UN GRAN SUS­TO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO -

MA­RÍA TE­RE­SA CAM­POS se re­cu­pe­ra en la Fun­da­ción Ji­mé­nez Díaz tras su­frir una is­que­mia ce­re­bral.

La pa­cien­te Ma­ría Te­re­sa Cam­pos Lu­que (75) ha in­gre­sa­do es­ta tar­de en la Fun­da­ción Ji­mé­nez Díaz, con el diag­nós­ti­co de is­que­mia ce­re­bral en te­rri­to­rio ver­te­bro­ba­si­lar. En el mo­men­to ac­tual se en­cuen­tra cons­cien­te, clí­ni­ca y he­mo­di­ná­mi­ca­men­te. Es­te in­for­me mé­di­co se emi­te a pe­ti­ción de la fa­mi­lia a la que se le ha­ce en­tre­ga». Así in­for­ma­ba el cen­tro mé­di­co so­bre el mo­ti­vo por el que la pre­sen­ta­do­ra ha­bía si­do in­gre­sa­da.

Ma­ría Te­re­sa es­ta­ba en su ca­sa, el mar­tes 16 de ma­yo, cuan­do se en­con­tró al­go ma­rea­da y sin­tió la pér­di­da de la vi­sión de un ojo. Aler­ta­da, se lo di­jo al per­so­nal de ser­vi­cio que tra­ba­ja en su ca­sa, que la tras­la­da­ron so­bre las 18.00 ho­ras a la Clí­ni­ca La Luz (Madrid). Al no es­tar di­cho cen­tro ca­pa­ci­ta­do pa­ra prac­ti­car­le el pro­to­co­lo de ic­tus, fue de­ri­va­da a la Fun­da­ción Ji­mé­nez Díaz,

don­de se de­ter­mi­nó que per­ma­ne­cie­ra en la UCI, en ob­ser­va­ción, du­ran­te 72 ho­ras. Tras la aler­ta sem­bra­da en­tre sus com­pa­ñe­ros de Te­le­cin­co, su hi­ja Car­men Bo­rre­go (50), que no se ha se­pa­ra­do de su ma­dre –al igual que su otra hi­ja, Te­re­lu Cam­pos–, en­tra­ba por te­lé­fono en Su­per­vi­vien­tes: úl­ti­ma ho­ra (Te­le­cin­co), pa­ra cal­mar los áni­mos. «Es­tá es­ta­ble y tran­qui­la. Hay que es­pe­rar unas ho­ras la evo­lu­ción, por eso es­tá con­tro­la­da en la UCI. Sa­be que es­táis to­dos pen­dien­tes y os lo agra­dez­co en su nom­bre», co- men­za­ba su re­la­to an­te las pre­gun­tas de un Jor­ge Ja­vier Váz­quez con ges­to preo­cu­pa­do. Bo­rre­go in­sis­tió en que su ma­dre es­ta­ba man­te­nien­do la cal­ma: «De­be ser co­mo un me­ca­nis­mo de de­fen­sa que tie­ne, que cuan­do le pa­sa al­go así, ha­ce bro­mas pa­ra tran­qui­li­zar­nos».

RE­CU­PE­RA­CIÓN LEN­TA

Tam­bién con­fe­sa­ba que era la pro­pia co­mu­ni­ca­do­ra la que ha­bía pe­di­do que no se le di­je­ra na­da a Ed­mun­do Arro­cet (67), que se en­cuen­tra par­ti­ci­pan­do en

Su­per­vi­vien­tes. «Si to­do va bien, no se le va a de­cir na­da. Si sur­gen pro­ble­mas ya to­ma­re­mos no­so­tros la de­ci­sión que sea con­ve­nien­te de si hay que avi­sar­le», co­men­ta­ba Car­men. «Te­re­lu y yo es­ta­mos muy preo­cu­pa­das, pe­ro las no­ti­cias mé­di­cas son

bue­nas», aña­día an­tes de ase­gu­rar que se­rá una re­cu­pe­ra­ción len­ta. La mis­ma de­ter­mi­na­rá cuá­les son las se­cue­las que le que­dan en ese ojo que fue el que le dio el avi­so y gra­cias al que se ha de­tec­ta­do a tiem­po al­go que po­día ha­ber te­ni­do peo­res con­se­cuen­cias.

Car­men y Te­re­lu (arri­ba) no se han se­pa­ra­do de su ma­dre en nin­gún mo­men­to. A la dcha., Ed­mun­do, que se en­cuen­tra par­ti­ci­pan­do ‘Su­per­vi­vien­tes’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.