La no­ti­cia a cua­tro ma­nos

Dos pro­fe­so­res se reúnen pa­ra tra­ba­jar jun­tos en cla­se la no­ti­cia del día

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de la Escuela - - PORTADA -

Cla­ro que las me­jo­res de­mos­tra­cio­nes de a cua­tro ma­nos po­de­mos en­con­trar­las en los gran­des con­cier­tos de piano. Es­cu­cha­mos, por ejem­plo, la in­ter­pre­ta­ción a dúo que nos ofre­cen de El la­go de los cis­nes, de Chai­kovs­ki, en https://goo.gl/zV­wHGc

¿Dos mejor que uno, si nos re­fe­ri­mos a los in­tér­pre­tes? Cua­tro mejor que dos, si ha­bla­mos de las ma­nos. Tán­dem de pro­fe­so­res en­se­ñan­do en cla­se es la idea, ya an­ti­gua, que vuel­ve a re­sur­gir. Otro nom­bre: do­cen­cia com­par­ti­da. Sue­na a más clá­si­co y abs­trac­to, pe­ro ahí es­tá co­mo tí­tu­lo su­ge­ren­te y re­pe­ti­do en con­gre­sos, cur­sos de re­no­va­ción y re­ci­cla­je de pro­fe­so­res.

Y si bus­ca­mos tí­tu­lo nu­mé­ri­co: edu­car a pa­res. Si bus­ca­mos el tí­tu­lo his­tó­ri­co: la es­cue­la sin mu­ros, por lo que lle­va con­si­go la ex­pe­rien­cia de tra­ba­jar en au­las más am­plias pa­ra dos sec­cio­nes jun­tas con dos pro­fe­so­res, con de­rrum­be de ta­bi­que in­clui­do. Nos mue­ve el sen­ti­do so­cial de ayu­da en­tre pro­fe­so­res: ¿y tú qué ha­ces pa­ra lo­grar tan­to en tu cla­se? Ven y qué­da­te: des­de en­ton­ces, tam­bién lo re­co­no­ce­mos co­mo en­se­ñan­za a dos.

Una no­ti­cia, di­ver­sas au­las, ca­da una con su pro­fe­sor

Se­ría el es­tu­dio y ex­pli­ca­ción de un mis­mo te­ma, pe­ro vis­to des­de di­fe­ren­tes áreas. Ca­da pro­fe­sor tra­ba­ja la no­ti­cia con sus alum­nos en fun­ción de su di­fe­ren­te área es­pe­cí­fi­ca: len­gua, cien­cia, so­cia­les, ma­te­má­ti­cas, de­por­te... Al fi­nal, ta­ller de mues­tra in­ter­dis­ci­pli­nar por el pa­si­llo, con mo­ti­vo del día de o de la no­ti­cia cla­ve que a to­dos im­pac­ta y se le rin­de tri­bu­to. Tie­ne éxi­to, se apren­de mu­cho y ador­na bien el co­le­gio en­te­ro, si to­dos cuel­gan

pú­bli­ca­men­te sus tra­ba­jos.

Una no­ti­cia, un au­la, un pro­fe­sor

Se eli­ge un te­ma, una no­ti­cia con­cre­ta, un es­pe­cial día de. El pro­fe­sor se es­fuer­za un mon­tón. Los alum­nos tam­bién. Y, si hay suer­te y pa­red por­que la co­sa que­dó bo­ni­ta, se cuel­ga la pan­car­ta, sin sa­lir­se de su pro­pia au­la. To­do que­da en ca­sa.

Una no­ti­cia, un au­la, dos sec­cio­nes, dos pro­fe­so­res

Eso, a cua­tro ma­nos. Tra­ba­jo con la mis­ma no­ti­cia y re­cur­sos. Los re­sul­ta­dos pue­den re­sul­tar pa­re­ci­dos a la an­te­rior pro­pues­ta.

Pe­ro la pre­gun­ta cla­ve es es­ta: ¿qué ha si­do mejor pa­ra el pro­fe­sor, pa­ra los dos pro­fe­so­res? Y, por su­pues­to, a pe­que­ño y lar­go pla­zo, ¿qué va re­sul­tan­do mejor pa­ra los alum­nos?

JO­SE MA­NUEL CA­SAL

Aun­que las me­jo­res de­mos­tra­cio­nes a cua­tro ma­nos es­tán en los con­cier­tos de piano, la do­cen­cia com­par­ti­da tam­bién tie­ne sus ven­ta­jas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.