“‘ES­TOY UN PO­CO HAR­TA Y YA NO ME VOY A CA­LLAR”

SAN­DRA BAR­NE­DA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - LATIDOS CATÓDICOS -

De re­pen­te, tras unos me­ses en Bar­ce­lo­na, San­dra Bar­ne­da re­gre­só a Ma­drid y se hi­zo con las jo­yas de la co­ro­na de Te­le­cin­co: Su­per­vi­vien­tes, Gran Her­mano y, aho­ra, Ha­ble con ellas. La ca­ta­la­na es, co­mo en las otras tem­po­ra­das del pro­gra­ma, el per­fil más in­te­lec­tual, re­fle­xi­vo y so­se­ga­do, aun­que ase­gu­ra que ahí no hay per­fi­les, que hay ca­rac­te­res, y que ella, de eso, tie­ne mu­cho... Co­ra­zón ¿Có­mo lle­va en­gan­char un pro­gra­ma con otro y no te­ner va­ca­cio­nes nunca? San­dra Bar­ne­da Soy una per­so­na afor­tu­na­da. Tra­ba­jo dos días a la se­ma­na. Con eso te lo di­go to­do. An­tes es­ta­ba lle­van­do un pro­gra­ma dia­rio y uno se­ma­nal, y no po­día ni res­pi­rar. Otra co­sa es que aun tra­ba­jan­do dos días, a ve­ces no des­co­nec­tas. C. Es la úni­ca que aguan­ta des­de el prin­ci­pio en Ha­ble con ellas. ¿Va a se­guir sien­do el pe­so pe­sa­do del pro­gra­ma es­ta tem­po­ra­da? S.B. No, creo que el for­ma­to tie­ne que cre­cer pa­ra que las cin­co ten­ga­mos el mis­mo pe­so. C. ¿Qué des­ta­ca­ría de ca­da una de sus com­pa­ñe­ras? S.B. Creo que Alba (Ca­rri­llo) es muy Leo: a ve­ces no tie­ne lí­mi­te, pe­ro es muy bue­na, va ir cre­cien­do en ese sen­ti­do. Mó­ni­ca (Mar­tí­nez) es muy tran­qui­la, muy so­se­ga­da. So­le­dad (Sa­la­zar) pa­ra mí era un con­cep­to muy de­mo­dé, ya que es un chico que va a ac­tuar co­mo una mu­jer. Pen­sé: «¿Qué es­tán ha­cien­do los pro­duc­to­res?». Pe­ro lue­go di­je: «¿Y por qué no?». C. ¿Y Ro­cío Ca­rras­co? S.B. Yo con Ro­cío pier­do la ob­je­ti­vi­dad por­que cuan­do en­tra en jue­go el ca­ri­ño, es muy di­fí­cil. Pa­ra mí fue un des­cu­bri­mien­to y creo que en es­ta eta­pa se va a sol­tar un po­co más. C. ¿Ha man­te­ni­do el con­tac­to con las otras pre­sen­ta­do­ras del pro­gra­ma? S.B. Sí, con to­das. C. ¿Y va a ir a la bo­da de Ro­cío? S.B. No pue­do de­cir na­da de la bo­da. C. ¿Le ape­te­ce? S.B. A mí las bo­das no me gus­tan de­ma­sia­do. Aun­que al­gún día me ten­dré que ca­sar. Qui­zá a los 50, nunca se sa­be. Pe­ro sí que voy a es­tar en la bo­da de Ro­cío y va a ser una fies­ta. C. En los úl­ti­mos me­ses ha da­do más su opi­nión, se ha sol­ta­do más... S.B. Son los 40 (ri­sas). Es­toy un po­co har­ta y ya no me voy a ca­llar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.