ASÍ LOS VI­VEN GIL 13 AÑOS DES­PUÉS

PER­SE­GUI­DOS POR LA JUS­TI­CIA Y POR HA­CIEN­DA. ASÍ ES CO­MO SE EN­CUEN­TRAN LOS MIEM­BROS DEL CLAN RE­CIÉN CUM­PLI­DO EL ANIVER­SA­RIO DE LA MUER­TE DEL PA­TRIAR­CA. ANA­LI­ZA­MOS LA SI­TUA­CIÓN DE CA­DA UNO DE ELLOS.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - ACTUALIDAD - POR JUAN LUIS GALIACHO

Es­te mes de ma­yo se cum­plen 13 años de la muer­te de Jesús Gil y Gil (1933-2004) y tres dé­ca­das de su en­tra­da en el Atlé­ti­co de Madrid, club que pa­só a do­mi­nar tras su con­ver­sión en So­cie­dad Anó­ni­ma y que se­ría su pla­ta­for­ma me­diá­ti­ca para sus in­tere­ses eco­nó­mi­cos y po­lí­ti­cos. Hoy su mu­jer, María Án­ge­les Ma­rín Cobo, y sus cua­tro hi­jos, Jesús, Mi­guel Án­gel, My­riam y Óscar, vi­ven apar­ta­dos de los fo­cos me­diá­ti­cos. Se les ve con un per­fil mu­cho más ba­jo del que te­nían cuan­do vi­vía su pa­dre, cuan­do eran pro­ta­go­nis­tas de even­tos, fies­tas y de­más pla­ce­res de la vi­da.

NO DE­JÓ HE­REN­CIA

Sus he­re­de­ros de­cla­ra­ron en 2004 que el pa­tri­mo­nio ne­to pro­vi­sio­nal de Gil tras su muer­te as­cen­día a 625.007 eu­ros en par­ti­ci­pa­cio­nes en em­pre­sas, pe­ro con tan so­lo una li­qui­dez de 854 eu­ros. To­do ello, con el pre­su­mi­ble ob­je­ti­vo de pro­te­ger a la fa­mi­lia del pe­so de Ha­cien­da y la Jus­ti­cia. Sin em­bar­go, el Tri­bu­nal de Cuen­tas, en abril de 2011, obli­ga­ba a sus cua­tro hi­jos a de­vol­ver a la ciu­dad de Mar­be­lla 105 mi­llo­nes de eu­ros que su pa­dre se ha­bía em­bol­sa­do irre­gu­lar­men­te.

Es­te Tri­bu­nal con­si­de­ró que es­ta era la can­ti­dad que Jesús Gil y Gil ha­bía

des­via­do de las ar­cas pú­bli­cas a su pe­cu­lio per­so­nal co­mo al­cal­de de Mar­be­lla du­ran­te 11 años. A pe­sar de es­te re­que­ri­mien­to, la fa­mi­lia no de­vol­vió na­da. To­do ello lle­vó al em­bar­go de 150 pro­pie­da­des de sus he­re­de­ros por par­te del Tri­bu­nal de Cuen­tas. Para es­te ór­gano: «Al acep­tar la he­ren­cia de su pro­ge­ni­tor, los cua­tro hi­jos de Gil lo su­ce­den en to­dos sus de­re­chos y obli­ga­cio­nes».

Pe­ro el Tri­bu­nal de Cuen­tas no es el úni­co que bus­ca hoy co­brar sus deu­das de la fa­mi­lia Gil. La Agen­cia Tri­bu­ta­ria tam­bién per­si­gue a sus cua­tro vás­ta­gos, con ins­pec­cio­nes du­ras y pe­rió­di­cas, co­mo la úl­ti­ma rea­li­za­da a Mi­guel Án­gel, consejero delegado del Atlé­ti­co de Madrid. Por ejem­plo, en la lis­ta de los prin­ci­pa­les deu­do­res a Ha­cien­da se en­cuen­tra tam­bién una de las em­pre­sas del clan Gil, la pro­mo­to­ra in­mo­bi­lia­ria Pro­mo­cio­nes Gua­dal­qui­vir, con más de 36 mi­llo­nes de eu­ros de deu­da. Co­mo ad­mi­nis­tra­do­ra úni­ca de la com­pa­ñía fi­gu­ra María Án­ge­les, viu­da del con­tro­ver­ti­do pro­pie­ta­rio Y mien­tras que Ha­cien­da y el Tri­bu­nal de Cuen­tas les per­si­guen, ca­da uno de ellos con­ti­núa con una for­ma de vi­da va­ria­da y ya in­de­pen­dien­te. El clan es­ta di­vi­di­do y so­lo lo man­tie­ne la ma­triar­ca. Les ana­li­za­mos, uno a uno.♥

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.