“NO TEN­GO VI­DA PER­SO­NAL”

CAR­LES FRANCINO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - LATIDOS CATÓDICOS -

No se lo es­pe­ra­ba, pe­ro los as­tros se ali­nea­ron y, de re­pen­te, tras va­rios y dis­pa­res ro­da­jes, ha te­ni­do que vol­ver a cal­zar­se el bom­bín y el bas­tón pa­ra in­ter­pre­tar al Sher­lock Hol­mes más cas­ti­zo: Víc­tor Ros, con el que vuel­ve a la pe­que­ña pan­ta­lla es­te mes de sep­tiem­bre. En es­ta oca­sión ten­drá que en­con­trar el oro ro­ba­do del Ban­co de Es­pa­ña y las pis­tas le con­du­ci­rán a un Li­na­res es­tan­ca­do en la lí­nea en­tre el pa­sa­do y el pro­gre­so. A la es­pe­ra de que tam­bién se es­tre­ne el th­ri­ller Sé quién eres, ha­bla­mos con Car­les Francino, un ros­tro más que fa­mi­liar en la te­le. Co­ra­zón ¿Te­nía ga­nas de vol­ver a me­ter­se en la piel de Víc­tor Ros? Car­les Francino Yo ya pen­sa­ba que no vol­vía es­ta se­rie; lo da­ba por he­cho. Así que aho­ra es­toy muy con­ten­to. Se­ñal de que no lo hi­ci­mos tan mal. C. ¿Víc­tor Ros se ha he­cho ma­yor? C.F. Hay un sal­to de cua­tro años en­tre la pri­me­ra y la se­gun­da tem­po­ra­da, y sí que vuel­ve más ma­du­ro, por­que su si­tua­ción fa­mi­liar ha cam­bia­do. Pe­ro en el pri­mer ca­pí­tu­lo le su­ce­de­rá al­go que le mar­ca­rá pa­ra to­da la vi­da. C. ¿Se­rá fá­cil re­en­gan­char­se? C.F. Hay co­sas de la pri­me­ra tem­po­ra­da que fun­cio­na­ron muy bien, co­mo la épo­ca o la tra­ma ba­sa­da en la no­ve­la de Je­ró­ni­mo Tris­tan­te y eso se va a man­te­ner. Esa mez­cla en­tre aven­tu­ras y la fi­gu­ra de un su­per­hé­roe fun­cio­nan muy bien a ni­vel vi­sual. La pe­na es que es­ta vez no va­mos a po­der con­tar con Ja­vier Oli­va­res –El Mi­nis­te­rio del Tiem­po–. C. ¿Ha­brá cameo de Víc­tor Ros en Mi­nis­te­rio del Tiem­po? C.F. ¡Se­ría ma­ra­vi­llo­so! Es una de las pri­me­ras co­sas que le di­je a Oli­va­res. C. ¿Qué tal lle­va ser co­no­ci­do? C.F. No me pa­ran mu­cho por la ca­lle. Sue­na ra­ro, pe­ro vi­vo muy tran­qui­lo. A ve­ces me pre­gun­to si es por­que no ha­go bien mi tra­ba­jo (ri­sas). O pre­ci­sa­men­te por to­do lo con­tra­rio, que cam­bio mu­cho de re­gis­tro y no me re­co­no­cen. No ten­go ese ago­bio que tie­nen otros. C. ¿Có­mo se re­la­ja cuan­do no tra­ba­ja? C.F. Aho­ra no ten­go ni tiem­po, es­te ro­da­je es­tá sien­do lo más du­ro que he he­cho. No ten­go tiem­po pa­ra la vi­da per­so­nal. C. Esa re­nun­cia es fa­tal C.F. A mí tam­bién me pa­re­ce fa­tal (ri­sas). Es jo­di­do no te­ner tiem­po li­bre, pe­ro me ale­gré mu­cho de que Víc­tor Ros vol­vie­ra... C. ¿Y su pa­dre, el lo­cu­tor Car­les Francino, qué opi­na de su ca­rre­ra co­mo ac­tor? C.F. To­da­vía tie­ne que acos­tum­brar­se a ver­me por la te­le­vi­sión. Mi ma­dre es mi ma­yor crí­ti­ca. El

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.