Po­ké­mon Go Afi­nan­do la fór­mu­la

Pe­se a lle­var so­lo unos me­ses dis­po­ni­ble, la re­vo­lu­cio­na­ria apli­ca­ción de Nian­tic y Nin­ten­do ya cuen­ta con un gran sa­co de no­ve­da­des ju­ga­bles y co­rrec­cio­nes de fa­llos que tie­nen por ob­je­ti­vo man­te­ner el uso de la «app», que ha des­cen­di­do úl­ti­ma­men­te, an­te

La Voz de Galicia (A Coruña) - Internet y Redes Sociales - - Reportaje - TEX­TO: BRAIS CAPELÁN

Nian­tic y Nin­ten­do tie­nen un ob­je­ti­vo cla­ro: man­te­ner la po­pu­la­ri­dad de Po­ké­mon Go más allá de los pri­me­ros me­ses de uso. Los da­tos in­di­can que mi­llo­nes de usua­rios han de­ja­do de la­do la co­no­ci­da apli­ca­ción tras las pri­me­ras se­ma­nas.

Sin em­bar­go, am­bas com­pa­ñías to­da­vía se guar­dan unos cuan­tos ases ba­jo la man­ga pa­ra con­ser­var a los ju­ga­do­res más fie­les a la mí­ti­ca fran­qui­cia de Game Boy, re­con­ver­ti­da pa­ra ser dis­fru­ta­ra en cual­quier lu­gar.

MÁS ES­TRA­TE­GIA

Uno de los grandes ras­gos de Po­ké­mon Go que más di­vi­den a los ju­ga­do­res es su sim- pli­ci­dad, sin po­si­bi­li­dad de com­ba­tir con otros ju­ga­do­res. Pa­re­ce que Nian­tic bus­ca que los en­tre­na­do­res am­plíen su co­lec­ción de cria­tu­ras an­tes de lu­char en­tre ami­gos. Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos días co­no­cía­mos la apa­ri­ción de Po­ké­mon Ba­lan­ce, una im­ple­men­ta­ción del jue­go que per­mi­te a los usua­rios co­no­cer me­jor las ha­bi­li­da­des de sus «po­ké­mons», tan­to en ata­que co­mo en de­fen­sa, con el fin de sa­ber cua­les son me­jo­res pa­ra el com­ba­te. Por el momento no se han con­cre­ta­do fe­chas pa­ra po­der pe­lear con nues­tras cria­tu­ras con­tra otras per­so­nas.

SIS­TE­MA DE RAS­TREO

Ca­da vez es­tá más cer­ca el lan­za­mien­to del nue­vo sis­te­ma de ras­treo de la in­ter­faz de Po­ké­mon Go. Es­ta nue­va ac­tua­li­za­ción sus­ti­tui­ría a la si­lue­ta de los po­ké­mon en el ra­dar.

La apa­ri­ción de las dis­tin­tas cria­tu­ras es­ta­rían re­la­cio­na­das con la ubi­ca­ción de las po­ke­pa­ra­das. De es­ta for­ma, el usua­rio po­drá sa­ber ha­cia don­de di­ri­gir­se pa­ra en­con­trar al po­ké­mon desea­do. Las po­si­bi­li­da­des de en­con­trar al ob­je­ti­vo au­men­ta­rían en las cer­ca­nías de los pun­tos de in­te­rés mar­ca­dos en el ma­pa.

Con es­ta ac­tua­li­za­ción se pier­de par­te del fac­tor alea­to­rio que ca­rac­te­ri­za­ba al jue­go en su lan­za­mien­to a co­mien­zos de ju­lio.

ES­TOS ÚL­TI­MOS DÍAS HAN CO­MEN­ZA­DO A CLAU­SU­RAR­SE LAS CUEN­TAS DE JU­GA­DO­RES TRAM­PO­SOS

FUERA LOS TRAM­PO­SOS

Es­tos úl­ti­mos días han co­men­za­do tam­bién a clau­su­rar­se las cuen­tas de los ju­ga­do­res tram­po­sos de Po­ké­mon Go. Nian­tic ha em­pe­za­do a en­viar men­sa­jes a los afi­cio­na­dos, dan­do por ce­rra­dos sus per­fi­les del jue­go de­bi­do al in­cum­pli­mien­to de las nor­mas de buen uso de la apli­ca­ción. Mu- chos usua­rios han col­ga­do los co­rreos que han re­ci­bi­do de la desa­rro­lla­do­ra, que in­clu­ye un en­la­ce pa­ra re­cla­mar en ca­so de que pu­die­se tra­tar­se de un error.

SIN APPS NO OFI­CIA­LES

Uno de los mo­ti­vos por los que Nian­tic ha co­men­za­do a ce­rrar cier­tas cuen­tas de ju­ga­do­res es el uso de apli­ca­cio­nes de ter­ce­ros, que pro­vo­can un gas­to enor­me de re­cur­sos en los ser­vi­do­res de Po­ké­mon Go.

Uno de los ob­je­ti­vos prin­ci­pa­les de la com­pa­ñía es Po­kéRa­dar, que ayu­da a los usua­rios a en­con­trar nue­vas cria­tu­ras. Des­de la di­rec­ción de la em­pre­sa desa­rro­lla­do­ra con­si­de­ran que es­tas fir­mas no ofi­cia­les pe­ne­tran en el sis­te­ma de Po­ké­mon Go, lo que su­po­ne una vul­ne­ra­ción de los tér­mi­nos y con­di­cio­nes de uso. De he­cho, tras el blo­queo de es­tas apli­ca­cio­nes, el con­su­mo de re­cur­sos des­cen­dió ex­po­nen­cial­men­te.

UL­TI­MAN­DO GO PLUS

Al fi­na­les de sep­tiem­bre lle­ga­rá a las tien­das la pul­se­ra Po­ké­mon Go Plus, que per­mi­ti­rá a los ju­ga­do­res cap­tu­rar a sus cria­tu­ras a tra­vés de es­te ac­ce­so­rio, que tie­ne co­mo ob­je­ti­vo de «ofre­cer la má­xi­ma ca­li­dad po­si­ble», se­gún los propios res­pon­sa­bles. La pul­se­ra ya ha ago­ta­do re­ser­vas en to­do el mun­do.

CO­LA­BO­RA­CIÓN

Otra de las cir­cuns­tan­cias que han mar­ca­do el rá­pi­do as­cen­so de Po­ké­mon Go es su aco­gi­da en ne­go­cios y has­ta Ad­mi­nis­tra­cio­nes. Ha­ce unos días el Con­ce­llo de San­tia­go pre­sen­ta­ba su pro­pia he­rra­mien­ta pa­ra lo­ca­li­zar to­das las «po­ke­pa­ra­das» de Compostela. Tam­bién se han po­di­do ver nu­me­ro­sos re­cla­mos en las prin­ci­pa­les ciudades, don­de hos­te­le­ros y pe­que­ños ne­go­cios se apro­ve­chan del ti­rón de jue­go pa­ra es­po­lear sus ven­tas.

SIN LE­GEN­DA­RIOS

El au­men­to pro­gre­si­vo de cria­tu­ras es otro de los ali­cien­tes que tie­ne Po­ké­mon Go pa­ra se­guir en­gan­chan­do ju­ga­do­res. Ha­ce po­co un usua­rio des­cu­brió a uno de los «po­ké­mon» le­gen­da­rios. Aun­que, en prin­ci­pio, no se po­drían cap­tu­rar es­te ti­po de cria­tu­ras, un fa­llo per­mi­tió a unos po­cos usua­rios lo­ca­li­zar­los en el ma­pa. Nian­tic ya a sub­sa­na­do el error, pe­ro es­te des­pis­te con­fir­ma la pre­sen­cia fu­tu­ra de es­te ti­po de «po­ké­mons».

ERRADICANDO FA­LLOS

Lo pri­me­ro que han he­cho los pro­gra­ma­do­res de Nian­tic es eli­mi­nar los pe­que­ños fa­llos que pre­sen­ta­ba la apli­ca­ción en su lan­za­mien­to, co­mo el ele­va­do con­su­mo de ba­te­ría en iOS o los blo­queos en las cap­tu­ras. Ade­más, se han in­clui­do men­sa­jes de ad­ver­ten­cia pa­ra de­ter­mi­na­das, si­tua­cio­nes co­mo cuan­do es­ta­mos en un au­to­mó­vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.