LATOYA JACKSON Y SU SI­NIES­TRO MA­RI­DO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - LO ÚLTIMO -

Se lla­ma­ba Jack Gor­don y era to­das las co­sas que se pue­den ima­gi­nar vien­do su fo­to. E in­clu­so unas cuan­tas más. Em­pe­zó pron­to: a los 16 años le con­de­na­ron por un de­li­to se­xual y lue­go le me­tie­ron en la cár­cel por so­bor­nar a un fun­cio­na­rio de la Co­mi­sión de Jue­go de Las Ve­gas. De ahí, sal­tó a Los Án­ge­les y a los sa­lo­nes de ma­sa­jes, pe­ro de nue­vo tu­vo pro­ble­mas con la jus­ti­cia y dio otro gi­ro a su ca­rre­ra. Tras pro­bar en el ne­go­cio del jue­go y el de la pros­ti­tu­ción, el mun­do del es­pec­tácu­lo pa­re­cía el pa­so más ló­gi­co. Latoya se con­vir­tió en su víc­ti­ma per­fec­ta. Ella era to­do lo con­tra­rio: tí­mi­da, ex­tre­ma­da­men­te re­li­gio­sa, sin no­vios co­no­ci­dos y ni si­quie­ra ami­gas. Su úni­co pe­ca­do fue creer que te­nía ta­len­to pa­ra can­tar. Él em­pe­zó a man­dar­le flo­res to­dos los días y a de­cir co­sas co­mo es­ta: «Ella es una de las po­cas per­so­nas con ma­gia. Es­tá Si­na­tra, El­vis, Mi­chael Jackson y Latoya». La po­bre ca­yó en la tram­pa. No so­lo le nom­bró su má­na­ger, sino que tam­bién se ca­só con él, aun­que mu­cho des­pués ase­gu­ró que lo hi­zo obli­ga­da y que nun­ca con­su­mó el ma­tri­mo­nio. Al mar­gen de eso, la re­la­ción fue un in­fierno. Él la pe­ga­ba –has­ta una vez cre­yó que la ha­bía ma­ta­do a gol­pes–, la ene­mis­tó con su fa­mi­lia, la obli­gó a po­sar pa­ra Play­boy, a prac­ti­car se­xo en gru­po y qui­so que se acos­ta­ra con Mi­ke Ty­son por 100.000 dó­la­res. Latoya, en esa épo­ca, es­cri­bió un li­bro en el que acu­só a su pa­dre de abu­sos se­xua­les y di­jo ha­ber vis­to có­mo su her­mano Mi­chael en­tre­ga­ba gran­des che­ques a las fa­mi­lias de los ni­ños con los que dor­mía. Por si to­do eso fue­ra po­co, Gor­don qui­so ir aun más le­jos e hi­zo la acu­sa­ción más ex­tra­ña: la fa­mi­lia Jackson que­ma­ba mo­nos vi­vos co­mo par­te de un cruel ri­tual de vu­dú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.