Li­bros (el qué) y no­ti­cias (el para qué)

Los exá­me­nes mi­den qué sa­bes de la asig­na­tu­ra y las no­ti­cias in­di­can en qué pue­des em­plear­lo

La Voz de Galicia (A Coruña) - La Voz de la Escuela - - PORTADA -

No se tra­ta, por su­pues­to, de pro­mo­ver una orien­ta­ción pro­fe­sio­nal des­de los pri­me­ros años del co­le­gio del tú sir­ves para es­te em­pleo y tú para es­te otro, sa­bien­do ade­más que po­cos ten­drán en el fu­tu­ro la suer­te de tra­ba­jar en el pues­to ade­cua­do y en el mo­men­to idó­neo.

Cada uno ve­rá y que la suer­te le acom­pa­ñe, sue­le de­cir­se an­te in­cier­tas pre­mo­ni­cio­nes del fu­tu­ro. Pe­ro tam­po­co está muy bien que los co­le­gios ca­mi­nen a cie­gas, ca­si a puer­ta ce­rra­da, y de me­dir en los exá­me­nes so­lo el do­mi­nio que cada alumno tiene de su asig­na­tu­ra, sin preo­cu­par­se del para qué, sean cuá­les fue­ren las no­ti­cias que en cada mo­men­to bus­can aten­ción y re­me­dio.

LAS NO­TI­CIAS A EXA­MEN

En to­do ca­so, lo que en el mun­do pa­sa en el cam­po de las cien­cias, en mú­si­ca, en li­te­ra­tu­ra, en his­to­ria, geo­gra­fía, de­por­te, so­cia­les, ma­te­má­ti­cas, ar­te, idio­mas y to­do lo de­más ¿no tiene si­quie­ra una com­pro­ba­ción en las prue­bas de co­no­ci­mien­to y ac­ti­tu­des que un co­le­gio pro­po­ne a sus alum­nos cuan­do mi­de los re­sul­ta­dos en cada asig­na­tu­ra o área de en­se­ñan­za ofi­cial? ¿No sir­ven las no­ti­cias si­quie­ra de es­tí­mu­lo y re­to para que pro­fe­so­res y alum­nos se ani­men an­te los pro­ble­mas y opor­tu­ni­da­des que se ofre­cen o de­nun­cian cada día en los pe­rió­di­cos y ac­tua­li­dad de cada día?

¿SOBRESALIENTES DE LI­BRO?

¿Pue­de un alumno lle­var un so­bre­sa­lien­te en las asig­na­tu­ras que tie­nen es­pe­cial re­la­ción con no­ti­cias afi­nes sin lo­grar ex­pli­car con cla­ri­dad e in­te­li­gen­cia có­mo se ori­gi­na un te­rre­mo­to que con­mo­vió a Ecua­dor y al mun­do en­te­ro, o al me­nos los dos tor­na­dos cer­ca­nos de A Po­bra y Car­no­ta? ¿O la di­fe­ren­cia de me­di­ción del GPS que da una ci­fra de ma­yor al­tu­ra del Chim­bo­ra­zo so­bre el Eve­rest? ¿O en So­cia­les la no­ti­cia de los re­fu­gia­dos de Ido­me­ni, por dón­de que­da, de dón­de vie­nen y a dón­de quie­ren lle­gar? ¿O en Tec­no­lo­gía la prohi­bi­ción de las ven­ta­jas de lle­var o no el mó­vil a cla­se? ¿En His­to­ria, Ar­te o Li­te­ra­tu­ra, por su­pues­to, el cuar­to cen­te­na­rio de Cer­van­tes? ¿Bas­tan los sobresalientes asép­ti­cos de li­bro, y ya?

LA AC­TUA­LI­DAD, UN PUNTO

Na­die in­ten­ta, ni tal vez lo con­se­gui­ría, cam­biar la pun­tua­ción ofi­cial. Los alum­nos tie­nen su de­re­cho a ser va­lo­ra­dos se­gún los ba­re­mos es­ta­ble­ci­dos, má­xi­me cuan­do de ello de­pen­de su cla­si­fi­ca­ción y opor­tu­ni­da­des para su in­gre­so en las res­pec­ti­vas uni­ver­si­da­des o cen­tros su­pe­rio­res.

Pe­ro de­be­ría exis­tir un punto de ex­ce­len­cia que pre­mie el co­no­ci­mien­to de la ac­tua­li­dad al que, ade­más de sus al­tas no­tas aca­dé­mi­cas, fue­se cons­cien­te de lo que está su­ce­dien­do en la sociedad res­pec­to a te­mas, pro­ble­mas y so­lu­cio­nes re­la­cio­na­das con sus op­cio­nes de es­tu­dio.

Cuen­tan de un pro­fe­sor-doc­tor de una uni­ver­si­dad nór­di­ca a quien lla­ma­ron para di­lu­ci­dar a quién de los dos alum­nos, am­bos de ex­pe­dien­te aca­dé­mi­co bri­llan­te, le po­dían dar la be­ca es­pe­cial de es­tu­dios que exis­tía en esa ma­te­ria. Los dos as­pi­ran­tes lo­gra­ban la me­jor ca­li­fi­ca­ción en las prue­bas a las que les ha­bían so­me­ti­do. La res­pues­ta fue cla­ra. El ilus­tre y as­tu­to doc­tor les pi­dió que ex­pu­sie­ran qué co­ne­xión en­con­tra­ban en­tre las no­ti­cias de los pe­rió­di­cos y la ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria que ellos que­rían es­tu­diar. La so­lu­ción fue ta­jan­te e in­me­dia­ta: La uni­ver­si­dad tu­vo que dar, en vez de una, dos be­cas. Am­bos es­tu­dian­tes ha­bían leí­do ya los pe­rió­di­cos de la se­ma­na. Lo ha­cían to­dos los días. Am­bos en­tra­ron. Y el se­ñor doc­tor di­jo sí: la ac­tua­li­dad, un punto más.

CARLOS OCAMPO

En las eva­lua­cio­nes de­be­ría exis­tir un punto de ex­ce­len­cia que pre­mie el co­no­ci­mien­to de la ac­tua­li­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.