Una se­gun­da vi­da pa­ra las es­ca­mas del pes­ca­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de Galicia (OneOff ALL) - - TERRA - SA­RA CA­BRE­RO

Las es­ca­mas de pes­ca­do, con­si­de­ra­das un desecho más, pue­den con­ver­tir­se en to­da una re­vo­lu­ción en el sec­tor. Un sin­fín de in­ves­ti­ga­cio­nes dis­per­sas por to­do el glo­bo ya tra­tan de bus­car una se­gun­da vi­da a un pro­duc­to que has­ta la fe­cha no cuen­ta con nin­gún va­lor aña­di­do. Pe­ro to­do pue­de cam­biar. Por­que los re­sul­ta­dos ya de­mues­tran que es­te res­to pue­de te­ner más de un in­tere­san­te uso en el fu­tu­ro.

Va­rios es­tu­dios han de­mos­tra­do que es­te des­per­di­cio pue­de ser re­con­ver­ti­do en una es­pe­cie de plás­ti­co con el que fa­bri­car ar­tícu­los co­mo va­sos o pla­tos. Ex­per­tos de pres­ti­gio­sas en­ti­da­des co­mo el Ro­yal Co­lle­ge of Art en Lon­dres de­mos­tra­ban que a tra­vés de un pro­ce­so que tan so­lo re­quie­re ca­lor, pre­sión al­ta y tin­tes na­tu­ra­les, se pue­de crear un plás­ti­co real­men­te re­sis­ten­te del que pue­den sa­lir ga­fas o azu­le­jos de­co­ra­ti­vos.

Ge­ne­ra­do­res eléctricos

Pe­ro la se­gun­da vi­da de es­te desecho va mu­cho más allá. Un equi­po cien­tí­fi­co de la Uni­ver­si­dad de Ja­dav­pur, en Cal­cu­ta, lo­gra­ba fa­bri­car pe­que­ños ge­ne­ra­do­res eléctricos usan­do res­tos de pes­ca­do co­mo úni­ca fuen­te de ener­gía. Se­gún ex­pli­ca­ban los pro­pios in­ves­ti­ga­do­res, las es­ca­mas, po­see­do­ras de fi­bras de co­lá­geno con pro­pie­da­des pie­zo­eléc­tri­cas, son ca­pa­ces de ge­ne­rar una car­ga eléc­tri­ca a par­tir de un mo­vi­mien­to me­cá­ni­co. A pe­sar de que es­tas pro­pie­da­des con nom­bre lla­ma­ti­vo eran ya co­no­ci­das en el mun­do de la cien­cia, los dis­po­si­ti­vos que se uti­li­za­ban ha­bi­tual­men­te con­te­nían ma­te­ria­les con­ta­mi­nan­tes. El re­to de cam­biar es­tos ele­men­tos por otros más res­pe­tuo­sos con el me­dio ambiente lle­vó a los in­ves­ti­ga­do­res a pro­bar con las es­ca­mas, con­si­guien­do re­sul­ta­dos real­men­te sorprendentes.

Pe­ro hay más. Por­que tam­bién se ha con­se­gui­do pro­bar que la par­te me­nos no­ble del pes­ca­do pue­de te­ner fu­tu­ro co­mo tra­ta­mien­to de que­ma­du­ras. Un gru­po de cien­tí­fi­cos bra­si­le­ños co­men­zó es­te año a in­ves­ti­gar las po­si­bi­li­da­des de la piel del pez ti­la­pia co­mo fór­mu­la pa­ra ali­viar el do­lor y, al mis­mo tiem­po, re­du­cir los cos­tes del tra­ta­mien­to. Las es­ca­mas de es­te ani­mal de ori­gen afri­cano tie­nen al­to con­te­ni­do de co­lá­geno y ba­ja can­ti­dad de gra­sa, lo que lo con­vier­te en el me­jor can­di­da­to pa­ra in­ci­dir en es­ta lí­nea de in­ves­ti­ga­ción.

EDUAR­DO PÉREZ

Los desechos pue­den usar­se pa­ra fa­bri­car plás­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.