AGEN­DA DE PA­LA­CIO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - ENTREVISTA - POR AL­MU­DE­NA MAR­TÍ­NEZ-FORNÉS

EEn reali­dad, el tí­tu­lo de es­te ar­tícu­lo es en­ga­ño­so, por­que no po­de­mos de­cir que el Rey ha­ya per­di­do el tiem­po en los diez me­ses que trans­cu­rrie­ron sin go­bierno. Las ci­fras ofi­cia­les in­di­can que en ese pe­rio­do, don Felipe ha asis­ti­do a más de cien ac­tos ins­ti­tu­cio­na­les, ha con­ce­di­do 148 au­dien­cias y ha pro­nun­cia­do 38 dis­cur­sos, pe­ro es­tos da­tos no dan una idea exac­ta del pa­pel que ha ju­ga­do co­mo je­fe del Es­ta­do, al apor­tar neu­tra­li­dad en un mo­men­to de ten­so en­fren­ta­mien­to po­lí­ti­co, a pe­sar de las pre­sio­nes que ha es­ta­do re­ci­bien­do de las dis­tin­tas par­tes.

Ade­más, las cin­co ron­das de con­sul­tas que ha man­te­ni­do con los dis­tin­tos lí­de­res –71 reunio­nes en to­tal– le han per­mi­ti­do co­no­cer a fon­do có­mo pien­san los dis­tin­tos po­lí­ti­cos que han si­do ele­gi­dos en las ur­nas. Des­pués de es­ta eta­pa, don Felipe pa­sa­rá a la his­to­ria, en­tre otras co­sas, por ser el pri­mer je­fe de Es­ta­do que es­tre­nó al­gu­nos ar­tícu­los de la Cons­ti­tu­ción que en el lar­go rei­na­do de don Juan Car­los no se ha­bían apli­ca­do nun­ca. De las más de 20 fun­cio­nes que la Car­ta Mag­na atri­bu­ye al Rey, solo hay dos que don Felipe no ha he­cho efec­ti­vas: con­vo­car un re­fe­rén­dum y de­cla­rar la gue­rra. Y to­do ello, en me­nos de dos años y me­dio.

Sin em­bar­go, hay otra par­te de la agen­da del Rey que sí se ha vis­to re­sen­ti­da por la fal­ta de go­bierno, que es la que mar­ca en bue­na par­te el rit­mo de la vi­da ofi­cial. Por ejem­plo, en los úl­ti­mos diez me­ses, don Felipe solo ha he­cho cua­tro via­jes ofi­cia­les y do­ña Le­ti­zia, dos, una ci­fra muy in­fe­rior a lo que de­be­ría ser na­tu­ral en un país con tan­tas re­la­cio­nes ex­te­rio­res co­mo Es­pa­ña. Tam­bién han si­do es­ca­sas las vi­si­tas de man­da­ta­rios ex­tran­je­ros a nues­tro país.

No ol­vi­de­mos que en el úl­ti­mo año ha ha­bi­do que sus­pen­der cua­tro via­jes ofi­cia­les al ex­te­rior –a Reino Uni­do, Ja­pón, Co­rea del Sur y Ara­bia Sau­dí– que ha­brá que re­to­mar, aun­que a es­ta lis­ta de paí­ses se su­ma­rán otros nue­vos y se al­te­ra­rá el or­den. La si­tua­ción po­lí­ti­ca tam­bién im­pi­dió que don Felipe acom­pa­ña­ra a los atle­tas es­pa­ño­les que com­pe­tían en los Jue­gos Olím­pi­cos de Río, y es­te via­je ya nun­ca se po­drá re­cu­pe­rar. Tam­bién ha ha­bi­do ce­re­mo­nias tra­di­cio­na­les, co­mo la re­cep­ción al Cuer­po Di­plo­má­ti­co acre­di­ta­do en Es­pa­ña, que sue­le ce­le­brar­se en enero y que es­te año se sus­pen­dió. Pe­ro el Mo­nar­ca no ha si­do el úni­co afec­ta­do por la fal­ta de Go­bierno. Aun­que la Rei­na no tiene fun­cio­nes asig­na­das por la Cons­ti­tu­ción, tam­bién do­ña Le­ti­zia tu­vo que apla­zar in­de­fi­ni­da­men­te el via­je de Coope­ra­ción Es­pa­ño­la.

Aun­que al­gu­nos au­gu­ran que es­ta nue­va le­gis­la­tu­ra no se­rá muy lar­ga, al me­nos su­pon­drá un res­pi­ro de cier­ta nor­ma­li­dad ins­ti­tu­cio­nal. Y es que aun­que el rei­na­do de don Felipe aun no ha cum­pli­do 900 días, más de 300 han si­do con un Go­bierno en fun­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.