JO­SÉ FER­NAN­DO Y MI­CHU

JO­SÉ FER­NAN­DO PU­DO VER A SU HI­JA, A PE­SAR DE ES­TAR DE­TE­NI­DO POR VIO­LAR, UNA VEZ MÁS, LA OR­DEN DE ALE­JA­MIEN­TO QUE TIE­NE CON­TRA MI­CHU.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR ANA GUE­RRA

Na­ce Ma­ría del Ro­cío, nie­ta de ‘La más gran­de’.

Ma­ría del Ro­cío. Así es co­mo se lla­ma­rá la pri­me­ra nie­ta de Jo­sé Or­te­ga Cano (63). Una es­pe­cie de ho­me­na­je que el dís­co­lo Jo­sé Fer­nan­do ha que­ri­do ren­dir­le a su ma­dre, Ro­cío Ju­ra­do, y qui­zá, un pun­to de par­ti­da pa­ra cons­truir una vi­da or­de­na­da. Ma­ría Je­sús Rodríguez, co­no­ci­da po­pu­lar­men­te co­mo Mi­chu (26), da­ba a luz ron­dan­do el me­dio­día del 4 de ma­yo en el se­vi­llano hos­pi­tal Vir­gen del Ro­cío. Jo­sé Fer­nan­do (23), que días an­tes ha­bía si­do de­te­ni­do por sal­tar­se por enési­ma vez la or­den de ale­ja­mien­to que tie­ne so­bre la ma­dre de su hi­ja, re­ci­bió un per­mi­so pa­ra po­der acu­dir a co­no­cer a la pe­que­ña, tal y co­mo con­fir­ma en con­ver­sa­ción con Co­ra­zón el re­pre­sen­tan­te de la re­cién es­tre­na­da ma­má. LA NOS­TAL­GIA DE MI­CHU

Es­te ade­más nos con­ta­ba que la ni­ña «ha pe­sa­do po­co más de dos ki­los y ha te­ni­do que ser tras­la­da­da a una

in­cu­ba­do­ra». Pre­ci­sa­men­te es­te hecho, que Mi­chu y Ma­ría del Ro­cío es­tu­vie­sen en es­tan­cias se­pa­ra­das en un

prin­ci­pio, es lo que po­si­bi­li­tó que Jo­sé Fer­nan­do pu­die­ra vi­si­tar a la ni­ña sin vol­ver a in­cu­rrir en un de­li­to.

De­ci­mos en un prin­ci­pio por­que, el pa­sa­do lu­nes, 8 de ma­yo, Mi­chu re­ci­bió el alta, pe­ro, da­do que el be­bé se­guía en la in­cu­ba­do­ra, no sa­lió del cen­tro mé­di­co, sino que fue tras­la­da­da a una ha­bi­ta­ción al la­do de su hi­ja. Al cie­rre de esta edición, Mi­chu se­guía en el hos­pi­tal, pe­ro, tal y co­mo nos con­tó su re­pre­sen­tan­te, es­ta­ba pre­vis­to que se die­ra el alta a la pe­que­ña Ro­cío el miér­co­les o el jue­ves y pu­die­ran ir­se a ca­sa.

Ho­ras an­tes de dar a luz, Mi­chu col­gó una ima­gen en Ins­ta­gram en ac­ti­tud muy ca­ri­ño­sa con su pa­re­ja y que­ján­do­se de no po­der com­par­tir jun­tos es­te

momento. «El amor es in­jus­to con las per­so­nas enamo­ra­das. El amor es man­te­ner­se enamo­ra­dos a pe­sar de las dis­cu­sio­nes, amar con de­fec­tos y vir­tu­des, sa­ber per­do­nar y lu­char pa­ra que las co­sas puedan me­jo­rar. ¡Em­pie­za la cuen­ta atrás, pa­pá! Siem­pre tan aten­to y pen­dien­te de

no­so­tras, pe­ro aguan­ta el ti­po. No te arries­gues más. Sé que en tu lu­gar no es fá­cil, pe­ro con­fie­mos en que to­do se so­lu­cio­na­rá pron­to y es­ta­rás con ella to­do el tiem­po que la ne­ce­si­tes.

Te ama­mos», se po­día leer. Los pro­ble­mas de sa­lud de Mi­chu, de­ri­va­dos de una car­dio­pa­tía cró­ni­ca, han pro­vo­ca­do que el em­ba­ra­zo ha­ya si­do más com­pli­ca­do de lo ha­bi­tual, con in­gre­sos hos­pi­ta­la­rios re­gu­la­res. Y Jo­sé Fer­nan­do vio­ló esa or­den de ale­ja­mien­to, que ca­li­fi­có en una de las oca­sio­nes co­mo «un error», pa­ra es­tar a su la­do en el cen­tro mé­di­co. Aho­ra hay que es­pe­rar a que la Jus­ti­cia dic­te sen­ten­cia so­bre él y ver si real­men­te cum­ple con su pa­la­bra: «Me voy a ha­cer car­go de mi hi­jo».

La ni­ña pe­só unos 2 ki­los y fue lle­va­da a la in­cu­ba­do­ra

Sa­lió del hos­pi­tal a co­mer con una ami­ga el miér­co­les 10 de ma­yo, po­co an­tes de que se le die­ra el alta tam­bién a la ni­ña.

Abajo, Jo­sé Fer­nan­do con Or­te­ga Cano y la Ju­ra­do.

Arri­ba, Jo­sé Fer­nan­do a las puer­tas del hos­pi­tal. Con­si­guió un per­mi­so, a pe­sar de es­tar de­te­ni­do des­de días atrás. A la dcha., la úl­ti­ma fo­to que col­gó Mi­chu an­tes de dar a luz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.