Am­bi­de­lei­te, una em­pre­sa con ol­fa­to

Jo­se Luis Ote­ro es el im­pul­sor de un ne­go­cio de­di­ca­do a crear am­bien­tes con olor La aro­ma­ti­za­ción de es­pa­cios es el con­cep­to en el que se ba­sa es­ta com­pa­ñía

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Ia­go Sán­chez

En el 2013, la em­pre­sa en la que Jo­sé Luis Ote­ro tra­ba­ja­ba co­mo co­mer­cial hi­zo un ERE. «Sa­bía que me iban a echar, así que de­ci­dí re­unir­me con ellos pa­ra pre­sen­tar el des­pi­do vo­lun­ta­rio y po­der ne­go­ciar me­jor las con­di­cio­nes», di­ce. Así fue co­mo el aho­ra due­ño de Am­bi­de­lei­te que­dó en el pa­ro. Es­ta his­to­ria po­dría ser la de mi­llo­nes de es­pa­ño­les. Pe­ro tras dos años bus­can­do em­pleos sin éxi­to, el aho­ra em­pre­sa­rio op­tó por sa­car pe­cho y mon­tar su pro­pio ne­go­cio. «Me ofre­cían tra­ba­jar un mon­tón de ho­ras por un sa­la­rio muy ba­jo, así que de­ci­dí que pa­ra tra­ba­jar tan­to mon­ta­ba mi pro­pia em­pre­sa y ya es­tá».

Así fue co­mo en sep­tiem­bre del 2015, Jo­sé Luis, jun­to a otro so­cio, se ins­ta­ló en la in­cu­ba­do­ra de em­pre­sas de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de San­tia­go de Com­pos­te­la y pu­so en mar­cha la em­pre­sa de már­ke­ting ol­fa­ti­vo Am­bi­de­lei­te. No fue na­da fá­cil da­do el con­tex­to de cri­sis. «Es muy di­fí­cil po­ner un ne­go­cio en mar­cha. Tie­nes que ha­cer una in­ver­sión ini­cial pa­ra que eche a an­dar la bo­la de nie­ve, y hay mu­cha in­cer­ti­dum­bre, por­que si en un pun­to la em­pre­sa no avan­za, no pue­des dar mar­cha atrás», di­ce.

A las tra­bas eco­nó­mi­cas se unen las de ti­po bu­ro­crá­ti­co, y es que Es­pa­ña no es un buen lu­gar pa­ra los em­pren­de­do­res. «Al em­pe­zar, tie­nes siem­pre más gas­tos que in­gre­sos y pa­ra que eso se re­vier­ta ne­ce­si­tas un tiem­po pa­ra asen­tar­te en el mer­ca­do. Pe­ro du­ran­te esa eta­pa tie­nes que pa­gar los im­pues­tos ga­nes o pier­das», di­ce Jo­sé Luis. Aún así, ape­nas un año des­pués y tras una in­ver­sión ini­cial de 12.000 eu­ros, la bo­la de nie­ve rue­da a buen rit­mo, tan­to que el em­pre­sa­rio ya pien­sa en con­tra­tar a un em­plea­do el año que vie­ne.

«El vi­ve­ro de em­pre­sas nos ayu­dó mu­cho ce­dién­do­nos es­pa­cios y dán­do­nos ase­so­ra­mien­to en net­wor­king», afir­ma Jo­sé Luis. Pe­ro a las di­fi­cul­ta­des pro­pias de po­ner en mar­cha un ne­go­cio se unie­ron las des­en­ca­de­na­das por la inex­pe­rien­cia. Por­que Jo­sé Luis sa­bía po­co de olo­res cuan­do se zam­bu­lló en el mun­di­llo de la aro­ma­ti­za­ción. «Apren­des a ba­se de pa­los», di­ce. Pe­ro así fue co­mo, me­dian­te el ensayo y error, Jo­sé Luis apren­dió de for­ma au­to­di­dac­ta y hoy el fu­tu­ro de Am­bi­de­lei­te pin­ta bien. «He­mos lo­gra­do ha­cer una car­te­ra es­ta­ble de clien­tes y va en au­men­to». Es­ta car­te­ra tie­ne co­mo ba­se la con­fian­za. «Ofre­ce­mos a nues­tro clien­tes ca­li­dad y se­gu­ri­dad, si des­pués de pro­bar el pro­duc­to du­ran­te unos me­ses no les gus­ta nos los de­vuel­ven y les re­in­te­gra­mos el di­ne­ro». Así es co­mo cre­ce una em­pre­sa de­di­ca­da a un sec­tor en ple­na ex­plo­ra­ción, el del már­ke­ting ol­fa­ti­vo. Es­ta téc­ni­ca con­sis­te en aro­ma­ti­zar los es­pa­cios pa­ra que el clien­te aso­cie el olor a una mar­ca o di­rec­ta­men­te in­ci­tar­le a ha­cer una com­pra. Es el me­ca­nis­mo que se da cuan­do el aro­ma que des­pren­de una pas­te­le­ría nos in­ci­ta a en­trar en el es­ta­ble­ci­mien­to a com­prar un dul­ce. La cla­ve es que Am­bi­de­lei­te ofre­ce fra­gan­cias per­so­na­li­za­das pa­ra sus clien­tes. «Gran par­te de nues­tro pú­bli­co per­te­ne­ce al sec­tor de la hos­te­le­ría», co­men­ta Jo­sé Luis, aun­que acla­ra que «tam­bién ven­de­mos a par­ti­cu­la­res». De he­cho, uno de ca­da cin­co clien­tes que com­pran los pro­duc­tos de Am­bi­de­lei­te pa­ra su ne­go­cio aca­ban tam­bién pi­dién­do­los pa­ra sus hogares.

La fir­ma ga­lle­ga arran­ca con dos em­plea­dos y pre­vé am­pliar la plan­ti­lla el año pró­xi­mo El se­gui­mien­to y ga­ran­tía del pro­duc­to es cla­ve pa­ra con­se­guir una bue­na car­te­ra de clien­tes

Jo­se Luis Ote­ro es el due­ño y fun­dan­dor de Am­bi­de­lei­te que creó ha­ce un año

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.