Con la ban­de­ra del fe­mi­nis­mo

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de la Escuela - - SOCIALES -

En otro as­pec­to nos de­mues­tra tam­bién Cer­van­tes un mo­do de pen­sar pro­gre­sis­ta. No se ha­bía in­ven­ta­do to­da­vía el fe­mi­nis­mo, pe­ro se mues­tra abier­ta­men­te fe­mi­nis­ta, no so­lo por la abun­dan­cia de per­so­na­jes fe­me­ni­nos con va­lo­res po­si­ti­vos que va pre­sen­tan­do a lo lar­go de la obra, sino que de un for­ma es­pe­cí­fi­ca pue­de com­pro­bar­se la de­fen­sa que ha­ce de la au­to­no­mía e in­de­pen­den­cia de la mu­jer en la his­to­ria que cuen­ta en los ca­pí­tu­los 12, 13 y 14 acer­ca de la aven­tu­ra de la be­lla Marcela que, por su re­cha­zo amo­ro­so, fue cau­sa in­vo­lun­ta­ria de la muer­te por mal de amo­res del estudiante Gri­sós­to­mo.

Cuan­do, du­ran­te el en­tie­rro del ma­lo­gra­do jo­ven to­dos la acu­sa­ban de su muer­te, la be­lla pas­to­ra se de­fen­dió con un ra­zo­na­do dis­cur­so en el que es­ta­ble­ció su in­de­pen­den­cia y su de­re­cho a de­cir no se­gún su pro­pia vo­lun­tad y sen­ti­mien­to: «Ten­go li­bre con­di­ción, y no gus­to de su­je­tar­me; ni quie­ro ni abo­rrez­co a na­die; no en­ga­ño a es­te, ni so­li­ci­to a aquel, ni bur­lo con uno, ni me en­tre­ten­go con el otro».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.