayu­dan­do su pa­dre, ló­gi­ca­men­te, que aho­ra ya es­tá aquí. Y tam­bién los abue­los, por­que he te­ni­do la suer­te de te­ner­los to­do es­te tiem­po, cuan­do no es­ta­ba Iker. Pe­ro es­te pri­mer mes he es­ta­do yo siem­pre, por­que ade­más Mar­tín a quien de­man­da­ba to­do el ra­to era a mí. C. Y tam­bién por la ali­men­ta­ción de Lu­cas. S.C. Sí, por­que le es­toy dan­do el pe­cho, pe­ro tam­bién le doy bi­be­rón, por­que es sú­per tra­gón. Es muy co­mi­lón. C. Ya tie­ne a Mar­tín y a Lu­cas. Sa­be­mos que es pron­to pe­ro ¿le que­dan ga­nas de am­pliar la fa­mi­lia? S.C. Me que­dan ga­nas, pe­ro aho­ra mis­mo... C. ¿Le gus­ta­ría una ni­ña? S.C. Es que eso co­mo no se puede de­ci­dir… A mí me gus­tan mu­chí­si­mo los ni­ños y su per­so­na­li­dad. Aho­ra no pue­do estar más fe­liz de que se sa­quen tan po­co tiem­po en­tre ellos, Mar­tín es­tá lo­co con su her­mano. Y ya quie­re ju­gar con él. C. Nos con­ta­ba Pi­lar Ru­bio que a ve­ces le da­ba un po­co de mie­do los mo­men­tos de de­ma­sia­do ca­ri­ño del her­mano ma­yor al pe­que­ño, por­que no mi­den… S.C. Sí, ese es mi ma­yor mie­do, por­que tie­ne arre­ba­tos de mu­chí­si­mo ca­ri­ño y a na­da que te des­cui­das... C. Ya he­mos vis­to que re­gre­sa a la te­le con Quie­ro Ser. ¿Có­mo se sien­te? S.C. Bueno, me ha pi­lla­do por sor­pre­sa. Es­ta­ba pre­vis-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.