PIP­PA MIDD­LE­TON Y JA­MES MATT­HEWS

PIP­PA MIDD­LE­TON YA ES UNA MU­JER CASADA. SU ENLACE CON JA­MES MATT­HEWS, CE­LE­BRA­DO EN LA CAM­PI­ÑA IN­GLE­SA, CON­GRE­GÓ A MIEM­BROS DE LA REALE­ZA Y ATRA­JO LA ATEN­CIÓN DE LOS ME­DIOS DE CO­MU­NI­CA­CIÓN.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR RE­DAC­CIÓN

Una boda ca­si real.

Ha si­do la boda del año en el Reino Uni­do. Los no­vios, Pip­pa Midd­le­ton y Ja­mes Matt­hews, no per­te­ne­cen a la reale­za, pe­ro es­tar em­pa­ren­ta­dos con ella ha­cía del enlace un evento con tin­tes prin­ci­pes­cos y gran ex­pec­ta­ción me­diá­ti­ca. Tam­bién con si­mi­li­tu­des con la úl­ti­ma boda en la casa Wind­sor, la de los du­ques de Cam­brid­ge. Pa­ra em­pe­zar, por­que el ves­ti­do de la novia guar­da­ba cier­to pa­re­ci­do con el de su her­ma­na, la du­que­sa, aunque el look nup­cial de Catalina fue­ra de Sa­rah Bur­ton y el de Pip­pa, de Gi­les Dea­con. Y pa­ra se­guir, por­que la lis­ta que con­for­ma­ban los 150 in­vi­ta­dos era de lo más se­lec­ta. Por ello, de­ce­nas de

pa­pa­raz­zi se apos­ta­ron en el ex­te­rior de la co­no­ci­da

IN­VI­TA­DOS VI­SI­BLES

Se ha­bía es­pe­cu­la­do con la pre­sen­cia de la ac­triz en la boda y fi­nal­men­te asis­tió. Eso sí, no po­só an­te las cá­ma­ras, que no pu­die­ron cap­tar­la ni tan si­quie­ra cuan­do en­tra­ba en el asien­to de atrás de un vehícu­lo junto al prín­ci­pe. Quie­nes sí se de­ja­ron ver fue­ron otros in­vi­ta­dos ilus­tres co­mo el tenista Roger Fe­de­rer y los her­ma­nos de la novia. Ja­mes Midd­le­ton, que lle­gó del bra­zo de su ma­dre, Ca­ro­le, es­tu­vo con su novia, la pre­sen­ta­do­ra Don­na Air. Por su par­te, Catalina, de lo más dis­cre­ta, es­tu­vo me­ti­da en su pa­pel de cui­da­do­ra de los más pe­que­ños, que ejer­cie­ron de pa­jes. igle­sia de En­gle­field pa­ra in­ten­tar cap­tar la me­jor ins­tan­tá­nea de los no­vios. Tam­bién de la nue­va pa­re­ja es­tre­lla del Reino Uni­do: el prín­ci­pe Enrique y Meg­han Mar­kle. Pe­ro esa ima­gen no se pro­du­jo. La in­tér­pre­te, cons­cien­te del in­te­rés que des­pier­ta, no apa­re­ció por la ca­pi­lla pa­ra no ro­bar pro­ta­go­nis­mo a los no­vios. Se­gún la pren­sa in­gle­sa, sí que es­tu­vo des­pués en el ban­que­te ce­le­bra­do en casa de los Midd­le­ton, a es­ca­sos ki­ló­me­tros de la igle­sia.

Catalina de Cam­brid­ge, her­ma­na de la novia, cui­dó de los pa­jes, en­tre los que se en­con­tra­ban sus dos hijos, Jorge y Car­lo­ta (dcha.). Los prí­nic­pes Guillermo y Enrique lle­ga­ron jun­tos (iz­da.).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.