ALE­JAN­DRA SIL­VA

"¿Un hi­jo con Ri­chard Ge­re? Quién sa­be...".

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - NEWS - POR TE­RE­SA BA­RRIOS

No es fá­cil arran­car­le al­go so­bre Ri­chard Ge­re. Es tí­mi­da, pe­ro tam­bién dis­cre­ta y muy pru­den­te. Sa­be que, en ca­so de ha­cer­lo, se des­vir­tua­ría to­da su la­bor so­li­da­ria, em­pe­ño que com­par­te con él. Una co­la­bo­ra­ción con Cu­plé ha si­do su úl­ti­ma apor­ta­ción. Co­ra­zón Cuan­do se tra­ta de de­fen­der cau­sas so­cia­les es us­ted in­can­sa­ble. ¿Qué le ha lle­va­do a es­ta co­la­bo­ra­ción so­li­da­ria con Cu­plé? Ale­jan­dra Sil­va Co­noz­co el com­pro­mi­so y la so­li­da­ri­dad per­so­nal de To­ñi Pas­tor, fun­da­do­ra de Cu­plé, y cuan­do me ofre­cie­ron el pro­yec­to no lo du­dé. Es una ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad de re­cau­dar fon­dos pa­ra RAIS Fun­da­ción. C. Ha di­se­ña­do un bol­so y unos za­pa­tos. ¿Le ha re­sul­ta­do com­pli­ca­do? A.S. Es­ta co­la­bo­ra­ción con­sis­te en trans­mi­tir mi es­ti­lo per­so­nal. He co­la­bo­ra­do en la elec­ción del mo­de­lo ba­se, un bo­tín; en la elec­ción del es­ti­lo y co­lor de la ma­te­ria pri­ma, se­rra­je en na­tu­ral, ci­rue­la y ne­gro, y tam­bién en los de­ta­lles y com­ple­men­tos. Ha si­do muy in­tere­san­te ver de cer­ca to­do el pro­ce­so de di­se­ño y pro­duc­ción de­trás de Cu­plé que, ade­más de cal­za­do, fir­ma tam­bién mo­da y ac­ce­so­rios. Tu­ve oca­sión de vi­si­tar su se­de en El­che y es im­pre­sio­nan­te to­do lo que hay en torno a la crea­ción de una co­lec­ción, in­clui­do un gran equi­po de per­so­nas. C. ¿Co­no­ce de pri­me­ra mano el des­tino de los fon­dos re­cau­da­dos? A.S. Sí, es­ta es una de las ven­ta­jas de RAIS Fun­da­ción, su trans­pa­ren­cia en la ges­tión de fon­dos y re­cur­sos eco­nó­mi­cos. C ¿De dón­de le vie­ne es­ta pa­sión por ayu­dar a los de­más? Ri­chard Ge­re ha­brá te­ni­do mu­cho que ver... A.S. Des­de mi ado­les­cen­cia he es­ta­do in­vo­lu­cra­da en pro­yec­tos so­li­da­rios. En 2007 creé la Fun­da­ción Beau­ti­ful Li­fe con mi ami­ga Ka­ro­li­na Kur­ko­va, pa­ra au­men­tar la con­cien­cia­ción de ayu­dar a los ni­ños y las mu­je­res des­pla­za­dos. Y en el año 2010 co­la­bo­ré con la Fun­da­ción Real Ma­drid en va­rios pro­yec­tos de Ini­cia­ti­va Afri­ca­na en Áfri­ca Oc­ci­den­tal me­dian­te la crea­ción de li­gas in­fan­ti­les co­mo un re­cur­so de in­te­gra­ción. Siem­pre in­ten­to ro­dear­me de per­so­nas po­si­ti­vas, con con­cien­cia so­cial, y es pre­ci­sa­men­te a tra­vés de es­te com­pro­mi­so per­so­nal co­mo co­no­cí a mi ac­tual pa­re­ja. Nos apo­ya­mos mu­tua­men­te en nues­tros res­pec­ti­vos pro­yec­tos so­li­da­rios. C. ¿Apren­de mu­cho de él en es­te sen­ti­do? ¿Y en otros? A.S. Apren­de­mos de to­do y de to­das aque­llas per­so­nas que nos ro­dean en nues­tro día a día. C. No es­tá acos­tum­bra­da a ver­se an­te los focos y no de­be de ser fá­cil ver­se tan ex­pues­ta… A.S. Aun­que es cier­to que no es­toy acos­tum­bra­da a ge­ne­rar tan­to in­te­rés en los me­dios, no soy aje­na a es­te en­torno. Por ra­zo­nes fa­mi­lia­res y de amis­tad siem­pre he es­ta­do de al­gún mo­do li­ga­da a los me­dios, aun­que dis­cre­ta­men­te. Lo lle­vo con na­tu­ra­li­dad y, so­bre to­do, con tran­qui­li­dad.

C. Aun así, ha re­con­du­ci­do la si­tua­ción con in­te­li­gen­cia y ha de­ci­di­do uti­li­zar su fa­ma so­lo pa­ra cau­sas hu­ma­ni­ta­rias… A.S. Los me­dios nos dan una ex­ce­len­te opor­tu­ni­dad de trans­mi­tir un men­sa­je y es­to es muy im­por­tan­te pa­ra con­cien­ciar a la so­cie­dad y re­ca­bar re­cur­sos y do­na­cio­nes, lo cual for­ma par­te de mi com­pro­mi­so con RAIS Fun­da­ción y otras cau­sas so­cia­les en las que es­toy in­vo­lu­cra­da. Es muy gra­ti­fi­can­te po­der apor­tar al­gu­na so­lu­ción, por pe­que­ña que sea, a per­so­nas que, sin nues­tra ayu­da, se­rían in­vi­si­bles an­te los me­dios y, por con­si­guien­te, a la so­cie­dad. C. ¿Hay al­gu­na ex­pe­rien­cia que le ha­ya mar­ca­do es­pe­cial­men­te? A.S. Sin du­da mis en­cuen­tros con los ni­ños. Son ni­ños en cual­quier cir­cuns­tan­cia. Es sor­pren­den­te la ca­pa­ci­dad que tie­nen pa­ra arran­car­te una son­ri­sa, ju­gar y, so­bre­to­do, ser fe­li­ces. Es­te ve­rano en la is­la de Lam­pe­du­sa, Ita­lia, vi­si­ta­mos un cam­po de re­fu­gia­dos don­de los ni­ños es­ta­ban desean­do can­tar y ju­gar, es su son­ri­sa la que me mo­ti­va. Creo fir­me­men­te que po­de­mos cons­truir un mun­do más so­li­da­rio. C. ¿Le mo­les­ta ver­se en la pren­sa del co­ra­zón? A.S. En ab­so­lu­to, en­tien­do per­fec­ta­men­te que aho­ra ten­ga que ser así. C. ¿Có­mo se or­ga­ni­za? El ni­ño, el co­le, Ri­chard en Nue­va York, el ho­tel en Ita­lia, ac­cio­nes so­cia­les… ¿Mu­jer to­do­te­rreno? A.S. ¡Mu­jer de­ses­pe­ra­da me­jor! (ri­sas). Co­mo mu­chas mu­je­res que tra­ba­jan, que via­jan y tie­nen ni­ños pe­que­ños, ten­go que es­tar muy, pe­ro que muy or­ga­ni­za­da. O por lo me­nos in­ten­tar­lo. C. En una oca­sión us­ted mis­ma me co­men­tó que en un fu­tu­ro se mu­da­ría a Nue­va York, don­de Ri­chard vi­ve con su hi­jo. A.S. De mo­men­to es­toy muy con­ten­ta en Ma­drid. Es fá­cil via­jar a Nue­va York. Y en un fu­tu­ro, ya ve­re­mos. C. Me cons­ta que cuen­ta con gran­des y ma­ra­vi­llo­sos ami­gos en Ma­drid que la quie­ren mu­chí­si­mo. Es­tán sien­do un apo­yo fun­da­men­tal. ¿Se tras­la­da­ría de ciu­dad a pe­sar de ello? A.S. Los ami­gos son, sin du­da, una muy bue­na ra­zón pa­ra que­dar­se en Ma­drid, al me­nos una tem­po­ra­da. C. ¿Ya es­tán superadas to­das las com­pli­ca­cio­nes de su di­vor­cio? A.S. Afor­tu­na­da­men­te, to­do su­pe­ra­do. C. ¿Qué mas pro­yec­tos so­li­da­rios tie­ne en mar­cha? A.S. Es­ta­mos tra­ba­jan­do con RAIS Fun­da­ción en la pre­sen­ta­ción de la pe­lí­cu­la In­vi­si­bles, di­ri­gi­da por Oren Mo­ver­man y pro­ta­go­ni­za­da por Ri­chard Ge­re, en el Fes­ti­val de Ci­ne de San Sebastián el 24 de sep­tiem­bre y en Va­len­cia, el 26. Es muy im­por­tan­te con­se­guir vi­si­bi­li­dad y no­to­rie­dad. Pe­ro ten­go que agra­de­cer lo in­creí­ble­men­te ge­ne­ro­sas que son las per­so­nas que me voy en­con­tran­do en es­te ca­mino, y que siem­pre mues­tran in­te­rés y dis­po­si­ción pa­ra ayu­dar y co­la­bo­rar por una bue­na cau­sa. C. ¿Y en­tre to­dos esos pro­yec­tos que tie­ne con Ri­chard hay hue­co pa­ra plan­tear­se am­pliar la fa­mi­lia? Un her­ma­ni­to pa­ra el pe­que se­ría es­tu­pen­do… A.S. ...¿Quién sa­be lo que nos de­pa­ra­rá el fu­tu­ro?

CON SU AMOR EN DO­NOS­TI Tal y co­mo nos co­men­ta en la en­tre­vis­ta, Ale­jan­dra acu­dió jun­to a Ri­chard Ge­re al Fes­ti­val de Ci­ne de San Sebastián pa­ra pre­sen­tar ‘In­vi­si­bles’, la pe­lí­cu­la que re­fle­ja el dra­ma que vi­ven las per­so­nas sin ho­gar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.