IKER Y SA­RA VUEL­VEN AL PUE­BLO

LA PA­RE­JA, QUE ACA­BA DE TE­NER A SU SE­GUN­DO HI­JO, HA CO­MEN­ZA­DO SU DES­CAN­SO ES­TI­VAL EN LA LO­CA­LI­DAD ABU­LEN­SE DE NAVALACRUZ.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - PORTADA - IKER Y SA­RA

La pro­pia Sa­ra Car­bo­ne­ro lo con­ta­ba ha­ce unos días en su (re) en­cuen­tro con la pren­sa tras el na­ci­mien­to de su se­gun­do hi­jo: es­te año iba a ha­ber po­ca pla­ya en sus va­ca­cio­nes. Su in­ten­ción era que­dar­se cer­ca y des­can­sar. Ló­gi­co, te­nien­do en cuen­ta que, aun­que por su fi­gu­ra no lo pa­rez­ca, dio a luz ha­ce muy po­co tiem­po. Lu­cas, el se­gun­do re­to­ño de la periodista e Iker Ca­si­llas, na­ció el pa­sa­do 3 de ju­nio en Ma­drid y has­ta ha­ce unos días, ma­dre e hi­jo per­ma­ne­cían jun­to al pe­que­ño Mar­tín, de dos años y me­dio, en la ca­pi­tal es­pe­ran­do a que su pa­dre ter­mi­na­ra de cum­plir con sus com­pro­mi­sos pro­fe­sio­na­les pa­ra ini­ciar unos días de des­can­so ale­ja­dos del mun­da­nal rui­do. Tras la eli­mi­na­ción de Es­pa­ña de la Eu­ro­co­pa y un des­en­cuen­tro con Vicente del Bos­que que fi­na­li­zó con la pu­bli­ca­ción de la ima­gen de su re­con­ci­lia­ción en las re­des, la fa­mi­lia ha aban­do­na­do Ma­drid bus­can­do un res­pi­ro de las al­tas tem­pe­ra­tu­ras. Car­bo­ne­ro, en su en­cuen­tro con

los me­dios tam­bién ase­gu­ró que an­tes de vol­ver a Opor­to, don­de re­si­den, pa­sa­rían sus va­ca­cio­nes en los pue­blos. Sí, en plu­ral. Se re­fe­ría en pri­me­ra ins­tan­cia al pue­blo en el que ella na­ció, Co­rral de Al­ma­guer, en To­le­do, don­de la periodista se es­tá cons­tru­yen­do una ca­sa, y tam­bién al lu­gar que ven en es­tas imá­ge­nes: Navalacruz, en

Ávi­la, la lo­ca­li­dad de pro­ce­den­cia de la fa­mi­lia de Iker y don­de siem­pre se han re­fu­gia­do pa­ra re­en­con­trar­se con sus ami­gos y re­la­jar­se.

EL PUE­BLO DE IKER

La pa­re­ja ha es­ta­do es­tos días en Navalacruz ha­cien­do vi­da tran­qui­la con sus dos hi­jos. Su­po­ne­mos que el guar­da­me­ta y la pre­sen­ta­do­ra les es­tán trans­mi­tien­do a sus hi­jos su ca­ri­ño por es­te rin­cón que ha nom­bra­do a Ca­si­llas hi­jo pre­di­lec­to y que ha si­do el ho­gar de Ni­ca­sia, la abue­la de Iker, a quien es­tá muy uni­do. En es­te pue­blo vi­mos algunas de las pri­me­ras imá­ge­nes de la pa­re­ja y pro­ba­ble­men­te si­ga­mos ha­cién­do­lo, por­que Ca­si­llas se cons­tru­yó una ca­sa ha­ce unos años. Allí han des­can­sa­do, pa­sea­do, to­ma­do el ape­ri­ti­vo y dis­fru­ta­do de la na­tu­ra­le­za, siem­pre de la mano de Mar­tín, que no sol­tó a Per­di­gón, su in­se­pa­ra­ble mu­ñe­co de pe­lu­che, y el pe­que­ño Lu­cas. Una fa­mi­lia fe­liz que apu­ra sus ho­ras an­tes de vol­ver a Opor­to.

Mar­tín, de dos años y me­dio, fue el cen­tro de aten­ción de sus pa­dres, que lle­va­ron tam­bién al pe­que­ño Lu­cas de pa­seo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.