“NO TE IMA­GI­NAS LO DI­FÍ­CIL QUE ES SER YO”, DI­JO EN UNA EN­TRE­VIS­TA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - REPORTAJE -

am­bos em­pe­za­ban a te­ner pro­ble­mas y lle­var una vi­da con­ven­cio­nal co­mo ‘es­po­sa de’. La pa­re­ja pen­só que re­gre­sar a sus res­pec­ti­vos ho­ga­res fa­mi­lia­res du­ran­te un tiem­po les iría bien pa­ra des­in­to­xi­car­se, así que ella vol­vió a Port Art­hur jun­to a su fa­mi­lia mien­tras él via­ja­ba des­de San Fran­cis­co a Man­hat­tan, don­de se en­con­tra­ban sus pa­dres. Se­gún cuen­ta Lau­ra, la her­ma­na de Janis, en el do­cu­men­tal de Berg, la can­tan­te les anun­ció que te­nía pre­vis­to ca­sar­se con Pe­ter. De he­cho, él via­jó a Port Art­hur pa­ra co­no­cer a la fa­mi­lia. Des­pués de aque­lla vi­si­ta, man­tu­vie­ron la re­la­ción en la dis­tan­cia a tra­vés de car­tas has­ta que Pe­ter de­jó de es­cri­bir. Janis se can­só de es­pe­rar, vol­vió a San Fran­cis­co y cuan­do lla­mó por te­lé­fono al que ha­bía si­do su pro­me­ti­do fue una mu­jer la que con­tes­tó. Así se en­te­ró de que Pe­ter vi­vía con otra jo­ven que es­ta­ba es­pe­ran­do un hi­jo. En su vi­da per­so­nal las co­sas no es­ta­ban sa­lien­do co­mo ella ima­gi­na­ba, pe­ro aquel de­sen­ga­ño sir­vió pa­ra que se re­fu­gia­ra aun más en la mú­si­ca y se con­ven­cie­ra de que ha­bía na­ci­do pa­ra triun­far. «Cuan­to más pro­ba­ble es, ser una es­tre­lla pier­de su sig­ni­fi­ca­do. Pe­ro sig­ni­fi­que lo que sig­ni­fi­que, es­toy pre­pa­ra­da»,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.