PAU­LI­NE DUCRUET

Igua­li­ta que su ma­dre.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - NEWS -

Qui­zá los ge­nes Ducruet ha­yan pe­sa­do más que los Gri­mal­di en cues­tio­nes fí­si­cas, pe­ro es­tá cla­ro que Pau­li­ne Ducruet Gri­mal­di es dig­na hi­ja de su ma­dre. Al me­nos en lo que a ras­gos de bon vi­vant se re­fie­re. A sus 22 años, la jo­ven mo­ne­gas­ca es la vi­va ima­gen de la fe­li­ci­dad con un tra­sie­go de fies­tas y ami­gos que es la en­vi­dia del got­ha eu­ro­peo. El pa­sa­do ve­rano pu­so rum­bo a Mi­ko­nos y pa­re­ce que el lu­gar le gus­tó tan­to que es­te ve­rano la is­la grie­ga vol­vió a re­ci­bir la vi­si­ta de la nie­ta de Rai­nie­ro y to­da su trou­pé. Pa­ra re­ma­tar las va­ca­cio­nes, aca­ba­ron de fies­ta más cer­ca de Mó­na­co, en Saint Tro­pez. En ese se­lec­to gru­po de ve­ra­nean­tes se en­cuen­tra Ma­xi­me Giac­car­di, su no­vio des­de 2014. Mú­si­ca, bai­les y pa­seos en bar­co han lle­na­do los días de asue­to de la jo­ven y su chi­co, que se han su­ma­do a la mo­da de re­la­tar sus vi­das en las re­des so­cia­les. La di­ver­sión y el dis­fru­te han si­do su ob­je­ti­vo es­tos días. Unas me­tas que su ma­dre, la prin­ce­sa Es­te­fa­nía, co­no­ce bien y tam­bién ha lle­va­do co­mo ban­de­ra mu­cho tiem­po. Ya en su ju­ven­tud de­ci­dió pa­sar por al­to cual­quier crí­ti­ca o im­po­si­ción y vi­vir a su ai­re, aun­que eso la con­vir­tie­ra en ob­je­to de cons­tan­tes co­men­ta­rios ne­ga­ti­vos por su com­por­ta­mien­to. Aho­ra su hi­ja pa­re­ce se­guir sus pa­sos, aun­que la pre­sión sea me­nor so­bre Pau­li­ne, fru­to del bre­ve y es­can­da­lo­so ma­tri­mo­nio de la hi­ja de Rai­nie­ro con su guar­daes­pal­das, Da­niel Ducruet. Ella no es prin­ce­sa y no tie­ne ac­tos ofi­cia­les, sal­vo los días que de­be acom­pa­ñar a la fa­mi­lia en fe­chas es­pe­cia­les, co­mo el Bai­le de la Ro­sa.

EN LA GRAN MAN­ZA­NA

Ins­ta­la­da en Nue­va York des­de ha­ce dos años, es­tu­dia Mo­da, un sec­tor en el que quie­re es­pe­cia­li­zar­se. Sin em­bar­go, a pe­sar de la dis­tan­cia, es fá­cil ver­la en Mó­na­co jun­to a sus ami­gos y tam­bién con su ma­dre, a quien es­tá muy uni­da y de quien pa­re­ce ha­ber apren­di­do que so­lo se vi­ve una vez.

A sus 22 años, Pau­li­ne Ducruet dio bue­na mues­tra de que sa­be có­mo di­ver­tir­se bai­lan­do en el club Ba­ga­te­lle de Saint Tro­pez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.