NOR­MA DUVAL

NOR­MA DUVAL NOS HA­BLA DE SU RE­LA­CIÓN CON EL EM­PRE­SA­RIO ALE­MÁN AFIN­CA­DO EN BA­LEA­RES. TAM­BIÉN DE LAS PRO­PUES­TAS QUE TIE­NE PA­RA VOL­VER A SU­BIR­SE AL ES­CE­NA­RIO, AL­GO QUE ES­TÁ ME­DI­TAN­DO.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR AN­DRÉS GUE­RRA/ FO­TOS: NOE­LIA INIES­TA

“Ma­llor­ca vuel­ve a ser de Matt­hias”.

Ce­le­bra 14 años co­mo em­ba­ja­do­ra de Punt Roma, fir­ma con la que via­ja inau­gu­ran­do bou­ti­ques, mu­chas ve­ces acom­pa­ña­da por su pa­re­ja, Matt­hias Kühn. El em­pre­sa­rio ha su­pe­ra­do la trai­ción que le cau­só un es­tre­cho co­la­bo­ra­dor y vuel­ve a di­ri­gir el ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio más pro­mi­nen­te de Ma­llor­ca mien­tras ella se plan­tea se­ria­men­te re­gre­sar a los es­ce­na­rios. En su me­jor mo­men­to, Nor­ma ha­bla en ex­clu­si­va pa­ra Co­ra­zón. ¿Cuál es el se­cre­to pa­ra man­te­ner esa ima­gen de gla­mour? Qui­zá es por­que soy hi­ja, so­bri­na y her­ma­na de mi­li­tar, así que ten­go mu­cha dis­ci­pli­na. Hu­bie­se si­do una buen mi­li­tar pe­ro en aque­lla épo­ca no se po­día. A mi pa­dre le cos­tó acep­tar que fue­se ar­tis­ta. ¿Fue muy di­fí­cil con­se­guir su sue­ño? Sí, mu­cho, mi ma­dre fue mi alia­da. Lue­go él lo vio con or­gu­llo. Me di­jo: “Si te vas a de­di­car a es­to, tie­nes que ser la nú­me­ro uno”. A los 21 años te­nía em­pre­sa pro­pia y a los 24 me fui a Pa­rís. ¿Es­tá sa­tis­fe­cha de su éxi­to de aque­llos tiem­pos? Hi­ce al­go de re­vis­ta en Es­pa­ña pe­ro so­bre to­do mu­sic hall en el Fo­lies Ber­gè­re. Hoy en día, des­de Be­yon­cé a Ky­lie Mi­no­gue, a quien el otro día vi con un plu­me­ro y el body de len­te­jue­las en­cor­se­ta­do, reivin­di­can el gé­ne­ro. Ce­le­bro que la ve­det­te no ha­ya muer­to sino que se ha­ya trans­for­ma­do. ¿Qué hay de cier­to en que pen­só en con­cur­sar en Su­per­vi­vien­tes? To­tal­men­te fal­so. Ad­mi­ro y res­pe­to a quien es ca­paz de ir a esos si­tios por­que es du­rí­si­mo. ¿Me lo han ofre­ci­do? Sí. Y a mis hi­jos, to­dos los años. No he lle­ga­do ni a ne­go­ciar por­que ni lo ne­ce­si­to ni es mi per­fil ir pa­sar­lo mal, dor­mir en la are­na, que me pi­quen los bi­chos y co­mer un pez en­tre cin­co con el ham­bre que yo ten­go (ri­sas). Su fa­ce­ta co­mo or­ga­ni­za­do­ra de fe­rias (pron­to lan­za­rá la Fe­ria de la Sa­lud) la tie­ne ocu­pa­da, pe­ro ¿su­biría a un es­ce­na­rio si se lo pi­die­se un pro­duc­tor? Me lla­man con­ti­nua­men­te. Y aho­ra me es­tán ten­tan­do pa­ra ha­cer un re­co­pi­la­to­rio de co­sas mías, por­que me fui sin des­pe­dir­me, y tam­bién pa­ra una co­me­dia. Si fi­nal­men­te me de­ci­do, se­rán unas se­ma­ni­tas. Si tra­ba­ja tan­to, Ha­cien­da es­ta­rá muy en­ci­ma.

¡Qué di­ces! Más que han es­ta­do, im­po­si­ble. Me han he­cho ins­pec­cio­nes du­ran­te cin­co años. Es muy sim­ple, se tra­ta de una dis­con­for­mi­dad ju­rí­di­ca: de­por­tis­tas, can­tan­tes y ac­to­res tri­bu­tá­ba­mos per­so­nal­men­te por un la­do y a tra­vés de una so­cie­dad que te re­pre­sen­ta. Siem­pre se hi­zo así. Pues la mul­ta ha si­do de mu­chos ce­ros. Sue­le via­jar siem­pre con Matt­hias. ¿Eso une más o des­gas­ta? Creo que une más por­que te sa­ca de la ru­ti­na, te ha­ce sen­tir vi­va. Pa­ra mí via­jar es des­co­nec­tar. Matt­hias su­frió un gran va­ra­pa­lo judicial cuan­do su ex­ge­ren­te se lle­vó su car­te­ra de clien­tes. ¿Ha con­se­gui­do reha­cer­se? Ese se­ñor fra­ca­só y es­tán en con­cur­so de acree­do­res. Era su je­fe de ven­tas y se lle­vó con él a 25 per­so­nas. A Matt­hias le ha cos­ta­do mu­cho re­mon­tar, fue du­ro per­der a to­dos sus co­mer­cia­les de la no­che a la ma­ña­na. Pe­ro, fi­nal­men­te, lo ha con­se­gui­do. Tie­ne las me­jo­res pro­pie­da­des de la is­la. ¿Ma­llor­ca, in­mo­bi­lia­ria­men­te, vuel­ve a ser su­ya? Ma­llor­ca vuel­ve a ser de Matt­hias Khun. ¿Lo ce­le­bra­rán con una boda? To­do lle­ga­rá, que­re­mos bus­car el mo­men­to. Por cier­tos mo­ti­vos no lo he­mos he­cho, pe­ro es un sim­ple trá­mi­te. ♥

“Ha­cien­da me ha pues­to una mul­ta de mu­chos ce­ros”, con­fie­sa la ar­tis­ta.

Duval re­ve­la que la idea de ca­sar­se con Matt­hias Kühn si­gue en pie. “Que­re­mos bus­car el mo­men­to”, afir­ma Duval.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.