JOHN CASABLANCAS

EL ÉXI­TO DE CLAU­DIA, CINDY, NAO­MI, KA­TE Y GI­SE­LE DEN­TRO Y FUE­RA DE LAS PA­SA­RE­LAS TIE­NE ES­CRI­TO SU NOM­BRE. ES­TE EM­PRE­SA­RIO AME­RI­CANO CON AL­MA CA­TA­LA­NA FUE EL CREA­DOR DE LAS SUPERMODELOS. SU HIS­TO­RIA HA CO­BRA­DO VI­DA EN FOR­MA DE DO­CU­MEN­TAL.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - REPORTAJE - POR LUIS NEMOLATO

Se ha di­cho siem­pre que John Casablancas se lle­va­ba a la ca­ma a los be­lle­zo­nes más im­po­nen­tes del mo­men­to por­que era el due­ño y se­ñor de Eli­te, la agen­cia de mo­de­los más im­por­tan­te del sec­tor des­de que de­ci­dió cons­truir­la. Hu­bert Wo­ro­niec­ki, con quien tra­ba­jó du­ran­te ocho años y pa­só mo­men­tos inol­vi­da­bles con él, lo cuen­ta al re­vés: «John se iba a la ca­ma con ellas y, co­mo con­se­cuen­cia, des­pués fun­dó Eli­te». «Es una pro­fe­sión que no es­pe­ra a na­die», la de­fen­día Casablancas. Pe­ro ¿qué pro­fe­sión? ¿La de play­boy? Fue el es­la­bón per­di­do de un ti­po de hom­bres que ya no exis­te. Y no de­ja de ser una pa­ra­do­ja del des­tino, por­que fue el ar­tí­fi­ce de que las mu­je­res do­mi­na­ran el mun­do. Mu­rió a los 70 años en Río de Ja­nei­ro, de un cán­cer de gar­gan­ta, en ju­lio de 2013, no an­tes de ha­ber cam­bia­do la per­cep­ción de la be­lle­za fe­me­ni­na.

“QUÉ BIEN ME LO HE PA­SA­DO” Con un fa­chón de es­cán­da­lo, bi­go­ta­zo de ac­tor porno, el pe­lo li­ge­ra­men­te lar­go y cas­ta­ño –muy es­pa­ñol–, y tra­je ita­liano ajus­ta­do, a una pe­rio­dis­ta de la NBC que le pre­gun­ta­ba si era de ver­dad ese hom­bre de mo­da­les re­fi­na­dos y há­bi­tos amo­ra­les co­mo se le des­cri­bía en los ro­ta­ti­vos, él se di­vir­tió re­ba­tién­do­la de la si­guien­te ma­ne­ra: «Ima­gino que le sor­pren­de­rá que le cons­ta­te que sí. Sí. Esa es mi res­pues­ta». Con­tes­tó sin arro­gan­cia, con una son­ri­sa pro­pia de un psi­co­ki­ller, pe­ro en­can­ta­dor. Pa­ra reír­se del mun­do, an­tes se reía de sí mis­mo por­que, co­mo di­jo ho­ras an­tes de mo­rir: «No me im­por­ta ir­me. Qué bien me lo he pa­sa­do, por Dios». Fu­ma­dor em­pe­der­ni­do, lu­dó­pa­ta con­ven­ci­do y tan afi­cio­na­do al al­cohol co­mo al car­mín en los cue­llos de sus ca­mi­sas de al­go­dón egip­cio, fun­dó Eli­te Mo­del Ma­na­ge­ment en 1973, atra­pan­do pa­ra sí –sin iro­nías– a las ma­ni­quís que do­mi­na­ban el cos­mos –cria­tu­ras que has­ta en­ton­ces so­lo es­ta­ban do­ta­das de un cuer­po y un ros­tro en­vi­dia­ble sin nom­bre– pa­ra trans­for­mar­las en las ad­mi­ra­das due­ñas de una épo­ca con un ca­ché y for­tu­nas con tan­tos ce­ros co­mo cor­tos eran los fo­ne­mas de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.