VI­DA IN­TEN­SA DE UN PE­QUE­ÑO GA­LÁN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - LO ÚLTIMO -

An­tes de Pe­ter Din­kla­ge –Ty­rion Lan­nis­ter en Jue­go de Tro­nos– es­tu­vo él, Mi­chael Dunn. Y con su 1,17 de es­ta­tu­ra lle­gó has­ta los Os­car. Le no­mi­na­ron co­mo me­jor ac­tor de re­par­to por El bar­co de los lo­cos. No lo con­si­guió, pe­ro sí se hi­zo muy po­pu­lar gra­cias, so­bre to­do, a la se­rie Jim West. Te­nía, ade­más, una gran in­te­li­gen­cia –178 de co­cien­te in­te­lec­tual–, mu­chí­si­ma la­bia y en­can­to. To­ca­ba el piano, can­ta­ba, ha­bía es­tu­dia­do pe­rio­dis­mo y has­ta tra­ba­jó co­mo de­tec­ti­ve en un ho­tel. Ella ha­bía si­do mo­de­lo, se lla­ma­ba Joy Tal­bot y me­día 1,62. La bo­da se ce­le­bró en Nue­va York y en la lu­na de miel via­ja­ron a Mé­xi­co. Aun­que el ma­tri­mo­nio iba a du­rar po­co, so­lo dos años, y no pa­re­ce que fue­ra de­ma­sia­do fe­liz. Ella, in­clu­so, in­ten­tó cor­tar­se las ve­nas y no con­si­guie­ron te­ner hi­jos a pe­sar de to­do el em­pe­ño que pu­sie­ron. Se­gún de­cla­ró el abo­ga­do de él, la pa­re­ja se rom­pió des­pués de que Tal­bot «le vol­vie­ra a pi­llar con otra». Por­que sí, Dunn te­nía tam­bién fa­ma de mu­je­rie­go. Mu­rió jo­ven, a los 38 años, y se ha es­pe­cu­la­do mu­cho con las cau­sas. Lo cier­to es que siem­pre tu­vo pro­ble­mas de sa­lud e in­ten­sos do­lo­res que se fue­ron com­pli­can­do con los años y por su afi­ción al alcohol. El he­cho de que an­tes de mo­rir man­da­ra un ex­tra­ño te­le­gra­ma –«Es­toy OK. La po­li­cía ya es­tá in­ves­ti­gan­do»– com­pli­có aun más las co­sas. ¿Se sui­ci­dó? ¿Le ase­si­na­ron? Pa­re­ce más bien que sus di­fi­cul­ta­des pa­ra res­pi­rar se com­pli­ca­ron por las dro­gas que to­ma­ba con­tra el do­lor, y se le pa­ró el co­ra­zón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.