KAN­YE WEST Y KIM KAR­DAS­HIAN

Y el 'reality' se con­vir­tió en pe­sa­di­lla...

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - NEWS - POR IXONE DÍAZ LANDALUCE

El concierto em­pe­zó con ho­ra y me­dia de re­tra­so. El pa­sa­do 19 de no­viem­bre, Kan­ye West te­nía que ac­tuar en Sa­cra­men­to, Ca­li­for­nia, co­mo par­te de su gi­ra Saint Pa­blo Tour. Por fin, an­te un pú­bli­co im­pa­cien­te y al­go mo­les­to, el ra­pe­ro se subió al es­ce­na­rio, can­tó tres can­cio­nes y… em­pe­zó el dis­cur­so. Du­ran­te 20 mi­nu­tos, West di­va­gó fu­rio­so so­bre mú­si­ca y po­lí­ti­ca, ata­có a Hi­llary Clin­ton y Mark Zuc­ker­berg, y se en­sa­ñó, es­pe­cial­men­te, con sus an­ta­ño ín­ti­mos ami­gos Be­yon­cé y Jay-Z: «Jay-Z, sé que tie­nes ase­si­nos, por fa­vor, no los en­víes a por mi ca­be­za», lle­gó a de­cir an­te un afo­ro com­ple­to que ob­ser­va­ba ató­ni­to al can­tan­te sin sa­ber qué ha­cer. Ter­mi­na­da su in­cohe­ren­te le­ta­nía, de­jó el mi­cro y dio por ter­mi­na­do el show. Al día si­guien­te, se anun­cia­ba que su gi­ra se can­ce­la­ba. La ra­zón ofi­cial: el can­tan­te su­fría «can­san­cio ex­tre­mo». Dos días des­pués, su mé­di­co per­so­nal lla­ma­ba a los ser­vi­cios de emer­gen­cia. West se en­con­tra­ba en la ca­sa de su en­tre­na­dor per­so­nal cuan­do, se­gún TMZ, em­pe­zó a «ac­tuar de ma­ne­ra errá­ti­ca» e in­ten­tó agre­dir a un em­plea­do. Por pro­to­co­lo, el ra­pe­ro fue es­po­sa­do y con­du­ci­do en am­bu­lan­cia has­ta el hos­pi­tal UCLA de Los Án­ge­les. Allí, fue so­me­ti­do a una «eva­lua­ción psi­quiá­tri­ca» y, siem­pre se­gún TMZ, fue diag­nos­ti­ca­do de «psi­co­sis tem­po­ral de­bi­do a la fal­ta de sue­ño y la des­hi­dra­ta­ción». Se­gún di­fe­ren­tes fuen­tes, du­ran­te su in­gre­so West su­frió ta­les epi­so­dios de pa­ra­noia que en oca­sio­nes no per­mi­tió que los mé­di­cos y las en­fer­me­ras se acer­ca­ran a él. Aun­que se es­pe­ra­ba que aban­do­na­ra el hos­pi­tal el día 28, fi­nal­men­te lo hi­zo el vier­nes 2 de di­ciem­bre, se­gún US Weekly. Es­ta mis­ma fuen­te ase­gu­ra que, des­de su sa­li­da del cen­tro, el ra­pe­ro vi­ve en otro do­mi­ci­lio, ale­ja­do de su fa­mi­lia. Kim te­me por la se­gu­ri­dad de sus hi­jos.

LA PRE­SIÓN

Mu­cho se ha es­pe­cu­la­do so­bre los mo­ti­vos de su cri­sis psi­quiá­tri­ca. Se­gún TMZ, West lle­va­ba me­ses lu­chan­do con­tra una de­pre­sión se­ve­ra y ha­bría su­fri­do va­rios epi­so­dios psi­có­ti­cos. Y la re­vis­ta Peo­ple, ci­tan­do fuen­tes cer­ca­nas a la pa­re­ja, ex­pli­ca­ba que el trau­má­ti­co ro­bo a pun­ta de pis­to­la que su mu­jer, Kim Kar­das­hian, su­frió en Pa­rís a prin­ci­pios de oc­tu­bre po­dría es­tar de­trás de la ines­ta­bi­li­dad de West. Se­gún es­ta teo­ría, Kim siem­pre ha si­do el so­por­te emo­cio­nal del ra­pe­ro, pe­ro cuan­do los ro­les se in­vir­tie­ron des­pués del ro­bo en Pa­rís, West no pu­do con la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.