RU­BÉN CAS­TI­LLE­RO

EL GA­NA­DOR DE NUES­TRO PAÍS EN EL CER­TA­MEN DE BE­LLE­ZA ES RU­BÉN CAS­TI­LLE­RO, UN VIZ­CAÍNO DE 23 AÑOS QUE SE MUE­VE CO­MO PEZ EN EL AGUA, YA QUE ES BU­ZO.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR CAR­LOS PÉ­REZ GI­MENO

El hom­bre más gua­po de Es­pa­ña.

Aca­ba de con­se­guir al­zar­se con el tí­tu­lo de Mis­ter Internacional Es­pa­ña, y eso le con­vier­te en el re­pre­sen­tan­te de nues­tro país en los cer­tá­me­nes internacionales de be­lle­za mas­cu­li­na que se ce­le­bra­rán en los pró­xi­mos me­ses. Mi­de 1,87 me­tros, tie­ne 23 años y un cuer­po muy cui­da­do que lla­ma la aten­ción no so­lo por su com­ple­xión fí­si­ca, sino tam­bién por los 25 ta­tua­jes que lo de­co­ran. Es bu­zo pro­fe­sio­nal, ac­ti­vi­dad que com­bi­na con la de ani­ma­dor. Vi­ve en Bil­bao y es hi­jo úni­co. ¿Es­pe­ra­ba con­ver­tir­se en Mis­ter Internacional Es­pa­ña? Te­nía cla­ro que me pre­sen­ta­ba pa­ra in­ten­tar ga­nar. Me man­tu­ve en esa te­si­tu­ra, y a me­di­da que iba trans­cu­rrien­do la elec­ción y veía que no me eli­mi­na­ban, fui cre­yén­do­me­lo más, y lo lo­gré. Es­te era su se­gun­do in­ten­to en el con­cur­so. Así es. El pa­sa­do año que­dé fi­na­lis­ta. ¿Por qué de­ci­dió vol­ver a in­ten­tar­lo es­te año? Al que­dar­me a las puer­tas, me llevé un gran dis­gus­to. Fue, co­mo se sue­le de­cir, un ba­jón. Pe­ro eso no me im­pi­dió de­ci­dir­me a probar esta se­gun­da vez. Una vez cum­pli­do su sue­ño, ¿a que se quie­re de­di­car en el fu­tu­ro? Es­toy abier­to a lo que sur­ja, se­gún me di­ri­ja la or­ga­ni­za­ción. Iré cum­plien­do lo que me di­gan. Lo pri­me­ro que ten­go que ha­cer es re­pre­sen­tar bien a mi país. ¿Se plan­tea tras­la­dar­se a Ma­drid? No lo des­car­to, pe­ro pri­me­ro hay que es­pe­rar a ver el

trans­cur­so de los acon­te­ci­mien­tos y des­pués ya de­ci­di­re­mos. ¿Qué ha di­cho su fa­mi­lia de es­te triun­fo? Es­tán muy con­ten­tos, por­que sa­bían lo im­por­tan­te que era pa­ra mí po­der con­se­guir es­te tí­tu­lo. ¿Tie­ne pa­re­ja en es­te momento? ¿Có­mo se ha to­ma­do to­do es­to? Es­toy em­pe­zan­do una re­la­ción con una chi­ca. No hay na­da for­mal to­da­vía, pe­ro se ha ale­gra­do mu­cho co­mo es ló­gi­co. Es­pe­ro que me apo­ye y que tam­bién lo si­gan ha­cien­do las per­so­nas de mi en­torno, que lo han hecho des­de el pri­mer momento. ¿Se ha sor­pren­di­do al­guien por su triun­fo? Ha ha­bi­do gen­te que se ha sor­pren­di­do por mis ta­tua­jes. Ten­go 25 y to­dos es­tán muy pen­sa­dos. Ca­da uno tie­ne un sig­ni­fi­ca­do. El que lle­vo en la pier­na es un cuadro de Go­ya, con tres que­ru­bi­nes y el del me­dio lle­va un pa­ño ro­jo, que es sím­bo­lo de pu­re­za. Nos re­pre­sen­tan a mi padre, mi ma­dre y a mí. ¿Tie­ne her­ma­nos? No, soy hi­jo úni­co. ¿Qué le han di­cho sus com­pa­ñe­ros? To­dos me han di­cho que me lo me­re­cía y que es­tán muy or­gu­llo­sos de mí. Al fi­nal la co­sa que­dó en­tre Mis­ter Va­lla­do­lid y us­ted. ¿Có­mo fue­ron esos mi­nu­tos de la fi­nal an­tes de es­cu­char su nom­bre?

Es­toy em­pe­zan­do una re­la­ción con una chi­ca

Es­tá­ba­mos ten­sos por los ner­vios, pe­ro bro­meá­ba­mos con el se­gun­do pre­mio, que era un via­je a Puer­to Ri­co, y nos de­cía­mos que quien lo ga­na­se in­vi­ta­ba al otro. ¿Cree que des­pués de lo vi­vi­do pue­de sur­gir una amis­tad en­tre am­bos? Por su­pues­to que sí, pe­ro no so­la­men­te en­tre los dos, tam­bién con el res­to de mis com­pa­ñe­ros. De hecho va­mos a or­ga­ni­zar que­da­das. El re­pre­sen­tan­te de Ba­da­joz es el pri­mer hom­bre con so­lo un 15% de vi­sión que se pre­sen­ta a un con­cur­so de es­te ti­po en nues­tro país. Se le ha vis­to a us­ted muy pen­dien­te de él en to­do momento. To­dos lo he­mos es­ta­do. Se lo me­re­ce to­do y es un sím­bo­lo de co­ra­je. Ha ve­ni­do a un cer­ta­men de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, pe­se a te­ner una mi­nus­va­lía y en to­do momento ha si­do uno más. ¿Tie­ne al­gún re­fe­ren­te en el mun­do de los cer­tá­me­nes de be­lle­za mas­cu­li­na? Co­mo re­fe­ren­te, creo que nin­guno, tan so­lo Jor­ge Fer­nán­dez, que tam­bién es vas­co. Él fue el pri­me­ro. Aho­ra ya so­mos dos. Le co­noz­co de Bil­bao y es una per­so­na en­can­ta­do­ra. ¿Le gus­ta­ría se­guir los pa­sos de otro vas­co, co­mo es Jon Kor­ta­ja­re­na, que ha lle­ga­do a lo más al­to? Me en­can­ta­ría, aun­que eso ya son pa­la­bras ma­yo­res. Él es un top mo­del y pa­ra mí se­ría lo má­xi­mo po­der con­se­guir un ter­cio de lo que él ha lo­gra­do. Y ade­más le co­noz­co, es de mi barrio. Es una per­so­na su­per­ama­ble y muy cer­ca­na.

Ru­bén mi­de 1,87 m y com­pa­gi­na su pa­sión por el mar con su tra­ba­jo co­mo ani­ma­dor.

Al­fon­so Rodríguez, Mis­ter Ba­da­joz, es el pri­mer cie­go que se pre­sen­ta al con­cur­so en Es­pa­ña. Que­dó en­tre los fi­na­lis­tas.

Ru­bén, en el cen­tro, que­dó el pri­me­ro, por de­lan­te del va­lli­so­le­tano Ga­briel Ca­rro (a su iz­da.) y el ex­tre­me­ño Ale­jan­dro Ci­fo (a su dcha.).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.